Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Proyecto de financiamiento de la reconstrucción

Diálogo de sordos entre el Gobierno y la oposición

por 2 junio 2010

Diálogo de sordos entre el Gobierno y la oposición
A pesar de las advertencias del Ejecutivo en orden a que de no aprobarse la iniciativa será la Concertación la que asuma los costos políticos, en el sector se niegan a aceptar dicha “amenaza” y estiman que con los 19 votos que tienen a firme, hasta ahora, pueden perfeccionar el proyecto o derechamente rechazar aquellos aspectos que no contribuyen a recaudar más recursos. En tanto, Hacienda descartó que impuesto de timbres y estampillas sea moneda de cambio con la oposición.

En un verdadero diálogo de sordos se convirtió el martes, en el Senado, el debate por el proyecto de financiamiento de la reconstrucción. Tras la presentación del ministro Felipe Larraín ante la Comisión de Hacienda, no parece haber espacio para generar un acuerdo entre la Concertación y el gobierno, pues el titular de la cartera no dio señales de ceder en los aspectos que a la oposición le parecen intransables: el aumento permanente del impuesto de primera categoría a las grandes empresas, rebaja de la invariabilidad tributaria a las mineras que se acojan al royalty y la diferenciación por tramos del impuesto de timbres y estampillas, entre otros. En este cuadro cobró especial relevancia la figura del senador independiente Alejandro Navarro, pues al optar por sumarse a la derecha anunciando la aprobación de la iniciativa, provoca un empate que podría hacer naufragar el proyecto.

En este sentido, Larraín ha mantenido una postura que en la oposición califican de intransigente, pues manifestó que las peticiones de ese sector “desdibujan completamente el proyecto” presentado por el Ejecutivo y que su posición es “ganar con el paquete que estamos presentando”. Si la Concertación insiste en su posición, sostiene, será la ciudadanía la que “juzgue” y “tendrán que dar ellos sus explicaciones de por qué no lo han hecho (aprobado)”. Incluso calificó de “rumores” los trascendidos acerca de que existiría una posibilidad de llegar a acuerdo en lo relacionado al impuesto de timbres y estampillas.

En medio del debate, la derecha puso todas sus fichas lanzando al ruedo la idea de que el senador DC Hosaín Sabag sería el otro parlamentario que habría comprometido su voto a favor del proyecto, descolgándose de su bancada. Sin embargo, fue el propio legislador el encargado de negar tal trascendido. Aclaró que en una primera etapa, todos los senadores aprobarán la idea de legislar y que al momento de votar cada artículo en particular lo harán como acuerde su bancada. “Yo soy demócrata cristiano, soy de la Concertación y creo que vamos a actuar unidos en todas estas materias”, dijo. Pero siempre buscando “la mejor fórmula para recabar los recursos necesarios para la reconstrucción que el gobierno requiere”.

Sabag despejó así las dudas que había generado el oficialismo en torno a que la Concertación no sería capaz de ordenar a sus huestes tras una postura común frente a la polémica iniciativa. De hecho, en la oposición existe bastante acuerdo en orden a que no sería políticamente correcto rechazar de plano todo el proyecto. Por lo que habría consenso en orden a que si el Ejecutivo no se abre a negociar algunos de los aspectos que la Concertación pretende modificar, los senadores del sector tendrán que aprobar el aumento transitorio del impuesto de primera categoría a las grandes empresas. Pero, junto con eso, están dispuestos a rechazar aquellos artículos que  no contribuyan a una mayor recaudación. Como la rebaja del impuesto de timbre y estampillas, el aumento en ocho años de la invariabilidad tributaria a las mineras que se acojan al royalty y el beneficio tributario a las empresas que reinvierten utilidades, artículo conocido en la tramitación como 14 quater. Enfoque que la oposición ha tratado de exponer toda la semana con escaso éxito.

En su defensa Navarro sostuvo ayer que “no es responsable ni oportuno generar esta situación (de confrontación), toda vez que lo que se requiere son recursos inmediatos para la reconstrucción”.

Con este escenario, hay quienes en la Concertación admiten que este debate es más bien comunicacional. Ello, porque “tarde o temprano la gente se dará cuenta de que el gobierno le está entregando beneficios tributarios a las grandes empresas, en compensación por el alza transitoria de impuestos”. En esta línea el senador PPD Ricardo Lagos Weber subrayó que el tema de fondo que subyace al debate es “quien va a pagar este financiamiento de la reconstrucción”. Desde su punto de vista, el gobierno espera que “la paguen todos los chilenos por igual o con un endeudamiento para las futuras generaciones. Para nosotros, estamos solicitando al gobierno una propuesta de financiamiento en que aquellos que tienen el bolsillo más largo de Chile contribuyan en mayor medida a financiar la reconstrucción”.

Y acto seguido afirmó que “el chantaje” con que el Ejecutivo pretende forzar a la Concertación “no vale” porque están los recursos para financiar la emergencia y la reconstrucción este año y la mirada que su sector está haciendo, aseguró, es de largo plazo.

Efecto Navarro

Al ya difícil debate se sumó la decisión del senador Alejandro Navarro de aprobar el proyecto del gobierno. En la Concertación sostienen, sin un mínimo de diplomacia, que el parlamentario que representa a la Octava Región fue “comprado” por el Ejecutivo. Argumento que niegan en el entorno del senador. Por el contrario, reconocen que la decisión del díscolo legislador fue más pragmática que eso. Y tiene un trasfondo más bien electoral.

Según explican, Navarro siente que sus electores no le perdonarán que se niegue a sumar recursos para la reconstrucción en una zona que fue particularmente afectada por el terremoto. Además aseguran que la idea de apoyar el proyecto se viene fraguando desde hace un tiempo. A sólo unos días del terremoto, explican, Navarro se encontró con la entonces alcaldesa de Concepción, y actual intendenta Jacqueline Van Rysselberghe, trabajando en terreno, a quien –pese a sus conocidas diferencias- le ofreció todo el apoyo para trabajar en la reconstrucción de la zona. Con lo que se habría generado un “acuerdo tácito” entre ambos.

Pero aclaran, como lo ha planteado el propio Navarro, que la postura del parlamentario en este tema no significa que “se haya pasado a la derecha y se convierta en piñerista”, pues sigue manteniendo sus diferencias con el gobierno en otras materias, como en educación. En su defensa Navarro sostuvo ayer que “no es responsable ni oportuno generar esta situación (de confrontación), toda vez que lo que se requiere son recursos inmediatos para la reconstrucción” y advirtió que si finalmente, a pesar del proyecto, “faltan dineros para la reconstrucción es responsabilidad del gobierno y el gobierno verá cómo lo resuelve”.

Por otra parte, el jefe de la bancada DC, Andrés Zaldívar, advirtió al Ejecutivo que “en base a amenazas no nos van a mover” y, cerrando la polémica acerca de la posición que asumirá Sabag, aseguró que la Democracia Cristiana tiene “un solo planteamiento” respecto a la iniciativa y “por supuesto el senador Sabag pertenece a la Democracia Cristiana”. Según trascendió tras el almuerzo de los senadores de la Concertación, en esa instancia Sabag habría manifestado su inquietud por la reacción del electorado en su zona debido al despliegue que Navarro ha realizado, pero aún así aceptó sumarse a la bancada.

En tanto, la postura anunciada tímidamente por algunos sectores de la Alianza en cuanto a que prefieren que el proyecto fracase antes que aceptar una negociación con la Concertación, fue asumido con mayor fuerza ayer en el Senado. Aunque está por verse si tras la cena de anoche de los senadores con el Presidente Sebastián Piñera, en Cerro Castillo, y el desayuno que tendrá esta mañana con los diputados de la Alianza, si esa postura tan drástica se mantiene. Porque en la recogida de votos, el Ejecutivo y la oposición están 19 a 19, lo que significa que la Concertación podría echar abajo la emblemática iniciativa, si este empate se mantiene después de dos votaciones consecutivas.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes