Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Presidente de Ecuador: “Piñera ha resultado ser una grata sorpresa"

por 30 mayo 2010

Presidente de Ecuador: “Piñera ha resultado ser una grata sorpresa
El mandatario señaló que su par chileno no es de una derecha tradicional, sino que "tiene una visión muy latinoamericanista, muy integracionista, y eso es muy importante".

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, admitió en una entrevista que publica este domingo la prensa argentina que el mandatario chileno, Sebastián Piñera, ha resultado ser "una grata sorpresa".

"Nos preocupaba un poco el giro que podía dar Chile en el campo internacional" con el cambio de Gobierno, "pero las participaciones de Sebastián Piñera a nivel de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y en la cumbre Unión Europea-América Latina han sido extraordinarias", asegura el jefe de Estado en la entrevista concedida a Enfoques, suplemento dominical del diario argentino La Nación.

En su opinión, el presidente chileno, quien asumió el pasado 11 de marzo en un acto en el que participó Correa, "de ningún modo" es de una derecha muy tradicional, sino que "tiene una visión muy latinoamericanista, muy integracionista, y eso es muy importante".

Además, opina que "con todo respeto a la Concertación" y a la ex gobernante Michelle Bachelet -antecesora de Piñera-, "la política económica de Chile siempre fue de derecha".

Correa defiende también al ex mandatario argentino Néstor Kirchner, recientemente elegido secretario general de la Unasur, porque reconoce que gran parte de las cumbres, en las que admite que Kirchner "pasaba el menor tiempo posible", "son bastante ineficientes".

"Más allá de esto, Néstor siempre fue un impulsor de la unidad latinoamericana, muy eficiente y muy pragmático, de un gran liderazgo. Por eso creo que será un inmenso aporte para la integración suramericana", valora.

En varias ocasiones durante la entrevista, el presidente ecuatoriano reafirma su gestión, y ante la sugerencia de que tiene un estilo "muy duro" de gobernar se justifica al asegurar que el pueblo ecuatoriano le eligió "para una misión, no para ser Mister Simpatía".

"¿Cuál es la máxima crítica que nos pueden hacer? A mí no me pueden acusar de ladrón, de perezoso, de antipatriota, y entonces dicen que respondo a la prensa y les digo mediocres. Y que me pongo enojado y que pierdo la paciencia. ¡Son formalismos, por favor! Uno es un ser humano", reivindica.

Aunque asegura que todavía no sabe si va a intentar mantenerse en el poder hasta 2017 -en caso de ser reelegido en las elecciones presidenciales de 2013-, admite que si hubiera alguien "que pueda seguir con razonable éxito el proyecto" se iría "a su casa".

"No creo que para llevar adelante el socialismo del siglo XXI se necesite una personalidad parecida a la mía. Es más, creo que por esa personalidad he cometido mucho errores", reconoce.

El mandatario afirma creer en "la alternancia de personas" porque "nadie es indispensable", pero a la vez considera que "en cuatro años es muy poco lo que se puede hacer" y que si apuesta "a la alternancia para que mañana venga un gobierno de derecha y malentregue el petróleo y ponga bases militares, sería un retroceso lamentable".

Por otra parte, Correa, quien vivió en Europa y en Estados Unidos mientras realizaba estudios de posgrado, cree que "hay valores muy importantes de la cultura anglosajona" que se deberían aprender, como "el amor por la verdad".

"En América Latina todo el mundo miente y a nadie le sorprende. Mientras nadie se enamore de la verdad, va a ser muy difícil salir adelante", advirtió.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes