Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:12

Falsificación de vinos de exportación

El lucrativo negocio que perjudica a Baco

por 1 enero 2010

El lucrativo negocio que perjudica a Baco
Anualmente el país produce más de 60 millones de litros de este licor, de los cuales casi el 80% se destina a la exportación y el porcentaje restante se queda en el mercado nacional. Sin embargo, Chile no escapa al incremento del fraude en la industria, situación que ocurre en todo el mundo.

Se trata de un lucrativo comercio, ya que el vino falsificado puede dejar márgenes de utilidad muy elevados,  por encima de 200%. A este punto se debe agregar que no paga el impuesto  a las bebidas alcohólicas, (15%.) además del IVA.

Durante el año 2009 fueron innumerables los casos que involucró a marcas de prestigio con falsificaciones vendidas en distintos mercados, según señala una investigación de la escuela de Agronomía de la Universidad Iberoamericana, elaborada por el alumno Teddie Barahona y el profesor Francisco Kiger, director de la Escuela.

Solo en el mercado persa de Santiago se pudo detectar que la red de vino falsificado es muy amplia y organizada. Los “distribuidores” del lugar,  indicaron que a diario venden sobre 150.000 pesos, en los “días malos”.

Vigilantes contactados por celulares y atentos a la eventual llegada de fiscalización del SAG u otra autoridad,  conforman la red de protección con la que se articula este “negocio” que representa un potencial peligro para la imagen del vino nacional en el mundo.

La facilidad con que se obtienen copias de etiquetas de marcas reconocidas hace que se tema que en el futuro,  en distintas plazas,  aparezcan falsificaciones de vinos de prestigio.

El mejor público para este negocio son los compradores que se inician en la degustación de buenos productos. De esta forma se sorprende a  la buena fe de compradores novatos que se guían en sus compras por el prestigio de las marcas.

A manera de ejemplo, se puede encontrar por  25 mil pesos  una botella de Clos Apalta,  de la Viña Casa La postolle. En el mercado formal, cada una de ellas cuesta entre $80 mil y $100 mil y, difícilmente, puede bajar tanto de precio.

Los viñateros chilenos temen que en poco tiempo esto llegue con fuerza. Es un tema que está recién partiendo. Hace 10 años, en el mercado masivo nacional no había vinos cuyo costo se elevara por encima  de los $10 mil.  Hoy existen   productos de lujo y con el ello el evidente interés de conseguirlos por menos de su valor.

Botellas de vino de Montes, Montgras, los Vascos y Tamaya son sólo algunos de los que se han encontrado en mercados persa.

Sin embargo, todavía la piratería en Chile es muy burda, ya que se trata de una adulteración básica en la que lavan botellas y las rellenan con vino a granel. Se reconocen fácilmente porque la cápsula de sellado casi nunca corresponde a la original y están tapados con corchos de muy mala calidad. Las etiquetas falsificadas vienen con errores significativos, ortografía, supuestos valles de cultivo como puente alto o la cantidad de ML;  700 ml o 800 ml. Lo correcto es 750.

Sin embargo, en los mercados internacionales existen botellas casi idénticas a las originales.

La recomendación fundamental es comprar en locales autorizados como supermercados o tiendas especializadas y desconfiar de los vinos muy baratos en relación al valor de mercado.

En Europa se estima en un 30% las  falsificaciones de vinos que se venden.

En China más del 70% de las botellas importadas que se venden en restaurantes son falsas. En México, en tanto, las ventas de vinos y licores han bajado un 3% anual por este comercio ilegal. En Francia, el problema estuvo a punto de costarle la quiebra a una viña de la zona de Saint Émilion.

Los riesgos para la salud

En las botellas adulteradas no hay seguridad de que tengan un correcto lavado, más aun si se considera que generalmente son conseguidas en los residuos domiciliarios. Basura y recolectores de botellas.

En los envases de vino falsificado se encontró una alta presencia de material particulado, el que decantaba al dejar la botella en posición horizontal.

Sobre  la calidad del vino encontrado, fundamentalmente se detectó evidentes síntomas de avinagramiento. El vino había sufrido una etapa de alteración originada por bacterias acéticas, que son los microorganismos responsables de la producción de acidez volátil, particularidad atribuida al ácido acético y fundamentalmente, al acetato de etilo. Estos dos componentes son, básicamente, los responsables de alterar el aroma y sabor.

En resumen  la falta de higiene y el tratamiento artesanal del producto pueden hacer que la ingesta del  vino provoque una alteración estomacal, que generalmente las personas atribuirán a la comida. Jamás sospecharan del “excelente” vino que compraron.

Etiquetas de seguridad

Una compañía Suiza se encuentra en plena etapa de  prueba  de una etiqueta de seguridad.  Se trata de una etiqueta de 17mm de ancho por 70mm de largo que lleva un craquelado que impide que sea despegada sin romperse e incorpora un código para cada botella con la información que el bodeguero haya querido incorporar.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes