Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Realizan velatón para recordar un año de la muerte de joven arquitecto en incidente con Carabineros

por 28 junio 2010

Realizan velatón para recordar un año de la muerte de joven arquitecto en incidente con Carabineros
Pese a que la autopsia es categórica en dar cuenta de claros signos de golpes en el rostro de Mario Oviedo, los cuales habrían sido propinados por funcionarios de la policía uniformada de acuerdo a testigos, el Servicio Médico Legal no estableció nunca la causa de muerte. El caso está en manos de la Fiscalía Militar, donde se encuentra pronta a concluir la etapa de investigación.

Familiares y amigos del joven arquitecto Mario Oviedo están preparando una serie actividades para recordar su muerte y por ello realizarán este lunes, a las 19.00 horas, una velatón frente al Bar Constitución en Bellavista y una misa en el Colegio San Ignacio de El Bosque para mañana martes a las 11.30 horas.

La muerte de Oviedo ocurrió la madrugada del 28 de junio de 2009 a la salida del Bar Constitución, en el barrio Bellavista, producto de, según sostiene sus cercanos, golpes recibidos por funcionarios de Carabineros de la 19° Comisaría de Providencia.

En un comunicado de prensa se sostiene que este hecho “reabrió el debate respecto de la violencia que ejerce la policía en diversos procedimientos en los que se ven involucrados, los cuales han sido ampliamente denunciados ante organismos internacionales de derechos humanos, y la impunidad en que muchos de hechos quedan al ser conocidos por la justicia militar”.

Según el texto, la víctima era cliente habitual del mencionado bar, y la noche de su muerte se encontraba departiendo junto a algunos amigos al interior del recinto.

De acuerdo a lo que dicen sus cercanos, todo comienza cuando le pide al DJ que le ponga algunos temas musicales en su pendrive, lo que en ocasiones le había sido concedido pero que esta vez le fue negado.  En ese momento se produce una discusión, sigue el relato, siendo Oviedo bajado de forma violenta del escenario y luego sacado a la vía pública por los guardias del lugar.  Producto de este hecho, el joven resultó con un corte en una de sus cejas, desplazándose a constatar lesiones a un centro asistencial.

Luego de verificar las lesiones, el arquitecto regresa al lugar para conversar con el administrador a quien le plantearía que la herida fue provocada por un golpe dado por el DJ y reclamar por la actitud de los guardias.

Las declaraciones que se recogen del momento indican que a las 5 de la madruga los dependientes del local no le abrieron la puerta, por lo que comenzó a golpear la puerta de acceso en forma más intensa, situación que fue grabada por cámaras.

Los familiares del arquitecto denuncian que las cintas de las cámaras de seguridad del bar, que permitirían esclarecer los hechos, se encuentran desaparecidas.

Tras conseguir conversar con el administrador  y uno de los guardias presentes, una patrulla de carabineros llega al local y la víctima les explica lo ocurrido a los funcionarios policiales.

Sin embargo, reclaman los cercanos a Oviedo, los carabineros no le dieron mayor crédito y uno de ellos, identificado como el cabo Ramón Pavéz, procede a reducirlo.

“En ese instante ambos caen al suelo, de acuerdo a los distintos testimonios de quienes han testificado en el sumario que se encuentra en la justicia militar, cayéndosele al funcionario tanto la gorra como sus esposas.  Esto ofusca de sobremanera al carabinero, quien teniéndolo boca abajo pone una pierna sobre su cuello y procede a golpearlo repetidas veces en su rostro.  Hecho que también consta en el proceso.  Por ello, Pavéz se encuentra procesado como autor de las lesiones del joven”, precisa el comunicado.

Además, se indica que la patrulla pidió apoyo a otra unidad policial, llegando esta al lugar y un sargento de apellido Jara niega transportarlo por encontrarse lesionado y rehúsa también llevarlo a un centro asistencial, por lo que este funcionario también se encuentra procesado por denegación de auxilio.

Posteriormente, el arquitecto comienza a convulsionar y gran cantidad de sangre sale de su boca, falleciendo de manera instantánea.

De acuerdo al testimonio de Pavéz y del carabinero Danilo Muñoz que lo acompañaba, el joven al caer habría estrellado su rostro contra el suelo, lo que explicaría las lesiones que le desfiguran el rostro.  Declaración que se contradice con lo expresado por trabajadores del bar que presenciaron el hecho, puesto que según éstos el joven cayó de costado y sobre el funcionario.  Tampoco hay concordancia respecto al uso de las esposas, pues mientras Pavéz señala haberlas retirado porque Oviedo se habría “calmado”, acomodándose en el suelo y quedándose “dormido”, los empleados aseguran que estas permanecían puestas cuando el joven convulsionó.

En tanto, la fiscal militar Paola Jofré, a cargo de la investigación, se encuentra pronta a entregar los resultados de las distintas diligencias realizadas y con ello se cierra la etapa de sumario y un tribunal militar deberá resolver la responsabilidad de los funcionarios en la muerte de Oviedo.

Sin embargo, hasta ahora la tipificación del delito es solo de lesiones, ya que el Servicio Médico Legal pese a la contundencia de las evidencia, nunca ha establecido la causa de muerte, lo que permitiría procesar al funcionario por el asesinato del joven.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes