Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Algunos participantes recibieron $ 2 millones para “chatear con la familia”

Contraloría inicia sumario por “ideas creativas” en programa de Sercotec

por 31 marzo 2010

Contraloría inicia sumario por “ideas creativas” en programa de Sercotec
El organismo fiscalizador apuntó a la inconstitucionalidad del programa y existe la posibilidad de que haga un juicio de cuentas para recuperar los dineros. La indagatoria también se extenderá a la Intendencia de Magallanes. En tanto, la gerenta general del organismo, Cristina Orellana, aseguró que ellos solicitaron al organismo fiscalizador la auditoría.

La Contraloría inició un sumario administrativo en el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), luego que descubriera anomalías en el programa especial conocido como “Universidad de la Vida”.

La investigación también se extiende a la Intendencia de Magallanes, ubicada en Punta Arenas, luego que se descubriera que muchas personas postularon a dichos fondos con particulares iniciativas.

Algunas de ellas constan en el informe del organismo fiscalizador -que publica El Mostrador- y que apuntan por ejemplo a “chatear con la familia”, “tener un lugar lejos de casa donde ir a pasear”, “realizar un viaje a Chiloé”, “viajar a Brasil para asistir a las carreras de fórmula 1”, “pintar el interior de la casa con técnica Feng Shui”, “participar en un taller de juegos y pasatiempos”, “viajar por placer”, “cambios de techumbre y arreglar la casa”, “mantención de un invernadero para consumo propio”, adquisición de un computador moderno”, entre muchos otros tópicos.

El convenio se realizó en julio de 2008 entre el Sercotec y el gobierno regional, por una orden previa de la ex Presidenta Michelle Bachelet a la Dirección de Presupuesto (Dipres). La iniciativa transfería recursos por la suma de $ 2.300 millones. Básicamente, se buscaba orientar y generar competencias y financiamiento “a través de capital de riesgo y de ideas emprendedoras” y que recibió el nombre de “Universidad de la Vida”.

La iniciativa transfería recursos por la suma de $ 2.300 millones. Básicamente, se buscaba orientar y generar competencias y financiamiento “a través de capital de riesgo y de ideas emprendedoras” y que recibió el nombre de “Universidad de la Vida”.

Cada persona recibiría $ 2 millones. La mitad al inicio del curso y la otra al final, previa acreditación de una asistencia mínima de un 80%, generando al final del mismo “una idea emprendedora”.

La entidad revisora encontró además que el proyecto no era constitucional, debido a que para ejecutarlo se necesitaba una norma especial. Lo anterior, debido a que la actividad del Sercotec, de acuerdo a la ley, es apoyar el desarrollo de la actividad artesanal y de la pequeña empresa, lo que en esta oportunidad no ocurrió, operando como una manera de aumentar la jubilación fuera el marco regulatorio.

“El 96% de los encuestados afirma que en la actualidad no está realizando ninguna actividad relacionada con la capacitación recibida. Al respecto, SERCOTEC expresa que de acuerdo al diseño del Programa, con posterioridad a la entrega de la segunda cuota del capital de riesgo, éste no contempla seguimiento de las actividades desarrolladas por cada participante, tal como lo indica el convenio en su punto primero”, señala uno de los acápites del informe.

Transparencia

En entrevista con El Mostrador, la gerenta de Sercotec, Cristina Orellana, reconoció que el organismo fiscalizador realiza un sumario, “que fue solicitado por nosotros”.

Explicó que han entregado toda la información a la Contraloría, toda vez que manifestó que la institución que dirige cumplió con todas las aristas del programa en cuestión.

“Este es un programa especial. Todos los programas tienen auditoría de cierre y los procedimientos de entrega de recursos son absolutamente transparentes”, dijo.

Orellana indicó que Sercotec es el “organismo encargado de diseñar los programas”, mas no el responsable de elegir a quienes participan en él.

En esta oportunidad, si bien una parte de los beneficiarios eran adultos mayores, Orellana argumentó que no podía haber discriminación por edad.

Consultada por los alcances del informe, en torno a la inconstitucionalidad esgrimida por Contraloría, Orellana explicó que no podía ahondar en la materia, ya que existe un sumario en curso. Y al respecto agregó: “cada programa tiene un protocolo distinto de implementación. En este caso particular, el diseño no contemplaba un seguimiento, pero lo real es que se generaron varias iniciativas y proyectos muy útiles e interesantes”.

“Como Sercotec, hemos trabajado con las personas que quedaron afectadas con la erupción en Chaitén, ahora estamos dedicados, luego del terremoto a la reconstrucción del país”, concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes