Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:15

Coletazos tras el escándalo de las Becas Valech

La operación para “blindar” al rector de la UNIACC en el PPD

por 5 mayo 2010

La operación para “blindar” al rector de la UNIACC en el PPD
El mismo día que Carolina Tohá presentaba su propuesta de una mesa de consenso, la bancada del partido preparaba una inusual reunión en la sede de la tienda. El invitado era el militante Daniel Farcas, conocido como el “delfín” del senador Girardi y gran amigo de los diputados Marco Antonio Núñez y Ramón Farías, que movieron cielo, mar y tierra para que la bancada cerrara filas en torno al ex director del Sence y rechazara investigaciones impulsadas por algunos parlamentarios para aclarar la supuesta estafa del plantel universitario a ex presos políticos.

A las 18:45 del lunes 3 de mayo, el diputado Marco Antonio Núñez bajaba animadamente las escaleras de la sede del PPD. No iba solo. Junto a él también salía de una cita con la bancada del partido el rector de la UNIACC, Daniel Farcas.

Al mismo tiempo, el senador Guido Girardi era entrevistado por varios medios de comunicación en el hall de la colectividad, a escasos metros de Farcas y Núñez, que optó por ser cauto y le dijo a su amigo “esperemos un poco, están los medios”.

¿Y qué hacía el rector de la UNIACC en el PPD? Mientras aguardaban, El Mostrador preguntó a Farcas sobre la reunión con los parlamentarios,  pero éste declinó hacer comentarios señalando que era un encuentro “privado”. Un segundo después, abandonaba la sede de la tienda política junto a Núñez.

Uno para todos, todos para uno

No era casualidad que el rector de la UNIACC estuviera en el partido, en el que milita desde que la colectividad se fundó en los años ’80.

Muy cercano al senador Girardi -es conocido como su “delfín”- el administrador público también tiene una estrecha amistad con los diputados Núñez y Ramón Farías, y se lo sindica como un antiguo recaudador de fondos para las campañas de la tienda progresista. Hoy no pasa por su mejor momento, ya que enfrenta una delicada situación a raíz de la denuncia del programa “Esto No Tiene Nombre”, de TVN, sobre supuestos fraudes a las Becas Valech.

Según el reportaje, varias universidades estafaron al Estado y a beneficiarios de estas becas. La Universidad de las Artes y Ciencias de la Comunicación ocupa un sitial privilegiado, ya que se adjudicó más de 5 mil millones de pesos por parte del fisco, impartiendo cursos de educación superior para ex presos políticos, pero en algunos casos matriculando personas que no sabían leer ni escribir y realizando cursos que no conducían a título o grado académico alguno.

El escándalo comprometió a Farcas por su cargo como rector del plantel y por ser uno de los encargados del programa relacionado con las Becas Valech. Además, según un testimonio del libro “El Negocio de las Universidades en Chile”, de María Olivia Mönckeberg, él se habría conseguido la base de datos del informe Valech donde están los nombres de los posibles beneficiados y sus direcciones.

Hace unas semanas Girardi explicó a este medio que después de su salida como director del Sence por su responsabilidad política en el “Caso Coimas” a fines del 2002, Farcas “nunca más volvió a participar en política… y creo que no va al PPD hace como tres o cuatro años”. A pesar de esta percepción, que no concuerda con la de otros militantes del PPD, el rector de la UNIACC contó con el suficiente piso político como para ser recibido por la bancada, donde algunos parlamentarios expresaron su molestia por la singular situación.

El lobby para blindar a Farcas

El escándalo de las Becas Valech y la UNIACC causó revuelo y fuertes críticas por parte de todos los sectores, incluido algunos PPD: pocos días después de emitido el programa, el senador Eugenio Tuma y el diputado Rodrigo González solicitaron asignar un fiscal especial con dedicación preferente para investigar el caso y además interpusieron una querella en Valparaíso junto a diez personas que estuvieron en los cursos, sin haber terminado la educación media.

La postura de Tuma y Rodríguez no cayó bien entre los amigos de Farcas, por lo que iniciaron un fuerte lobby dentro del partido para que los parlamentarios se inhibieran de investigar el caso.

La postura de Tuma y Rodríguez no cayó bien entre los amigos de Farcas, por lo que iniciaron un fuerte lobby dentro del partido para que los parlamentarios se inhibieran de investigar el caso.

Según algunos diputados, “mientras se discutía  la preparación de la reunión que se celebraría con Sebastián Piñera en Cerro Castillo el martes 20 de abril,  a  Núñez le tocó la palabra y quería colocar la preocupación de ese minuto en la defensa de la gente de la UNIACC”.

Además, explican, “pidió formalmente que se detuvieran acciones, que nadie investigara ni denunciara, porque estaba metido Farcas y era del PPD”.

El requerimiento causó molestia entre varios asistentes, que también cuestionaron una eventual reunión con el rector. Pero luego de varios encuentros, Núñez y Farías lograron fijar una fecha para que la bancada recibiera al ex director del Sence. La cita quedó acordada para el lunes 3 de mayo.

La reunión

A pesar de que el encuentro estaba fijado por tabla a las 17:00 horas, la reunión entre Farcas y la bancada PPD empezó pasadas las 17:30 horas en el segundo piso del partido.

Farías fue el encargado de presentar al rector de la Uniacc y actual vicepresidente de la Comunidad Judía, a su auditorio compuesto por María Antonieta Saa, Marco Antonio Núñez, Eugenio Tuma, Rodrigo González, Guillermo Ceroni, Enrique Accorsi, Tucapel Jiménez y Pepe Auth, que llegó más tarde.

Durante su exposición, Farcas expuso las razones de lo sucedido con las Becas Valech, asegurando que la Uniacc tiene precios más caros que otras casas de estudio, y que además no había nada ilegal al respecto, ya que el Mineduc dio su autorización para que atendieran estas becas.

Luego de Farcas intervinieron algunos parlamentarios,  y entre otros puntos se instaló un debate sobre una carta enviada por la Comunidad Judía a la tienda política el 19 de abril. La misiva expresaba la molestia por “los dichos inapropiados y faltos a la verdad del H.S. Eugenio Tuma en relación a los vínculos de la Comunidad Judía de Chile con el caso UNIACC” y vinculaba el actuar del parlamentario con una actitud antisemita.

El secretario general del PPD, Alejandro Bahamondes, solicitó los antecedentes que respaldaran los dichos de la carta, ya que según explicaron en el partido “Tuma nunca hizo referencias de ese calibre”.

El nexo entre la UNIACC y la Comunidad Judía, según publicó este medio, se basa en que varios de los integrantes del consejo directivo de la casa de estudios son parte de dicha comunidad. Como su presidente, el abogado Gabriel Zaliasnik, Farcas o los fundadores del plantel, los hermanos Guiloff.

Luego de casi una hora y media, la bancada decidió no blindar a Farcas ni detener las acciones de Tuma y González, así como nuevas investigaciones, ya que concordaron en que no se podría intervenir en acciones de los diputados en defensa de los derechos de las persona. Por otro lado, se rechazó el debate vinculado a temas raciales.

En opinión de algunos de los asistentes “lo que se está buscando con este tipo de acciones es un escudo para justificar las faltas, delitos o fraudes que puede haber cometido la UNIACC, usando el partido, la bancada, la causa israelí o la comunidad judía, pero claramente son temas distintos”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes