Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:15

Factor político complica respaldo del gremialismo al gobierno

Los impuestos hacen crujir a la UDI

por 1 abril 2010

Los impuestos hacen crujir a la UDI
Para un importante sector del partido resulta difícil defender una postura a la que el sector siempre se cerró de plano. Menos ahora que Jovino Novoa, uno de los factotum de la tienda, salió públicamente a rechazarla. Mientras más días pasan más posibilidades de que otras voces le salgan al camino a la iniciativa. El asunto es un dolor de cabeza para su timonel, Juan Antonio Coloma, de cara a las próximas elecciones internas.

Aunque muy pocos en la derecha se atreven a admitirlo, el debate acerca de una eventual alza de impuestos, que el gobierno evalúa para financiar el costo de la reconstrucción, hace mucho rato que dejó de ser técnico.

Pese a que en la UDI se está intentando a toda costa no politizar el tema, lo cierto es que esa es la arista más compleja. No sólo porque por razones ideológicas el gremialismo siempre se ha opuesto a utilizar esta fórmula, sino porque detrás del respaldo al gobierno en una medida como esa, algunos perciben que se podría generar la sensación de que el Congreso no es más que un “buzón” del Ejecutivo, con lo que la imagen del partido más grande quedaría en tela de juicio.

En este sentido es clarificadora la frase de un diputado gremialista que advierte que su partido sólo “va a apoyar las propuestas del gobierno en la medida que la UDI sea parte de las decisiones”. Ello, porque a un sector de la colectividad no le ha pasado inadvertido el hecho de que, en medio del debate por el alza de impuestos, se haya generado la sensación de que si el Ejecutivo finalmente opta por esta fórmula, el Parlamento termine siendo un “mero trámite”. Entre otras cosas, porque la actitud asumida por el timonel del partido, Juan Antonio Coloma, no habría dejado “suficientemente claro” que en principio la tienda se opone al aumento de impuestos y, en cambio, la lectura que se hace desde Palacio es que existe “toda la disposición” a apoyar la iniciativa.

De hecho, el primero en levantarse en contrario fue ni más ni menos que el más antiguo de los “coroneles”. A pesar del acuerdo al que se llegó entre los senadores de apoyar esta idea si el Mandatario lo solicita, Jovino Novoa no titubeó en cuestionarla. Al punto de lanzar una frase que todavía resuena en los pasillos de la UDI. En entrevista a El Mercurio, el parlamentario afirmó tajante: “Yo entiendo que frente a cada problema, la Concertación diga que hay que subirlos (los impuestos), pero no entiendo que nosotros digamos que es inevitable”. Incluso más, añadió que “yo estaría pensando más bien en bajar los impuestos a la clase media (...). Nos sobra plata para reconstruir sin subir los impuestos”.

Entre los gremialistas que se oponen a la medida, estiman que la necesidad del gobierno de poner distancia con el empresariado constituye un “argumento político y no técnico”, levantado por el ministro Hinzpeter, lo que no contribuye a respaldar de buena gana esta idea.

Aunque en un comienzo estaba solo, con el paso de los días –tal vez envalentonados porque pese a las declaraciones de la directiva, Novoa no baja el tono a las suyas- se le han ido sumando tímidamente algunos diputados. Entre ellos Ernesto Silva, quien coincide con el “coronel” en que finalmente todos los impuestos afectan directa o indirectamente a las personas. Aunque la bancada no ha analizado este tema formalmente aún, hay legisladores que reconocen que los más presionados y, por lo tanto, más dispuestos a apoyar un alza de impuestos, son los que representan a las zonas más afectadas por la catástrofe. Y aunque algunos perciben en ello una postura más bien populista, reconocen también que “no queda de otra cuando hay que dar la cara en el distrito”.

Ideología o populismo

En medio del debate interno, el secretario general del partido, Víctor Pérez, defiende la posición asumida por la mesa y por el comité de senadores con el argumento de que “era necesario darle al gobierno un espacio para moverse”. Pero aclaró que el Ejecutivo “tiene que demostrar que realmente existe la necesidad de un alza de impuestos”. Lo que no deja particularmente tranquilo al sector que observa con preocupación los efectos que esta medida puede generar.

Pero el dirigente insiste que, dado el alcance de la catástrofe provocada por el terremoto y posterior tsunami, se requiere actuar “con sentido de urgencia” y se muestra sorprendido de que el senador Novoa sea quien lidere la oposición a la polémica iniciativa tributaria. Recuerda que la actual “es la misma necesidad que nos llevó a votar el aumento de un punto del IVA, incluido Novoa, para implementar la Jornada Escolar Completa. Se aprobó por unanimidad, porque había un acuerdo político de por medio”, recalcó.

Para nada cambió este difícil escenario la visita de los ministros de la secretaria general de la Presidencia, Cristián Larroulet, y de Mideplan, Felipe Kast, a la Comisión Política de la UDI el lunes pasado. Según algunos de los presentes, el titular de la Segpres “no nos dijo mucho más de lo que ya ha expresado el gobierno, en cuanto a que todavía se está evaluando la aplicación de medidas impositivas”. Tras lo cual Novoa tampoco ha desistido de manifestar públicamente su postura discrepante. El senador por Santiago Poniente también se mostró reacio a creer en la transitoriedad del impuesto que se aplique finalmente. Dijo que “los impuestos nunca son transitorios”, aludiendo al impuesto específico a la bencina, que se creó para financiar la reconstrucción luego del terremoto de 1985 y que permanece hasta hoy.

Por otra parte, en la UDI reconocen que es “raro” ver al ex director ejecutivo de Libertad y Desarrollo defendiendo o amparando una eventual alza de tributos, si se considera que el instituto, a través de él mismo y de otros actuales ministros, como el de Economía, Juan Andrés Fontaine, e incluso el de Hacienda, Felipe Larraín, siempre abogó por lo contrario y criticó la manía de la Concertación de pretender solucionar todos los problemas a través del aumento de impuestos. Por lo que una fuente gremialista casi se lamenta acerca de “lo difícil que debe ser defender una posición en la que uno no cree, cuando siempre estuvo en la vereda del frente”, aludiendo justamente a Larroulet, a quien le corresponderá ordenar a las bancadas de la derecha detrás de la iniciativa, si es que el gobierno insiste en aumentar impuestos para financiar la reconstrucción.

En este contexto, algunos prevén que su principal objetivo seguramente será tratar de convencer a Novoa. Lo que no parece tarea fácil, dado que el parlamentario “sabe de lo que está hablando”, dice un legislador de la tienda. También está el hecho de que entre los gremialistas que se oponen a la medida, estiman que la necesidad del gobierno de poner distancia con el empresariado constituye un “argumento político y no técnico”, levantado por el ministro Hinzpeter, lo que no contribuye a respaldar de buena gana esta idea.

Otra arista que esta polémica genera al interior de la UDI tiene que ver con el proceso de elecciones. Porque para Coloma sería un serio revés no lograr ordenar a su partido tras el gobierno en una medida que parece del todo popular. Y según lo ven algunos gremialistas, entre más tarde el gobierno demore en tomar una definición al respecto “más posibilidades hay de que otros dirigentes expliciten su posición contraria al alza de impuestos. Porque hasta ahora nadie ha dado argumentos de peso que avalen esta idea, a la que nuestro partido siempre se ha opuesto. Entonces, ahora no es fácil encontrarle sentido”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes