Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:10

Raúl De La Puente, presidente de la ANEF:

"Andrés Velasco ha adquirido un poder desproporcionado"

por 9 noviembre 2009

El dirigente hace una dura crítica al ministro de Hacienda y asegura que la Presidenta Bachelet, pese a "ser encantadora", está cometiendo un grave error político al dejar en sus manos las decisiones sectoriales, sociales y laborales. También reprocha la ausencia de la ministra Serrano, advierte que todo esto puede ser negativo para el candidato Frei y afirma que "no queremos que el próximo gobierno sea la continuidad laboral de este, que respecto al empleo en la administración pública nos ha negado la estabilidad y la carrera funcionaria".

Los próximos tres días son claves para las que se auguran complejas negociaciones entre los funcionarios públicos y el Gobierno: hoy lunes debieran terminar las conversaciones con el ministerio de Hacienda y entre el martes y el miércoles los parlamentarios deberán tomar una decisión frente a la propuesta final que el jefe de la cartera, Andrés Velasco, les envíe con respecto al reajuste del sector.

Según explica el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), Raúl de La Puente, la falta de acuerdo con Velasco se mantiene, debido a que el Secretario de Estado no presentó una nueva cifra de reajuste en la última reunión que mantuvieron el viernes pasado, y "no se ha movido del 2,5 por ciento".

Guarismo muy distante al 8 por ciento al que aspiran los trabajadores. Tampoco hay acuerdo en cuanto a los bonos: el gremio pide uno de término de negociación y otro nuevo de vacaciones, pero desde La Moneda sólo están dispuestos a entregar el primero.

Otro punto clave tiene que ver con la situación de empleo que existe en la administración pública, debido a que el alto porcentaje de personal a contrata -53 por ciento- "está muy por encima de lo que contempla el Estatuto Administrativo, que admite sólo un 20 por ciento". Pero "el Gobierno se niega a modificar esto, a pesar de que un empleo a contrata en la administración pública significa no tener carrera funcionaria, lo que se traduce en servicios que no van a tener buena calidad".

Por otro lado, De La Puente recuerda que la Presidenta Michelle Bachelet contrajo con ellos un compromiso en enero de 2006 -producto de un encuentro con todos los candidatos presidenciales en agosto de 2005- donde ella se comprometió a resolver la inestabilidad y precariedad en los empleos de la administración pública, a través del envío de leyes para regular la situación, lo que nunca se concretó.

El dirigente asegura que ya llevan tres años en negociaciones con el ministerio de Hacienda, porque "ese es el interlocutor que nos pusieron. Pero Velasco se niega a disminuir el número a contrata y aumentar el número de planta. Además de que hay 30 mil funcionarios a honorarios".

- Finalmente es el ministerio de Hacienda el que "corta el queque" en este y la mayoría de los temas, como el caso de los profesores y la deuda histórica ¿cómo evalúa el rol que ha tenido Andrés Velasco en este gobierno?
-Creo que el ministerio de Hacienda y el ministro Velasco ha adquirido un poder desproporcionado, que no le corresponde, en que la Presidenta ha permitido que tome decisiones en ámbitos que son sectoriales, sociales y laborales.

Además, la ministra del Trabajo permanece ausente en los temas laborales. Echamos de menos profundamente a Osvaldo Andrade, porque si bien es cierto Hacienda pretendía copar esos espacios, él tenía la habilidad política suficiente para poder hacer respetar la posición de su cartera. A mi me parece que en los temas laborales y sociales Velasco no tiene experticia, que es una persona que puede ser un técnico en lo económico, aún cuando para mí tiene una visión demasiado economicista.

- ¿Qué es lo que echa de menos en esta negociación?
- Una persona que tenga un dominio más político, sobre todo en un año electoral, donde se están jugando cartas muy importantes de cambios y donde la Concertación corre el peligro de perder.

- ¿Electoralmente los resultados de esta movilización podrían ser claves traducidos en votos?
- El reajuste involucra a 600 mil personas -entre trabajadores de diversos sectores públicos, incluidos 150 mil militares-. Todas ellas tienen derecho a voto, porque para ser empleado público tenemos que estar inscritos en los registros electorales. Más nuestras familias, significa un universo de aproximadamente un millón y medio de votos. Yo creo que eso el gobierno no lo visualiza.

Velasco continúa argumentando que la inflación y el crecimiento son negativos, lo cual es verdad. Pero él siempre ha negociado de otra forma: años anteriores nosotros pedíamos discutir el reajuste en base a inflación y crecimiento pasado, y él siempre lo discutía en base a la inflación futura, y al crecimiento futuro. Y ahora se cambió de caballo. Nos dice que estamos ganando plata, así que ya no juega con el criterio que siempre jugó.

- ¿Qué le piden ustedes que tenga en cuenta?
- Le hemos dicho que aquí hay una crisis que no se produce todos los años, por lo que hoy no podemos hacer una negociación como las que hemos hecho siempre: hay que reactivar el país, y el dinero en el bolsillo de los trabajadores significa dinamizar la demanda interna. Que este año además hay una elección presidencial y parlamentaria en la que se decidirán cosas importantes para el país. Le pedimos que tenga, más allá de una mirada economicista, una mirada política.

- ¿Y qué responde él?
- El viernes me dijo, mira Raúl, fíjate que la Presidenta tiene 80 por ciento de aprobación política. Yo le respondí que efectivamente la Presidenta es encantadora, pero creo que políticamente se están equivocando en lo que están haciendo.

- ¿No se refirió también al alto apoyo que él ostenta?
- No se refiere, pero lo deja ver indirectamente. En todo caso todos estos porcentajes son muy subjetivos, muy sentimentales y emocionales porque hay otros factores que están interviniendo.

- ¿Cómo cuáles?
- No creo que sea conveniente plantearlos, porque sería entrar a situaciones más personales.

- ¿Se refiere al accidente que sufrió su hija?
- Sí, por eso no me quiero referir a esos temas. Creo que en esta negociación es necesario que la Presidenta participe, esté más cercana o que envíe a algún ministro más político que apoye esta situación.

- ¿Y por qué cree usted que la Presidenta no ha tomado esta vía? Las movilizaciones de los funcionarios públicos y de los profesores se están juntando, claramente la campaña de Frei no está en su mejor minuto, estamos a semanas de las elecciones...
-Ella confía mucho en Velasco. Es una persona muy leal con su equipo colaborador. Pero creo que está cometiendo una profunda equivocación.

La "reflexión electoral" de la ANEF

- La situación de Velasco también ha sido tema entre algunas facciones del oficialismo, donde no evalúan con muy buenos ojos el aterrizaje del economista en el comando de Frei. ¿Cómo lo ve usted?
- No sé, yo no pertenezco al comando de Frei, y en este minuto no estoy participando en ninguno. Estoy en una etapa de reflexión y mucha gente nuestra está en lo mismo.

-¿Qué tipo de reflexión?
-Visualizando cual va a ser nuestra posición el 13 de diciembre.

- ¿No está claro que su candidato va a ser Frei?
- La posición que podamos tomar en primera vuelta no está clara. En segunda vuelta vamos a votar por las personas que creen en el Estado y los derechos de los trabajadores donde hay un candidato que no se ha pronunciado respecto a esto y claramente tiene otra extracción.

- ¿Entonces si ME-O pasara a segunda vuelta lo ven como una posibilidad también?
- Sí. Lo que pasa es que Enríquez-Ominami no se ha acercado mucho a nosotros, estamos esperando que también se pronuncie respecto a los derechos de los trabajadores del Estado y el empleo en la administración pública.

- ¿Esta "etapa de reflexión" cuándo partió, luego de que se bajó su candidatura como diputado o ahora?
-(Sonríe) No, mi candidatura fue un acuerdo de dirigentes de la CUT y de la asamblea de la ANEF, porque llegado un momento no quise tener que luchar en contra de otros dirigentes y hacer de la candidatura a diputado una disputa que pudiera malentenderse: tengo más vocación por lo sindical y social que por lo político profesional.

- ¿Entonces esta reflexión tiene que ver con que siente que la Concertación y su candidato desde el punto de vista social no se está acercando a las necesidades que plantean?
- Necesitamos tener mayores señales por parte del candidato Frei, más decisión a favor de los trabajadores y el empleo. Él se ha manifestado como una persona de acuerdo con que se necesita más y mejor Estado, con lo que concordamos. Pero falta una mayor precisión respecto a negociación colectiva, derecho a huelga, trabajadores públicos y estabilidad laboral de ellos. No queremos que el próximo gobierno sea la continuidad laboral de este, que respecto al empleo en la administración pública nos ha negado la estabilidad y la carrera funcionaria.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes