Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:35

Ana Lya Uriarte, ex ministra de Medio Ambiente:

“HidroAysén no es imprescindible para Chile”

por 28 mayo 2010

“HidroAysén no es imprescindible para Chile”
Según la abogada, el escenario energético del país ha cambiado lo suficiente como para asegurar que si se cae un proyecto, habrá alternativas para reemplazarlo. Sus dichos se dan en el marco de la millonaria donación de Enersis en La Moneda, donde su Presidente, Pablo Yrarrázaval, anunció que esperaban un tratamiento más “objetivo” por parte del nuevo gobierno. Para Uriarte, HidroAysén ha pecado de arrogante y su estudio de impacto ambiental no ha dado el ancho.

En medio de sonrisas y felicitaciones, el presidente de Enersis, Pablo Yrarrázaval, entregó este jueves la primera donación al programa “Levantemos Chile” directamente en manos de Sebastián Piñera. El lugar elegido fue nada menos que el Palacio Presidencial, donde el mandatario junto a su ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, recibió el aporte de 10 millones de dólares para la reconstrucción.

Al finalizar el encuentro, Yrarrázaval manifestó que esperaban un tratamiento más “objetivo” por parte de la nueva administración para la aprobación del proyecto HidroAysén, de la que el grupo Enersis es socio.

Esto, porque a su juicio “ha habido una exageración, quizás por parte de ciertas autoridades en el pasado, por las exigencias demasiado grandes que se nos han hecho, y creo que en ese sentido es donde tenemos que llegar a un punto de equilibrio”.

No es la primera visita que los impulsores de las mega represas en el sur hacen a Piñera. A principios de mayo el principal ejecutivo de Enel -controladora de Endesa España- Fulvio Conti, se reunió con el Mandatario, tras lo cual aseguró que el Ejecutivo y el ministro de Energía, Ricardo Raineri, “tienen muy clara la idea de empujar el proyecto”.

En medio de este lobby energético, las palabras del directivo de Enersis pusieron la guinda de la torta, y terminaron de indignar a la ex ministra del Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte. Por ello, envió una carta abierta a la ciudadanía y, en entrevista con El Mostrador, criticó duramente el actuar de los ejecutivos que impulsan HidroAysén.

-¿Cómo interpreta la entrega del donativo por parte de Enersis en La Moneda y los guiños de Irarrázaval a las nuevas autoridades para alinearse con HidroAysén?

"Este es el caso en que el que rinde examen termina alegando en contra del examinador para ocultar sus propias debilidades".

-Es del todo improcedente que hoy día en el gobierno de Piñera se utilice un espacio común a todos los chilenos y símbolo de democracia e igualdad, como es el Palacio de Gobierno, para hacer una donación cuantiosa. Y que al mismo tiempo, con toda falta de sobriedad, con ausencia completa de sentido de la oportunidad, se busque la buena voluntad gubernamental para avanzar en este proyecto hidroeléctrico.

La evidencia es extraordinariamente contundente respecto de que en la anterior administración hubo un análisis técnico que reveló deficiencias e insuficiencias del estudio de impacto ambiental que presentó HidroAysén: de 36 servicios públicos que lo analizaron, 32 manifestaron su inconformidad.

-En 2008 directivos de HidroAysén ya habían desacreditado a los servicios públicos señalando que no tenían capacidades ni contaban con antecedentes para hacer la evaluación.

-Esta arrogancia y falta de ecuanimidad para asumir lo que a todas luces era un estudio incompleto, dado que se demoraron más de un año en contestar las preguntas de la primera adenda, indudablemente demostró que es una estrategia que sólo está basada en una postura apartada de la realidad.

Este es el caso en que el que rinde examen termina alegando en contra del examinador para ocultar sus propias debilidades, lo que resulta curioso porque hubo momentos en que otros directores de Colbún señalaron que era razonable que se preguntara todo esto.

Privilegios para HidroAysén

-¿Qué conflictos ve en el hecho de que la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, haya trabajado en varios proyectos de Endesa y que cuando asumió estaba a cargo de iniciativas de esta empresa que debían ser evaluadas en su administración?

-Desconozco estos vínculos. Lo que está claro es que le corresponde velar por la independencia e imparcialidad de los servicios públicos, y garantizar revisiones apresuradas o aligeradas no es viable. Se debe buscar máximo cuidado y capacidad de análisis de un proyecto que tendrá consecuencias irreversibles en términos ambientales. Las decisiones que se tomen al respecto son fundamentales para el futuro del país. 

-¿Qué consecuencias irreversibles?

-Cualquier proyecto hidroeléctrico que contemple inundaciones de altas porciones de territorio es definitivo ecosistémicamente hablando. En consecuencia, si el país está evaluando una iniciativa como HidroAysén debe hacerlo adecuadamente: no es un proyecto simple, ni de fácil revisión. Es el proyecto más grande y complejo que se haya evaluado en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de Chile.

Para ello se debe garantizar un marco de independencia y autonomía. Por eso es grave que en La Moneda haya algunos con mayor voz que otros proyectos ingresados al SEIA.  La pregunta es por qué Enersis entregando 10 millones de dólares tiene más voz.

-En todo caso, también hubo fuertes críticas al gobierno de Michelle Bachelet por las presiones para facilitarle la pista a HidroAysén.

-Más allá de opiniones variadas en la sociedad acerca del proceso de evaluación, lo objetivo es que cuando el estudio del proyecto ingresó al sistema se le hicieron casi 3 mil preguntas y luego, en 2010 queda en evidencia al leer el tenor de los requerimientos, que los funcionarios han actuado en un marco de rigurosidad, análisis técnico y de rigor a la hora del examen ambiental.

El cuco de HidroAysén

-Como ex ministra de Medio Ambiente ¿considera que HidroAysén es un proyecto energético imprescindible para Chile?

-HidroAysén no es imprescindible para Chile: hablaría muy mal del país que su futuro energético dependiera de un solo proyecto.

La evidencia nos indica que ningún proyecto es imprescindible para sostener la matriz energética de Chile. Las condiciones en esta y otras materias están dadas para buscar alternativas si una iniciativa no se materializa.

-Pero uno de los argumentos dados por los impulsores de HidroAysén es que si no se aprueba, Chile tendrá serios problemas energéticos ¿ha cambiado el escenario desde que se ideó esta apuesta?

-Entre el 2006, en que asumió Michelle Bachelet, hasta ahora, ha cambiado sustantivamente. El nivel de crisis energética durante su administración fue muy difícil pero fue sorteado con un nivel de eficiencia muy alto. La ciudadanía no sufrió los rigores de la escasez, estuvo lejos de eso.  Se instaló la cultura de la eficiencia energética y adicionalmente las tecnologías para las energías renovables han ido avanzando, de hecho se impulsó una ley para desarrollarla. Además entraron a operar varias plantas regasificadoras.

-¿Entonces es puro cuco no más lo que dice HidroAysén de que sin su proyecto habrá serios problemas de energía en el país?

-Desde luego todas las palabras que emita la empresa sólo reflejan su propio interés particular, lo importantes es que el país trabaje por los intereses de todos los chilenos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes