Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:15

La estación está en pie de guerra contra Agosín Eventos

La disputa de Canal 13 por el docureality de la Selección

por 21 julio 2010

La disputa de Canal 13 por el docureality de la Selección
“Nacidos para Ganar” fue un éxito desde todo punto de vista. Pero, curiosamente, tiene a la señal metida en un lío por un supuesto incumplimiento de contrato que deberá resolver la Cámara de Comercio mediante un arbitraje. El asunto tiene a la productora externa reclamando un perjuicio por $46 millones, que incluye a los jugadores de la Roja.

El 27 de enero de 2010 Canal 13 anotaba un gol frente a “Guerreros”, el docurreality de TVN  basado en los jugadores de la Selección Chilena. La estación católica firmaba un contrato con Agosín Eventos  mediante el cual aseguraba en su pantalla la presencia de cinco de los jugadores más populares del plantel: Alexis Sánchez, Humberto Suazo, Arturo Vidal, Gary Medel y Fabián Orellana, todos pertenecientes al corral del representante argentino Fernando Felicevich.

A todas luces un golpe, considerando que Sánchez y Suazo, hasta ese momento poco acostumbrados a  hablar con la prensa, abrirían su intimidad, marcadas igual que el resto por haber vencido el entorno adverso donde les tocó nacer. Historias perfectas para la línea editorial de la estación. Además partían con un voto de confianza al tener en cuenta  que  detrás del programa estaba Shai Agosín, vinculado al canal hace más de 20 años, desde que fue conductor de “El Club Disney”.

Hasta ahí todo bien. El canal anunciaba el proyecto a la prensa y su área comercial comenzaba a venderlo a los potenciales auspiciadores con una tarifa de $64 millones más IVA  por la temporada completa de ocho  capítulos y no diez como los productores aseguran que estipulaba el contrato.

Rating, elogios y dinero

Esta fue la primera diferencia entre Agosín y el canal. Claro que a esta altura, febrero de 2010, este detalle no constituía un problema. De hecho Agosín consiguió a Nike, Gillete y Banco Santander, tres de los cinco auspiciadores que tuvo el programa.

La carta es un intento de  obtener el apoyo del  gremio  en un conflicto que comenzó a escalar apenas el programa emitió su primer capítulo. “A pesar de que nuestra voluntad siempre ha sido y será de conciliación”, reconoce Gabriel Agosín, uno de los productores de la serie.

Los problemas empezaron después. En abril, días antes de la fecha que Rodrigo Leiva, jefe del área docurreality y productor delegado por el canal, determinara para la partida del programa. Según explican los productores en una carta enviada a la Asociación de Productores de Cine y Televisión (APCT), “estando a pocas semanas de salir al aire, y después de que Rodrigo Leiva nos dijera que el programa partía el 21 de abril se nos informa que el  partiría una semana antes, el 14 de abril”.

La carta es un intento de  obtener el apoyo del  gremio  en un conflicto que comenzó a escalar apenas el programa emitió su primer capítulo. “A pesar de que nuestra voluntad siempre ha sido y será de conciliación”, reconoce Gabriel Agosín, uno de los productores de la serie.

Mientras desde su primer episodio  la serie cosechaba elogios de la crítica (“El mayor mérito de Nacidos para Ganar es que supo llegar dentro del corazón de seleccionados generalmente hoscos con la prensa y las cámaras de TV”. Larry Moe LUN.“La gran virtud de ‘Nacidos para ganar’ radica en la capacidad de teñir la pantalla con el rojo de la chilenidad”, Claudia Guzmán, El Mercuruio), buena sintonía 17 puntos promedio (cifra que no alcanzaron los estelares de Tonka Tomicic con gran despliegue de producción) y más auspiciadores (el espacio sumó otra tanda de avisos a las tres con las que partió) en la interna siguieron los desencuentros entre Rodrigo Leiva y Agosín, la productora externa responsable del programa.

Además la entrevista a Alexis Sánchez era la primera que el tocopillano daba en televisión y sirvió de molde para la rutina de Stefan Kramer.

El  intento más temprano  por zanjar el conflicto se dio mediante una reunión luego del capítulo 1, en  la que estuvieron por el canal Patricia Bazán, Productora Ejecutiva del Área de Reportajes, Manuela Velasco, Jefa de  Proceso de Evaluación de Proyectos de Programación y Procesos Creativos más Rodrigo Leiva. Shai Agosín asistió por la productora y pidió  que Leiva no continuara a cargo del proyecto, pero el ejecutivo fue ratificado al día siguiente.

Posiciones irreconciliables

Y según exponen los productores en su carta, los problemas siguieron, a partir de una supuesta “actitud poco amistosa” entre el director Shai Agosín y Rodrigo Leiva.

“Nuestra intención siempre fue sacar adelante el proyecto, incluso satisfaciendo todo tipo de requerimientos, los que incluían ediciones 24 horas antes de emitirse los capítulos que  ya habían sido  aprobados. Los criterios de Leiva  fueron paulatinamente haciéndose más contradictorios al punto de de exigirles a los periodistas que fueron a Europa ir relatando lo que iban viviendo, para después obligarnos a sacar cada una de sus apariciones”, explica Gabriel Agosín, uno de los realizadores.

La versión de Canal 13 demuestra que las posiciones entre ambos se mantienen hasta ahora irreconciliables y al respecto de la supuesta enemistad entre el representante de la estación y el director de la serie, consigna que no puede hacerse eco de “apreciaciones de tipo subjetivo y personal”.

“Agosin Eventos no sólo no presentó los capítulos dentro de las fechas en las que se había comprometido, sino que además entregó sólo 8 de los 10 estipulados en el contrato. Contractualmente, correspondía privativamente a Canal 13 definir el tratamiento audiovisual y narrativo de los contenidos del programa. Para esos efectos,  se designó como productor delegado a don Rodrigo Leiva, siendo éste el único autorizado para aprobar o rechazar cada uno de los capítulos entregados, y no otros ejecutivos de esta estación. La no aprobación del material entregado se debió a que éste no cumplió con las exigencias técnicas y de calidad propias de la programación de Canal 13”, dicen a través de su gerencia de Comunicaciones y Marketing.

La deuda a los jugadores

En la productora desmienten este incumplimiento, asegurando que entregaron los diez capítulos que estaban pactados: “Ellos rechazaron el capítulo 6 a pesar de haberlo aprobado antes mientras que  del noveno y décimo no acusaron recibo”, afirma Agosín y lo confirma diciendo  que VTR, a quién le vendieron la serie para su plataforma On Demand, sí tiene los 10 capítulos.

En este sentido,  fuentes allegadas a la compañía de televisión por cable, afirman que el producto los dejó “muy satisfechos” sin que hubiera problemas durante la negociación.

Con todo, la semana pasada, Sergio Gándara, representante de la APCT, se reunió con abogados de Canal 13 para llegar a una solución amistosa, pero no hubo acuerdo. Canal 13 hizo efectiva la boleta de garantía que asciende a 10 millones de pesos. Con lo que Agosín estima su perjuicio total en 46 millones de pesos. “Ellos cobraron la boleta el 21 de junio siendo que el último programa se emitió el día 10”, afirma Gabriel Agosín.

Mientras, Bruno Bettati, presidente de la APCT, afirma que el cobro de la boleta de garantía “es poco usual”, tanto como derivar el tema al equipo de abogados antes de llegar a un acuerdo.

En medio de la disputa, que este lunes  llegó a un arbitraje que deberá resolver   la Cámara de Comercio, también se han visto perjudicados los jugadores ya que aún se le adeuda la última cuota de 20 millones al representante Fernando Felicevich.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes