Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:49

En celebración de la CUT por el Día del Trabajo

Líder de la multisindical fustiga al Gobierno por conflicto de interés de Piñera y da tirón de oreja a la Concertación

por 1 mayo 2010

Líder de la multisindical fustiga al Gobierno por conflicto de interés de Piñera y da tirón de oreja a la Concertación
Martínez amenazó con un paro indefinido de aprobarse en el Congreso los planes de flexibilidad laboral. Dentro de las críticas expresadas, el dirigente gremial estimó que el gobierno ha demostrado que no tiene la vocación de servicio que comprometió en las campañas, debido a que no ha podido completar aún los nombramientos de cargos públicos. Los cambios que se han tenido que hacer a muchos de los designados son una muestra de que no habría tanta probidad ni la gente que se dijo.

Una fuerte crítica a un gobierno de empresarios lleno de conflictos de intereses y también a dirigentes de la Concertación que cuando fueron poder “se alejaron de los intereses de los trabajadores” tuvo el discurso de Arturo Martínez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores en la concentración convocada por esta con motivo del 1º de Mayo.

El clima hostil hacia la coalición que ahora es oposición comenzó a sentirse cuando fueron increpados varios dirigentes de la Concertación que se hicieron presentes en el acto, entre ellos los dirigentes del PPD Carolina Tohá y Guido Girardi, y el esposo de la primera, el presidente del Partido Socialista Fulvio Rossi.

Durante su intervención, el líder de la sindical exigió reformas al código laboral y llamó al parlamento a realizar una nueva Reforma Tributaria, en donde se eleven los impuestos a las empresas y también se mejoren las condiciones laborales.

También exigió una legislación sindical que no divida a los trabajadores  y se permita una sola agrupación sindical en una misma empresa, la devolución del 7% de salud a los jubilados y la dictación de una Constitución Política verdaderamente democrática.

"Hay gente sufriendo no solamente por el terremoto, sino por la pobreza que hay en nuestra patria. Exigimos una reforma tributaria de verdad, no con fecha de vencimiento. Llamamos al parlamento a exigir la reforma de verdad. Chile necesita que las empresas se pongan más con los chilenos", señaló Martínez.

Además, estimó que el gobierno ha demostrado que no tiene la vocación de servicio que comprometió en las campañas, debido a que no ha podido completar aún los nombramientos de cargos públicos. Los cambios que se han tenido que hacer a muchos de los designados son para Martínez una muestra de que no habría tanta probidad ni la gente que se dijo.

"Los cuadros de expertos aún no aparecen, todavía no se completan los cargos públicos, al parecer no había tantos dispuestos a trabajar por poca plata, no era tanta la vocación de servicio público que se decía. Los nombramientos en varias ocasiones han tenido que cambiarlos", afirmó.

Asimismo, ironizó con la frase pronunciada por el Mandatario cuando dijo que “sólo los muertos y los santos no tienen conflicto de interés”, a lo que Martínez agregó que "ni los muertos ni los santos tienen líneas aéreas ni cadenas de televisión, es una vergüenza que los dueños del capital estén gobernando el país".

También puso el acento en la reivindicación de las personas para los jubilados, estimando que los dineros actuales son “miserables”.

"Queremos crear una nueva forma política para cambiar Chile. Queremos un nuevo Código Laboral que termine con los abusos y la prepotencia empresarial", agregó.

Y a reglón seguido amenazó con un paro indefinido de aprobarse los planes de flexibilidad laboral, a la cual  la multisindical se opone.

"(Queremos) una Constitución verdaderamente democrática, sin exclusiones, sin discriminaciones. No podemos continuar con una Constitución hecha en dictadura. Una Constitución democrática para Chile esa es nuestra lucha política hoy", señaló.

El papel de la oposición

Respecto al rol que debe tener la oposición, Martínez sostuvo que la instalación de la derecha en el Gobierno marca un nuevo escenario político, “pero eso no modifica nuestra agenda, más bien reafirma nuestra convicción de seguir luchando por un Chile más justo y democrático".

"Si la derecha ganó el Gobierno, ténganlo claro, la CUT será la contraparte social y política que promoverá la lucha sindical por defender los derechos de los trabajadores del país", advirtió el dirigente.

Y agregó que se defenderá a todos los trabajadores con “fuerza en calle, ¡entiéndalo bien!".

El inicio de la jornada

Durante la mañana, varios personeros concertacionistas se hicieron presentes en la marcha que antecedió al acto organizado por la CUT. Sin embargo, la presencia de algunos legisladores motivaron el malestar de los presentes.

Entre los dirigentes opositores presentes se encontraban Juan  Pablo Letelier, Fulvio Rossi (PS), Guido Girardi, Carolina Tohá y Pepe Auth (PPD), además del PC Guillermo Teillier, todos quienes fueron increpados por los trabajadores.

Tras este incidente, los militantes del conglomerado opositor hicieron un mea culpa por haberse alejado de los trabajadores, llamando a luchar unidos contra el Gobierno de derecha.

Sobre la situación que afectó a parlamentarios y representantes de la Concertación, que fueron pifiados e insultados por parte de algunos de los presentes en el acto, Arturo Martínez dijo que no lo justifica, pero que entiende lo ocurrido, pues la Concertación se alejó de la gente y de los trabajadores y cuando fue gobierno no hizo las reformas que se esperaban.

Incidentes tras el término

Al término del acto se produjeron algunos incidentes, primero de diversos grupos de manifestantes entre sí, y luego con fuerzas de Carabineros, sin mayores consecuencias.

El acto, si bien tuvo menos convocatoria de la prevista, es un indicio de que las relaciones entre el mundo sindical y el gobierno se encuentran en un momento tenso, especialmente por la ola de despidos que se vive en el sector público y por el interés empresarial de que, con motivo de la reconstrucción, se aprueben medidas de flexibilidad laboral. Esto último es abiertamente rechazado por las organizaciones sindicales las que han amenazado con un paro nacional como respuesta.

Las escaramuzas se iniciaron cuando un grupo de unas 40 a 60 personas, entre los que había encapuchados y miembros de deudores habitacionales de Andha Chile, comenzaron desórdenes al término del acto central de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en la Alameda con avenida Brasil.

Personal de Fuerzas Especiales de Carabineros tuvo que intervenir con carros lanza-aguas y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, luego que estos desplazaran las barreras que los uniformados instalaron en el lugar.

Apenas terminó su discurso el presidente de la CUT, Arturo Martínez, empezaron los desórdenes focalizados a un costado del escenario y en calle Ricardo Cumming con Alameda.

Hasta el momento Carabineros cifró en 66 los detenidos por desórdenes en el marco de un plan especial de los efectivos para garantizar el orden.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes