Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

En menos que canta un gallo se asociaron con la derecha

Radicales provocan primera crisis post derrota de la Concertación

por 22 enero 2010

Radicales provocan primera crisis post derrota de la Concertación
La bancada del partido optó por firmar un acuerdo con la oposición, que a partir del 11 de marzo estará en el gobierno, para encabezar la Cámara Baja, en vez de llegar a un arreglo con sus aliados históricos. Mientras en la coalición de gobierno los más alterados incluso los tildan de traidores, el renunciado timonel Fernando Meza argumenta que sólo buscaban dar gobernabilidad a la Corporación.

Una negociación que la UDI inició en diciembre pasado, sondeando a los diputados  radicales, luego de tener ratificada su amplia mayoría en la Cámara Baja, concluyó el jueves en la mañana cuando se dio a conocer el acuerdo según el cual la derecha presidirá la Corporación tres de los próximos cuatro años de gobierno de Sebastián Piñera.

Este año el PRI  iba a encabezar  la testera si las cúpulas del Partido Radical ratificaban el pacto del que ahora nadie se quiere hacer responsable. Por lo pronto, en la Concertación esperaban que la decisión adoptada se rectificara, de manera de “reconstruir las fuerzas” y enfrentar unidos el “poder total” del nuevo gobierno. Así, son los radicales los que provocan la primera crisis del conglomerado oficialista tras la derrota del 17 de enero.

La molestia con ellos es notoria y para algunos es considerado el primer efecto del desmoronamiento de la Concertación, aunque nadie justifica en ningún caso lo obrado por esta bancada. En este sentido, el subjefe de los diputados DC, Gonzalo Duarte, aclaró  que prefería ser optimista y que confiaba en que “el proceso se revertirá”. “De no existir una rectificación, claramente (el Partido Radical) se estaría incorporando a la Alianza por Chile, junto con el PRI”, advirtió.

Poco antes de las fiestas navideñas, parlamentarios de la UDI comenzaron a tender puentes hacia la bancada radical. La explicación para tan extraña alianza fue simple y escueta: “son los más baratos”.

Pero aunque el desarrollo de las negociaciones se mantuvo en el más profundo hermetismo, fueron los gremialistas los primeros en advertir que se podía negociar con el radicalismo. Que, dicho sea de paso, en múltiples oportunidades mostró públicamente su desacuerdo con sus socios de pacto respecto de muchas cosas y, particularmente, por la forma como se efectuó la primaria que dejó en el camino a su ex timonel Juan Antonio Gómez en la carrera por La Moneda a fines del año pasado.

Negocio redondo

En este escenario, poco antes de las fiestas navideñas, parlamentarios de la UDI comenzaron a tender puentes hacia la bancada radical. La explicación para tan extraña alianza fue simple y escueta: “son los más baratos”. Posteriormente entró Renovación Nacional al juego y el jefe de la bancada Joaquín Godoy se contactó con quien lideraba hasta ayer el PRSD, el diputado Fernando Meza.

Resultó que las palabras del parlamentario gremialista, que advirtió nada eufemísticamente lo fácil que sería negociar con el PR, fueron proféticas. Según el documento acordado con la UDI, RN y el PRI los radicales no presidirían la testera de la Corporación ni uno solo de los cuatro años de gobierno de Sebastián Piñera. Porque el texto amarra todo el período que se inicia el 11 de marzo próximo. El PRI sería el primero en asumir este año; el 2011 tomaría la posta la UDI; el 2012 RN y el 2013 retomaría el gremialismo.

Así las cosas lo más cerca que  estaría el  PRSD de encabezar una sesión sería el próximo año, cuando le correspondería la primera vicepresidencia. Porque el siguiente será la segunda y el último año puede ser la segunda vicepresidencia para el PRSD o el PRI.

En todo caso, el jefe de la bancada de RN intentó subrayar el hecho de que éste es un acuerdo administrativo como cualquier otro. Recordó que antes la derecha ha hecho lo propio con la Concertación con similar finalidad, soslayando sí el hecho de que esta vez no fue todo el conglomerado ni todos los diputados de la bancada los que apoyaron este acuerdo que provocó, al menos, un gran sismo al interior de la Concertación.

“Una vergüenza”

A última hora del jueves, en la sede central del Partido Radical en Santiago, sesionó un Comité Ejecutivo Nacional (CEN) convocado a raíz de la situación generada por los diputados radicales. En esta cita se resolvió la salida de Meza de la cabeza de la tienda, se dejó sin efecto el polémico acuerdo y se acordó que Gómez reasuma como presidente de la colectividad, lo que se concretará seguramente la próxima semana.

Quien se mostró contrariado con toda esta situación y tuvo duras palabras hacia sus pares, fue el diputado Alberto Robles. El legislador explicó a El Mostrador que no sólo no respaldó la decisión adoptada, sino que no se enteró hasta que lo vio en la prensa, porque recién el jueves se iba decidir qué hacer.  A su juicio, lo sucedido es “inconcebible, irresponsable...una vergüenza” y no duda en afirmar que los diputados de su bancada que se prestaron para llegar a este acuerdo “están obnubilados y están actuando fuera de control”.

Dada la postura que su bancada anunció, le comunicó a Gómez -antes que se resolviera su regreso a la presidencia- que no iba a trabajar con la bancada radical si el convenio con la derecha seguía vigente. Y también se mostró confiado en que las bases "no respaldan” la postura de los diputados del PR. También anunció que solicitó la autoconvocatoria del Consejo Nacional de la tienda para la próxima semana. La idea es que sea esta instancia la que se pronuncie sobre lo sucedido y en la oportunidad habrá que estudiar si es que esto amerita incluso sanciones disciplinarias.

No todos se están tomando lo sucedido con calma al interior de la Concertación. No faltan los que tildan a los diputados radicales de “traidores” y pese a estar concientes de lo poco que le resta de gobierno a la actual administración, piden incluso que los representantes del PR sean expulsados.

Por otra parte, mientras en RN aseguran que el documento original fue suscrito por todos los diputados radicales, salvo Robles; mientras que en la UDI sostienen que el texto sólo fue suscrito por los jefes de bancada, en este caso particular por Marcos Espinoza a nombre de sus pares.

En todo caso, el jueves en la tarde antes de ingresar al CEN, Fernando Meza hizo una declaración pública según la cual su partido sigue teniendo “domicilio político” en la Concertación y que el PR como institución partidaria no es parte del acuerdo. Tras los ataques que surgieron desde el conglomerado oficialista, Meza defendió la postura adoptada insistiendo en que sólo se busca  “dar gobernabilidad” a la Cámara. En la derecha, en cambio, tienen muy claro los efectos políticos del acuerdo y tienen la convicción de que en el PR también. Por lo que estiman que el polémico acuerdo se mantendrá.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes