Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:34

Caso Podlech

Testigo lamenta que haya que cruzar el océano para tener justicia

por 13 febrero 2010

Testigo lamenta que haya que cruzar el océano para tener justicia
El implicado en la desaparición del sacerdote Omar Venturelli fue detenido en julio de 2008 en el aeropuerto madrileño de Barajas en cumplimiento de una orden europea de detención y entrega emitida por las autoridades italianas y el 13 de agosto fue extraditado a Italia y encarcelado en la prisión de Rebibbia (Roma). En tanto, Nicola Caricaterra, abogado del ex fiscal militar, mostró sus aprensiones sobre el tema, debido a que se está juzgando en otro país por hechos que acontecieron hace más de 37 años y por personas que no han vivido la realidad.

El ex preso político Jorge Acuña, quien testificó en el juicio en Italia contra el ex fiscal militar Alfonso Podlech, lamentó este sábado que "sea necesario cruzar el océano para que se haga justicia" en la desaparición en Chile del ex sacerdote ítalochileno Omar Venturelli.

Acuña fue citado por el juez del caso como testigo contextual y declaró este viernes en la quinta audiencia del juicio contra el ex fiscal militar de Temuco (sur) como cómplice en el secuestro y desaparición de Venturelli, en 1973.

"Era muy activo en la represión de la dictadura (de Augusto Pinochet). Me interrogó en sucesivas ocasiones, formuló una acusación en mi contra y fui condenado a cinco años de prisión", afirmó Acuña a Radio Cooperativa.

La Fiscalía italiana abrió en 1998 una investigación para esclarecer la desaparición de cuatro ciudadanos ítalochilenos durante la dictadura (1973-1990), entre ellos el ex religioso, cuyo paradero se perdió mientras permanecía en arresto político.

Podlech fue detenido en julio de 2008 en el aeropuerto madrileño de Barajas en cumplimiento de una orden europea de detención y entrega emitida por las autoridades italianas y el 13 de agosto fue extraditado a Italia y encarcelado en la prisión de Rebibbia (Roma).

"Es una lección sin duda. La Justicia siempre es sana para la democracia. Como sociedad, Chile requiere de actos de Justicia", declaró Acuña, quien se mostró convencido de que el tribunal italiano condenará al ex funcionario del régimen militar.

En tanto, el nuevo abogado de Podlech, Nicola Caricaterra, en declaraciones que publica el diario El Mercurio, mostró sus aprensiones sobre este juicio.

"Es un proceso bastante extraño porque se desarrolla en Italia, un país que está muy lejano geográficamente de Chile, se refiere a unos hechos que ocurrieron hace más de 37 años y además deben ser juzgados por personas que no han vivido esa realidad y para quienes esto puede parecer como una historia casi mitológica", estimó.

Caricaterra consideró que en estas circunstancias "es muy difícil reconstruir los hechos, y por eso se corre el riesgo de que (el juicio) se convierta en un proceso a un periodo histórico más que un proceso penal propiamente tal".

Por su parte, Alfonso Podlech Delarze, hijo del acusado y que también asistió a la audiencia, opinó que éste es "una especie de juicio político, porque no se centra en lo jurídico, ya que todos los testimonios son de contexto personal o incluso de familiares que han declarado tal o cual cosa".

Omar Venturelli, ex cura que había dejado los hábitos para casarse, se presentó voluntariamente en el regimiento "Tucapel", de Temuco, el 25 de septiembre de 1973, tras enterarse por una emisora de radio local de que era requerido por las autoridades castrenses.

Venturelli, que tenía 31 años, estaba casado y era padre de una niña, fue trasladado posteriormente hasta la cárcel de Temuco, a 672 kilómetros de Santiago, donde fue visto por otros presos hasta el 4 de octubre de ese mismo año, fecha en la que se perdió su rastro.

Un documento firmado por Alfonso Podlech señaló que el ex sacerdote había sido liberado, pero nunca más se supo de él.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes