Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 00:29

Manuel José Ossandón

“Yo creo que el secreto de confesión jamás podrá librar al padre Karadima de un juicio”

por 4 julio 2010

“Yo creo que el secreto de confesión jamás podrá librar al padre Karadima de un juicio”
El edil puentealtino dijo que en un principio intuyó ver “manos negras” en la acusación contra el sacerdote por parte de un sector de la Iglesia católica, como una forma de lavar la imagen de la institución, pero que de acuerdo a como se han ido dando los acontecimientos, cree en el juicio canónico iniciado por el cardenal Errázuriz, que “debe tener argumentos muy sólidos que lo convencen”.

Con sentimientos encontrados se manifestó el personero político de RN y alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón, al referirse a la suerte que está corriendo el sacerdote Fernando Karadima, de la parroquia de El Bosque de Providencia, con cuya sede religiosa mantuvo un estrecho contacto durante 20 años.

Reiteró que en un principio intuyó ver “manos negras” en la acusación contra el sacerdote por parte de un sector de la Iglesia católica, como una forma de lavar la imagen de la institución, pero que de acuerdo a como se han ido dando los acontecimientos, cree en el juicio canónico iniciado por el cardenal Errázuriz, que “debe tener argumentos muy sólidos que lo convencen”.

A la vez, señaló que el secreto de confesión al que ha recurrido el párroco, para no entregar antecedentes al fiscal de la causa, no podrán librarlo del juicio canónico o tal vez civil. “Para mí, todo esto ha sido muy doloroso”, expresó.

Sus declaraciones las hizo durante una entrevista en el programa “Actualidad Central”, de Telecanal, adonde fue invitado para conocer sus puntos de vista sobre la política contingente y el diálogo terminó centrándose en las contradicciones que había tenido durante el desarrollo del caso Karadima.

Su versión

El alcalde de Puente Alto y vicepresidente de RN señaló que se mezcló en el tema cuando, recién filtrada la noticia, concurrió a la parroquia para conocer detalles del rumor que acreditaba el testimonio de un feligrés que acusaba a Karadima de pedófilo.

“Al salir del lugar me encuentro con un enjambre de periodistas que me interroga, y yo, conocedor durante años del sacerdote cuestionado, por supuesto que me manifiesto a su lado”, cuenta recordando el suceso.

“En ese momento yo defendí una cosa distinta. ¿En qué me equivoqué? Fue en no haber explicado algo cuando dije “aquí hay manos negras o hay sectores de la Iglesia que han tratado de limpiar una imagen”. Lo que no expliqué –porque yo soy católico- es que la Iglesia  no la forman sólo los curas ni los obispos, sino somos todos y los laicos también, y yo estaba apuntando hacia un laico que había filtrado la noticia”, enunció.

Añadió que por haber mantenido un contacto de 20 años con la parroquia de El Bosque, “siempre en un entorno de cosas buenas”, no le cabía imaginar que no todo podría haber sido bueno. “Era la parroquia en que me puse las argollas y me casé; y el hecho de que de la noche a la mañana se le condenara al sacerdote como pedófilo, sin juicio llevado a cabo, me pareció una injusticia. Había quedado como pedófilo y condenado al tiro”. Recordó que por sus declaraciones recibió un fuerte palo de monseñor Goic, aunque reconociendo que “estaba en su derecho”.

“Después viene una segunda etapa en que el cardenal Errázuriz dice que va a hacer un juicio canónico y manda los antecedentes a Roma. Entonces, yo como católico tengo dos opciones: o le creo al cardenal o no le creo. ¡Yo le creo!”, expresó el edil.

Pero aún manifestándose en la duda, sin decirlo, Manuel José Ossandón señaló que ese juicio ha dado lugar a una cosa sumamente importante: que el padre Karadima tendrá la oportunidad para defenderse, lo cual no ha ocurrido hasta ahora.

En cuanto al recurso del “secreto de confesión” a que ha acudido el sacerdote para no entregar todos los antecedentes que le ha pedido el fiscal para esclarecer el caso, dijo Ossandón:

“Yo creo que el secreto de confesión es algo que jamás podrá librar a Karadima de culpa, porque ese secreto lo tiene él y no las víctimas, si es que existen”.

¿Juicio canónico y civil?

Añadió que para él no es separable el juicio canónico del juicio civil, “porque si el juicio canónico lo determina pedófilo, por supuesto  que la justicia civil lo hará zumbar. Yo no lo separo. Pero en lo personal, como católico y persona que me dé credibilidad, el hecho de que un fiscal diga una cosa  o la diga el Arzobispo de Santiago, para mí es distinto. Me da más confianza el cardenal”.

Se le refutó el hecho de que él saliera defendiendo en un momento al padre Karadima y no a las víctimas, lo cual respondió que después de sus primeras declaraciones dio una conferencia de prensa para explicar que si se malinterpretaron sus palabras o hirió a alguna víctima, pedía perdón.

“Yo conocí alguna de esas personas que dieron testimonio, como Juan Carlos Cruz -dijo-. Yo lo invité a él a mi bendición de argollas, nos tomamos fotos con mi futura señora y fue a una de las pocas personas de la parroquia a quien invité por el gran cariño que le tenía. Por eso, para mí es súper doloroso el tema. Pero eso no quiere decir que hay que ser el más duro entre los duros si hay pedofilia. A mí lo que no me cuadra es que exista pedofilia”, concluyó.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes