Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Manuela Gumucio y su receta para el canal público

“El director ejecutivo no debe elegirse antes que la ley de TVN sea promulgada”

por 13 julio 2010

“El director ejecutivo no debe elegirse antes que la ley de TVN sea promulgada”
El incidente Kramer-Piñera dejó al descubierto la urgencia de resolver quién estará a cargo de la estación estatal, mientras parlamentarios de oposición mantienen “congelado” el nombramiento de Sergio Urrejola para integrarse al directorio del canal hasta que el Presidente no venda Chilevisión. Así las cosas, la periodista y socióloga que dirige el Observatorio de Medios Fucatel, advierte: “no nos vayamos a encontrar, una vez más, con un director que declara que ni siquiera ve TV”.

-Si de usted dependiera ¿qué criterio usaría para elegir al director ejecutivo de TVN?

-Primero creo que el director ejecutivo de TVN tiene que ser elegido pensando en el espíritu de la ley que por estos días comienza a discutirse en el Senado y que esperamos responda a la demanda de los chilenos por tener un verdadero canal público, con una oferta diferente y mejor que la de la TV privada. El director ejecutivo no debe elegirse antes de que la ley de TVN sea promulgada.

-¿Qué perfil debe tener el director ejecutivo de TVN?

-A mi me gustaría que no primaran los criterios de siempre para definir el perfil: empresarios muy buenos con la gestión pero sin un proyecto de televisión estatal, ni siquiera una opinión, de conocimiento público, al respecto. No nos vayamos a encontrar, una vez más, con un director que declara, sorprendido con su nominación,  que ni siquiera ve TV.

-Hasta el minuto la mayoría de las  personas que han ocupado el cargo no ha sido gente que proviene de la televisión, pero sus gestiones culminan con éxito en términos de sintonía y administración. ¿Qué justifica cambiar el modelo de elección?

-Cierto. Pero suele ocurrir que en su manifiesta ignorancia sobre el tema, los directores se han plegado a criterios de autoridad internos, que ponen la rentabilidad y las cifras azules a final de año, por encima de las obligaciones de los canales públicos normales. Los aportes de servicio público que se logran hacer, son celebrados como dádivas ocasionales y no como parte de la esencia misma del canal.

El único gran resguardo para la independencia de TVN es la claridad de sus objetivos, la cuenta anual que deberá hacer en el Senado y una transparencia que hoy no existe sobre el desempeño de su Directorio y de sus Ejecutivos.

-Usted dirige una organización muy activa que monitorea los medios y propone temas de discusión relacionados, pero como muchas ONG, parece que nunca quedan conformes con lo que se hace desde el poder. ¿Qué esperan de la ley de TVN?

-El Observatorio Fucatel espera que se le otorguen a TVN los medios para que cumpla los objetivos diferenciadores, aprobados en la Cámara de Diputados. Esto es algún tipo de financiamiento público para, por ejemplo, innovar contraprogramando. Es decir, ofreciendo géneros diferentes a los éxitos probados de gran audiencia. También  para fomentar la creación, dando un trato justo y sostenido a la producción independiente; para garantizar la independencia de sus creadores y periodistas frente a los grandes intereses económicos.

Audiencias, transparencia y debate

-Pero TVN ya hace algo de esto sin aporte del Estado

-Es innegable que TVN lo ha hecho muy bien en muchos planos. De nada sirve un canal público, perfecto en sus contenidos, pero que no llega a grandes audiencias. Es una cuestión de dosis y de criterios generales, que debieran ser explicitados por el directorio al nuevo director ejecutivo y a todos los chilenos.

Pero por otro lado, a modo de ejemplo, no se ha visto ningún canal público en el mundo que programe su único espacio de debate en la mañana del domingo, aunque 24 Horas con sus entrevistas haya mejorado la oferta de información y confrontación que los ciudadanos requieren para entender de alguna manera su realidad y poder, eventualmente, actuar frente a ella.

-¿Ha pensado que una injerencia mayor del Estado puede significar también control de los contenidos?

-Me sorprende este planteamiento porque encuentro que desconoce el pleno Estado de Derecho en que vivimos. Se nos amenaza con fuerzas secretas que podrían actuar a nuestras espaldas, en circunstancias que existen suficientes  organismos controladores.

Es innegable que TVN lo ha hecho muy bien en muchos planos. Pero por otro lado no se ha visto ningún canal público en el mundo que programe su único espacio de debate en la mañana del domingo.

El único gran resguardo para la independencia de TVN es la claridad de sus objetivos, la cuenta anual que deberá hacer en el Senado y una transparencia que hoy no existe sobre el desempeño de su Directorio y de sus Ejecutivos, en torno al cumplimiento de estos objetivos de servicio público.

-De todas maneras la ley de televisión como tema se mantiene en un ámbito académico o de alta política, ¿por qué cree que no cruza hacia la mayoría de los usuarios?

-Es, sin duda, muy sospechoso que casi no se hable  de las decisiones que el Parlamento está tomando sobre el más grande de los poderes en cualquier sociedad, como es la TV. Este silencio puede entenderse, solamente como el deseo de la gran prensa y de los grandes canales que nada cambie en el esquema de poder. Y ahí tienes, en vivo y en directo, la prueba de lo que digo sobre las falencias de TVN.

Debería ser TVN, independiente de los grandes intereses, el canal que pusiera el tema y expusiera las posiciones en tensión, para permitir a la población tomar partido. Son los sectores populares, los que pasan más horas diarias frente al televisor, quienes  saben la importancia que tienen para su vida todo lo que la TV les ofrece.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes