Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:57

Sociólogo elogió al candidato y reconoce su triunfo como “la mayor probabilidad”

El guiño piñerista de Eugenio Tironi

por 6 enero 2010

El guiño piñerista de Eugenio Tironi
En la primera vuelta apostó por Frei aunque siempre creyó que era un mal candidato. Se peleó con Pablo Halpern, director de comunicaciones del abanderado DC, hasta que éste se fue. Entremedio se hizo cargo de la franja y en privado dijo que si mostraban mucho al senador DC perdían. Ahora dice que el dueño de Chilevisión es el más probable sucesor de Bachelet. Político, analista, comunicador estratégico, lobbista, Tironi tiene un sitio privilegiado en el mundo privado. Sepa por qué no está dispuesto a perderlo. Aunque cambie el gobierno.

Con un sitial privilegiado como consultor en el mundo privado, no son pocos los que vieron en su columna "Piñerismo", publicada este martes en El Mercurio, un giro estratégico de Eugenio Tironi para mantener un espacio de influencia en un eventual gobierno de Sebastián Piñera. Uno de sus socios en Tironi & Asociados es hermano del diputado UDI Patricio Melero. Y él, una de las personas que mejor ha descrito ideológicamente los vaivenes de la Concertación.

Mientras en el establishment se comenta la columna de Patricio Navia, quien no descarta su apoyo a Piñera, el guiño de Eugenio Tironi al empresario, incluyó cuotas de ironía, “palos” a la UDI, pero también reconocimientos que no fueron bien recibidos en el entorno de Eduardo Frei.

El sociólogo, ex Mapu, que mucho antes decretó la muerte de la Transición, la Concertación, y el fin del Mapu, se dio tiempo para hablar sobre el candidato de oposición, donde más allá del contexto medio irónico, deslizó algunos elogios.

“Piñera está hoy en una posición espectable para ganar el 17 de enero. Pero su éxito va aún más allá: fundó una nueva derecha, el piñerismo (…) transpira éxito y optimismo, a diferencia de los políticos tradicionales, que creen que es mejor mimetizarse con las miserias de la gente (…) él está más allá de los roles tradicionales: es único; es una celebridad”, escribe Tironi, quien durante la primera vuelta electoral trabajó en el comando de Eduardo Frei, a pesar de estar convencido que es un mal candidato.

En ese período Tironi también mantuvo fuertes roces con Pablo Halpern, director de comunicaciones muy cercano al abanderado, que lo llevó al comando y terminó alejándose de la campaña, antes que el propio Tironi. Este, por su parte, se hizo cargo de la franja televisiva. Pero en privado dijo que si mostraban mucho al senador DC, perdían. Luego, de a poco, fue replegándose. Hasta su columna del martes.

“Con Bachelet hizo lo mismo. Cuando Piñera se empezó a inflar empezaron los halagos a través de sus columnas. Hizo dos. Cuando se dio cuenta que ganaba  Bachelet empezó a escribir elogiándola  a ella”, dice un ex colaborador de Frei.

Por todo ello, para quienes lo conocen, este giro en su evaluación pública de los candidatos, conforme se perfila el ganador no es nada nuevo. Un adherente de Frei y crítico de Tironi, que trabajó en el comando, dice que no le sorprendió para nada.  “Con  Bachelet en el 2005 hizo lo mismo. Cuando Piñera se empezó a inflar, al final de la primera vuelta, empezaron los halagos  a través de sus columnas en El Mercurio. Hizo dos. Pero luego, cuando se dio cuenta que ganaba Bachelet empezó a escribir elogiándola  a ella”.

La fiesta interminable

Antes de que la Concertación proclamara a Michelle Bachelet como candidata única, la actual presidenta de la República estaba en competencia con Soledad Alvear. Tironi la asesoraba y sobre el “fenómeno Bachelet” dijo a Revista Cosas a mediados de 2005 que “en el Chile actual estamos acostumbrados –en todos los ámbitos– al surgimiento de fenómenos que son muy relevantes, pero que no permanecen en el tiempo (…) si uno mira la política chilena, los candidatos no se forjan en años, y menos en meses, sino que más bien en décadas”.

Cambió de opinión pronto. Un año después en el Decano, el 21 de febrero de 2006, escribió: “Michelle Bachelet representa un nuevo liderazgo. En sus primeros pasos ha impresionado por su fidelidad con ella misma”.

Para algunos, las fluctuaciones de Tironi tienen que ver con su vínculo en el mundo privado a través de su consultora en comunicación estratégica Tironi & Asociados, que existe hace 15 años y ha tenido entre sus clientes a Unilever, Endesa y varias de sus filiales en el negocio de la generación hidroeléctrica, Celulosa Arauco, la aseguradora Royal Sun Alliance, Kauffman S.A., Hewlett Packard, VTR, Metrogas, el grupo Santander, entre otros.

Farmacias Salcobrand fue uno de los vínculos que le trajo más dolores de cabeza. Cuando estalló el escándalo de la acusación de colusión de las farmacias, Frei pedía cárcel para los eventuales coludidos mientras Tironi tenía a Salcobrand como clientes al tiempo que asesoraba al candidato oficialista, tal como reveló entonces El Mostrador. Por cierto, Tironi es parte del directorio de Enersis, la filial de Endesa donde están sus viejos conocidos  Jorge Rosenblut y Jaime Estévez.

Según el historiador Alfredo Jocelyn-Holt  este punto de vista comercial tiene que ver con la columna de marras: “Quizá se está tratando de posicionar en su calidad de analista pero eso es también poco claro. Piñera va a tender puentes con la DC, el aylwinismo y parte del Mapu. Lo claro es que no se quieren quedar fuera de escena, fuera de la fiesta. Tironi siempre tiene que estar en la fiesta”, recalca.

Los puentes de oro

Un consultor de la competencia en la “industria” de la comunicación estratégica dice que “si no tienes redes con el gobierno en este negocio, te mueres. Él está asegurándose de que eso no ocurra si gana Piñera”.

Para ello, la relación con José Manuel Melero, socio director de su empresa y hermano del diputado UDI, Patricio Melero, junto a su "muy buena relación con Cristián Larroulet", dicen en el mercado de la comunicación estratégica, se perfilan como dos grandes activos.

“Santificar que se pueda actuar sin problemas en política y negocios, no tiene nombre. Más aún dos días después de la franja donde Frei critica a Piñera abiertamente con el spot de la tarjeta” dice Carlos Huneeus.

Larroulet, economista del instituto Libertad & Desarrollo (ligado a la UDI), se perfila como posible ministro de la Secretaría General de la Presidencia, en un eventual gobierno de Sebastián Piñera. Por dicha repartición transitan los proyectos de ley desde y hacia el Congreso. El lugar ideal para que un “lobbista” extienda sus redes. Claro que a Tironi nunca le ha gustado ese título.

Las virtudes de San Sebastián

“(Piñera) No  representa la típica figura del político, cuya trayectoria está marcada por diferentes roles, pero siempre en el ámbito público. Él está en múltiples actividades, en especial en cuatro que excitan la imaginación de la gente: los viajes, el fútbol, la TV y la política. Transpira éxito y optimismo, a diferencia de los políticos tradicionales, que creen que es mejor mimetizarse con las miserias de la gente”, escribe Tironi.

Ese, para Carlos Huneeus, es el párrafo “más inaceptable”. Según el director del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC), cuya encuesta fue la que predijo con mayor certeza el resultado de la elección presidencial, “santificar el hecho de que se pueda actuar sin problemas en política y negocios, me parece que no tiene nombre. Más aún dos días después de la franja donde Frei lo critica  abiertamente con el spot de la tarjeta. Me parece una deslealtad”.

Huneeus, vinculado a la DC, remata con una sospecha primigenia: “Tironi es muy inteligente, pero no es un analista. En este caso escribe para sus clientes”.

Consultado ayer temprano, otro colaborador del comando de Frei que ya conoce su “modus operandi” apostaba doble contra sencillo que Tironi seguro después daría una entrevista aclarando sus dichos. “Esa es la técnica”, dijo.

Precisamente por la tarde en La Segunda Tironi tuvo espacio para aclarar que “yo no estoy actuando como partidario de Frei, sino como un analista y no puedo descartar la opción de que gane Piñera, más bien al revés. Esa es, a ojos vista, la mayor probabilidad”

Aunque este conflicto no alcanzó la notoriedad de la confesión de Patricio Navia, el  senador Nelson Avila (que perdió la reelección) le dedicó un ácido comentario en Twitter: “Tironi, como un caracol terrestre, deja la huella de su babita brillosa y ya dirige los cachos para donde cree que alumbrara el sol”.

En tanto, Roberto Méndez, director de Adimark y asesor de Piñera se mostró perplejo. En la misma red social le escribió el siguiente mensaje: "¿Tironi es el heraldo del Piñerismo? No se entiende. Una explicación para los espíritus simples". A lo cual el sociólogo -que definió que la mejor estrategia comunicacional de un gobierno es no tenerla- respondió reenviando el mensaje a sus contactos y dijo estar "impresionado" por las reacciones ante su columna.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes