Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:10

Análisis post derrota de Lavín

La negociación con Piñera se le fue de las manos a la UDI

por 15 diciembre 2009

La negociación con Piñera se le fue de las manos a la UDI
Aunque el gremialismo no deja de resaltar su buena performance en materia de diputados para bajarle el perfil a la devastadora derrota del ex alcalde, algunos ya se debaten entre la urgencia de rayarle la cancha a Sebastián Piñera antes del balotaje y quienes creen que a estas alturas ya no hay nada más que hacer. Fríamente calculan que la figura del ex alcalde dejó de ser indispensable para el empresario.

Pasará mucho tiempo antes de que la UDI deje de llorar la derrota de Joaquín Lavín en la Quinta Región Costa. Pero como la vida tiene que seguir...trata de pasar el trago amargo organizando los festejos por el “histórico” triunfo obtenido en materia de diputados, celebración que se efectuará esta semana. Y aunque los máximos dirigentes tratan de olvidar concentrándose en los preparativos de tan magno evento; otros, pese a lamentar el episodio se suman a la postura oficial y aseguran que éste “no va a tener efectos colaterales”, con lo que apuntan a que no existe ninguna posibilidad de que el gremialismo se baje de la candidatura de Sebastián Piñera. Pero a pesar de que algunos aspiran a que el partido haga valer su “peso político específico” dentro del pacto ahora, antes del balotaje, otros estiman que esa posibilidad “se le fue de las manos” a los líderes  y que la única perspectiva que les queda es “jugar sus fichas en el Parlamento” a partir del próximo año.

El diputado “kasista” Felipe Ward es de los primeros. Si bien para el legislador “hay que entender que estamos tras un objetivo mayor” que es llegar a La Moneda después de 50 años, “en política las señales son importantes”. “En la práctica, la UDI va a ser el partido eje del pacto. Eso es algo que nos hemos ganado con votos y hay que dejarlo claro desde ahora, antes de la campaña de segunda vuelta y antes de llegar al gobierno”, dice.

 ¿De qué se está hablando en concreto? A la UDI le complica usar términos como representación proporcional y, con mayor razón  cuoteo político, y para Ward no es diferente. Es por ello que prefiere aclarar que “se trata de comprender que en esta elección ha habido mucha generosidad” de parte de su colectividad y que debido a eso el piñerismo tiene que entender que algunas de las figuras emblemáticas que perdieron frente a sus socios “tienen mucho que aportar como servidores públicos”, es decir, en cargos de gobierno.

 Su conclusión es que “el programa de la UDI tiene que estar bien representado en el gobierno”. Ese mismo que tantos dolores de cabeza le causó a Piñera y también al timonel gremialista Juan Antonio Coloma durante la primera fase de la campaña. Eso, en castellano puro se llama como le dicen con toda soltura en la Concertación: cuoteo. La postura de Ward no es para nada aislada. En calle Suecia tienen la aspiración de que figuras como Lavín, Rodrigo Álvarez o Marcelo Forni, entre otros, sean considerados seriamente en un futuro gabinete. Y las bases para ello hay que dejarlas sentadas ahora, para no encontrase con sorpresas desagradables post segunda vuelta. Algo que, por cierto, se habría abordado en la tradicional reunión de mesa de los lunes.

 Una fuente de la tienda es más precisa y asegura que en lo que resta de campaña no aceptarán que “se nos notifique a través de los diarios” las posturas de Piñera respecto de temas que son sensibles para un sector del partido y que tampoco permitirán que “no se respete la institucionalidad interna”, por lo que exigirán que las posiciones del abanderado sean debatidas al interior de la UDI antes de que el empresario las haga públicas. Y advierte que “si nos sentimos amenazados, vamos a reaccionar”.

 Con un análisis mucho más frío otra fuente repara en que a estas alturas el partido se quedó “sin espacio de maniobra. A la UDI se le fue de las manos la campaña”. Y porque tiene la convicción de que en el actual escenario, Piñera “va a hacer lo que quiera” sin considerar a sus aliados, plantea la tesis de que ya que el gremialismo “no tiene posibilidad de negociación en este momento, va a tener que jugar sus fichas en el Parlamento. Ahí tendrá que pasarle la cuenta” al abanderado. No por nada recuerda que la tienda obtuvo 40 diputados con lo que sin lugar a dudas podrá manejar las votaciones.

 Para esta fuente, conocedora de las bases de su partido, “la necesidad de cambio es demasiado fuerte y la gente siente que Piñera es su única esperanza, por lo que la inercia de la sensación de que el triunfo está a la mano hará que voten por él” en una marea que sería difícil de controlar para los dirigentes si por alguna razón quisieran hacerlo. Todo, a pesar del dolor de haber perdido a una figura emblemática como Lavín. Por lo que en su análisis ve improbable que posturas como las de Felipe Ward y otros tengan alguna acogida en el piñerismo. Sobre todo porque la caída de Lavín frente a Francisco Chahuán parece haberle restado bonos al ex alcalde y ya habría dejado de ser imprescindible para asegurar el triunfo del empresario.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes