Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 04:58

Senador Jaime Quintana, candidato a presidir el PPD

“En la Concertación faltó escuchar a personas como Francisco Vidal”

por 5 abril 2010

“En la Concertación faltó escuchar a personas como Francisco Vidal”
Cuando la oposición está en plena etapa de autocrítica, tratando de sacar conclusiones sobre la derrota que la expulsó de La Moneda después de 20 años, el parlamentario, apoyado por el girardismo en la interna del partido, hace su diagnóstico. Y califica a su contendora, Carolina Tohá, como parte de la “elite” del ex oficialismo.

Todo indica que Jaime Quintana este año decidió ir por todo. Se atrevió a enfrentar a un caudillo de su partido en la Novena Región Norte -como es el ex senador Roberto Muñoz Barra- y desbancarlo, y ahora, apoyado por el girardismo, también pretende colocarse a la cabeza de la tienda, en desmedro de la candidata del laguismo, la ex diputada y ex vocera del gobierno de Michelle Bachelet, Carolina Tohá.

El domingo 27 de junio los militantes del PPD deberán decidir en las urnas entre estas dos figuras que, a simple vista, no parecen tener grandes diferencias. Sin embargo, en esta entrevista, sutilmente Quintana deja entrever algunas cuando aclara que “no me considero parte de la elite de la Concertación”, de lo que se puede inferir que su adversaria sí es parte del selecto grupo conductor del conglomerado durante estos años.

Además de coincidir con el ex ministro Francisco Vidal en gran parte de su autocrítica, tiene la firme convicción de que su lista representa “mucho más” a los desencantados y a quienes no han estado en su partido por el solo interés de obtener un cargo. En este nuevo desafío que se ha planteado lo acompañarán en la vicepresidencia el ex timonel y actual diputado por Estación Central, Pepe Auth, y el ex diputado Jorge Insunza, en la secretaría general.

-¿Cuál es la diferencia entre usted y Carolina Tohá?

-Hasta el momento no han aparecido diferencias sustantivas en el plano ideológico y no creo que las haya, en el fondo. Tan pronto se abra un debate, lo que seguramente va a ser la consecuencia de esta competencia, sin duda van a surgir matices de cómo enfrentar los procesos que se vienen, fundamentalmente el tipo de oposición que se quiere hacer y la contribución que el PPD va a hacer a un proceso de renovación que, en mi opinión, debe ser muy profundo, un cambio radical respecto de la Concertación que tuvimos hasta el día 13 de diciembre. Una Concertación que cerró sus ojos, tapó sus oídos y que no quiso escuchar el clamor ciudadano que desde hace mucho tiempo, a todos, nos pedía cambios muy profundos. Por eso que la autocrítica debe ser el eje de todo el proceso de conversaciones que tengamos que hacer al interior de la Concertación.

“Aquí faltó escuchar a muchos actores. A gente como Vidal y a mucha otra gente, incluso en el Parlamento, que expresó con mucha claridad que nosotros teníamos que avanzar en una agenda progresista y esos temas que (no se tocaron) tal vez por miradas neoliberales”.

-A propósito de autocrítica, Francisco Vidal ha hecho algunas y muy severas que no han sido bien recibidas en la Concertación.

-Uno de los errores, a mi juicio más importantes, y tal vez determinante en la derrota de la Concertación es, sin duda, no haber escuchado a gente como Vidal. (Su postura) la planteó donde tenía que plantearla. Aquí faltó escuchar a muchos actores. A gente como Vidal y a mucha otra, incluso en el Parlamento, que expresó con mucha claridad que nosotros teníamos que avanzar en una agenda progresista y esos temas que (no se tocaron) tal vez por miradas neoliberales que aún subsisten en la coalición, tienen que ser expresados con mucha claridad en los futuros cónclaves. Evidentemente que faltó escuchar a personas como Vidal.

-Si usted y su adversaria tienen una sintonía más o menos similar ¿por dónde podrían surgir las diferencias?

-Porque yo creo que aquí hay dos candidaturas porque hay proyectos distintos. Yo provengo del mundo de las regiones. Nunca he ocupado un cargo unipersonal en la mesa, no me considero parte de la elite de la Concertación y, por lo tanto, siento que nuestra lista representa un cambio auténtico.

-Si bien marca el punto de que usted nunca ha estado en la dirección del partido y que no es de la elite del conglomerado, sí está siendo apoyado por el girardismo que siempre ha estado representado en la dirección del PPD, ya sea directa o indirectamente.

-Ocurre que el girardismo, o el laguismo o el bitarismo son construcciones bastante difusas, porque también podría decir que tengo apoyo de gente que históricamente ha estado muy vinculada al laguismo, como Domingo Namuncura. O gente que ha tenido posiciones muy autónomas durante mucho tiempo, como el ex presidente del partido Víctor Barrueto. De tal forma que éste no es un tema de sectores al interior del partido. Yo siento que, precisamente, por la similitud que en el punto de partida presentamos con Carolina Tohá, esta otra lista va a generar un replanteamiento, si se quiere, de lo que son las sensibilidades tradicionales y no siento que siempre obedezcan a un caudillismo que muchas veces se caricaturiza.

-¿El apoyo del laguismo a Carolina Tohá representa una desventaja para usted?

-Siempre es bueno tener a los ex presidentes de la República cerca y yo espero tenerlo cerca como presidente del partido. La verdad es que no me imagino al ex Presidente Ricardo Lagos enfrascado en una disputa interna en el transcurso de los próximos meses. Siento que no es el rol de los ex presidentes, por lo tanto, tengo la esperanza y la convicción de que él finalmente se va a guardar para hacer un aporte al conjunto de la Concertación, no a un sector ni a una parte de la competencia, por muy legítimo que pueda ser, al interior del partido. Creo que ese no es el rol de los ex presidentes o jefes de Estado.

“Fiscalizar y actuar con mucha firmeza”

-Pensando en el futuro de la Concertación ¿cuál estima que debería ser el tipo de oposición que su sector debiera hacer?

-Nuestra oposición tiene que ser firme. Es evidente que la reconstrucción es parte de una política de Estado que hoy día no existe. Porque una política de Estado significa que concurren las distintas voluntades y las distintas miradas que hay sobre el país. Una política de Estado requiere de consensos que no se han buscado y a los cuales hemos manifestado total disposición desde la Concertación. Desde luego el terremoto no puede explicar todas las situaciones ni las malas noticias que nuestro país a diario va conociendo. De tal forma que en aquellos temas donde existen errores o donde haya compromisos incumplidos del propio programa del Presidente Piñera, sin lugar a dudas, el rol de los partidos va a ser fiscalizar aquellos temas y actuar con mucha firmeza. Pero hoy día, más que declarar el grado de firmeza, lo que tenenos que aclarar es el tipo de Concertación que tenemos que hacer. Por eso que son muy importantes los cónclaves y los acuerdos a los cuales arribemos en dichos encuentros.

-Hay gente en la Concertación que ha planteado que el gobierno está atribuyendo todo lo que sucede a los efectos del terremoto ¿está de acuerdo con eso?

-En los últimos días ha habido una agenda que está absolutamente centrada en el terremoto. Hay cosas que son indiscutibles (...) y donde las imágenes hablan por sí solas, y frente a eso tenemos que actuar con un sentido de reconstrucción. Pero hay regiones en que el terremoto no causó estragos y en esas regiones se debe continuar con la mayor normalidad posible, porque las finanzas públicas y el orden fiscal que hubo en materia presupuestaria durante los gobiernos de la Concertación permite aquello. Mientras se celebraba el día de las regiones, al mismo tiempo se conocía un recorte presupuestario que significa, en promedio, un 45 por ciento de los fondos regionales. Nos parece que esa no es la forma, porque para esos temas se requiere un consenso más amplio.

-Haciendo, entonces, una evaluación de las primeras semanas del gobierno, ¿cuáles han sido sus errores?

-Lo más evidente es que este es un gobierno que en su campaña prometió muchos cambios y para hacerlos uno necesita, primero, recursos humanos con quién llevar adelante esos cambios. Sin embargo, con el correr de los días nos hemos ido dando cuenta de que a este equipo le han faltado jugadores y algunos de los que tenía al parecer estaban medios lesionados. Por eso que algunos nombramientos confunden a la opinión pública y han provocado que se paralicen todos los procesos, incluida la reconstrucción, y a quienes queremos apoyar, y a quienes también deseamos fiscalizar nos dejan sin interlocutores.

-Ya se habla del futuro de la Concertación y se especula acerca de cuánto durará ahora que volvió a la oposición, ¿Cree que esté cerca el fin del pacto?

-Yo soy un firme convencido de que el 48,3 por ciento de la votación que obtuvo Eduardo Frei da cuenta de un resultado histórico. Creo que hay temas que tenemos que discutir desde mucho antes. Ese 48,3 por ciento habla de la vigencia, de la vitalidad muy importante de nuestras ideas. Lo que pasa es que esta Concertación tiene que hacer muchos cambios, mucho más que la disciplina y estos llamados al orden, que siento que de verdad no tienen mucho sentido. Lo más importante es que nos pongamos de acuerdo en el libreto, en la visión que tenemos como coalición. Por eso la elección en los partidos es muy relevante, porque los propios partidos, sus estructuras, se han distanciado del ciudadano común, se han distanciado de sus militantes. Y esa conexión es la que hay que recobrar y yo siento que nuestra lista representa mucho más a esa gente que está muy desencantada, esa gente que no ha estado en los partidos esperando un cargo, esa gente no ha dejado de estar en el partido –aunque algunos han tenido funciones públicas-, porque a los partidos hay que estarlos acompañando en el día a día.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes