Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:57

Ministerio de Transportes buscará financiamiento

Se endurece la mano para el Transantiago

por 25 julio 2010

Se endurece la mano para el Transantiago
La próxima semana se vislumbra muy noticioso para el sistema de transporte público, el cual le generó más de un dolor de cabeza a la administración Bachelet y que ahora se extiende a Piñera. El ejecutivo dará a conocer un plan de emergencia para enfrentar las constantes alzas de los pasajes de los buses y del Metro, lo que ha afectado la imagen del gobierno. Entre las medidas que implantarán las autoridades se destaca el hecho se aplicar fuertes sanciones a los operadores que no cumplan con las detenciones en los paraderos, con las frecuencias de recorridos, la evasión, entre otros.

El ministro de Transportes, Felipe Morandé, vio reflejado en carne propia lo que le ocurre a los usuarios del Transantiago cuando fue invitado por el programa “Informe Especial” para conocer en detalle el alcance de la evasión en el sistema.

Según señala Morandé en entrevista a El Mercurio, se encuentra molesto porque no son castigados los evasores, por lo que anuncia “mano dura” y reformas radicales para superar el impasse que actualmente está afectando al gobierno de Sebastián Piñera.

Esto se debe a que la gente común no responsabiliza de las continuas alzas de las tarifas –cinco desde el 11 de marzo- a la administración Bachelet, sino que traspasa todo el malestar al nuevo gobierno.

Asimismo, Morandé comenzará a vivir el calvario que sufrió su antecesor René Cortázar, ya que deberá ir el martes al Congreso para pedir financiamiento, donde espera que la oposición tenga buena voluntad.

El secretario de Estado señala que es difícil tomar una decisión como esta, ya que el sistema consume una cantidad importante de recursos, pero “es una solicitud inevitable, por la herencia que tenemos en materia de cómo funciona el Transantiago, sus elevados costos y los errores de cálculos”.

Respecto a la postura que tendría la oposición al momento de pedir financiamiento, Morandé llama a la cordura de los parlamentarios y asegura que ningún legislador con el “corazón bien puesto puede negarse a facilitar los recursos para que los santiaguinos no sigan con esta escalada de alza de tarifas”.

Sobre la percepción que tienen los usuarios en el sentido que el Transantiago sigue igual, el ministro sostiene que se heredó un sistema de transporte que tiene problemas de diseño e implementación, por lo que es difícil que en cuatro meses se cambie lo que se ha estado tratando de hacer por tres años.

Se viene la mano dura

Asimismo, Morandé no duda en señalar que lo que se viene es aplicar mano dura a quienes no cumplan con sus deberes.

“Para los operadores que no cumplan con detenerse en los paraderos y recoger gente, o que no cumplan con las frecuencias y regularidades convenidas en todas las rutas. Para el Administrador Financiero del Transantiago (AFT), si no cumple a cabalidad con sus compromisos, para los automovilistas que no respetan las vías exclusivas de los buses y para los que evaden el pasaje pudiendo pagarlo. Vamos a ser muy rudos en materia de fiscalizar”, precisa.

En tal sentido, explica que en una semana más se comenzará a aplicar el sistema de control de flota para verificar la frecuencia y regularidades en la calle y no en los terminales como se hacía hasta ahora.

Además, se apurará una solución entre el AFT y los operadores sobre las cámaras de seguridad en los buses, se incorporarán 40 fiscalizadores más a los 100 que ya poseen arriba de las micros, quienes tendrán colaboración de Carabineros.

Otra novedad es que se dará inicio a una campaña similar a la que aplicó el Metro, que premiará a los usuarios honestos que paguen su pasaje.

Sin embargo, lo más importante es que las multas para quienes evadan el pago del pasaje aumentarán de 18 mil a 56 mil pesos.

Todo apunta a mejorar la aprobación ciudadana al gobierno

Aunque la desaprobación de la ciudadanía al sistema dejó de estar entre los principales temas más conflictivos por meses, los constantes aumentos de los pasajes han hecho revivir el problema, afectando de paso la imagen de Piñera.

El Transantiago ha acarreado dificultades no solo a las familias santiaguinas, sino que también al propio Morandé como dijo El Mostrador en su oportunidad, ya que el gobierno ve a Transportes como la cartera que no ha podido transmitir comunicacionalmente que el responsable de las alzas es la anterior administración.

De acuerdo a El Mercurio, el presidente de Adimark, Roberto Méndez, entregó un análisis a los asesores de La Moneda sobre el tema, el cual fue recibido por inquietud porque hubo cifras no divulgadas a la opinión pública sobre la aprobación del mandatario.

De hecho, el sondeo señalaba que Piñera y su administración obtenían una cifra cercana al 60% de aprobación en regiones, pero el dato relevante es que en la Metropolitana la cifra caía un poco más del 40%.

Las impopulares alzas podrían reflejarse en los resultados de la próxima encuesta del Centro de Estudios Públicos, ya que durante el periodo de trabajo de campo se produjeron subidas en las tarifas.

El rediseño del sistema

Otro punto que afecta al gobierno fue la salida de la coordinadora general del Transantiago, Ana Luisa Covarrubias, quien el viernes pasado fue sacada de su cargo y en su lugar fue puesto el actual seremi de Transportes, Raimundo Cruzat, quien asumirá oficialmente su puesto este lunes.

El alejamiento de Covarrubias venía evaluándose en La Moneda y en la propia cartera de Transportes, debido a la preocupación existente por los efectos del mal funcionamiento del modelo de locomoción colectiva en la imagen de Piñera.

Sin embargo, para que esto no se notase como un descalabro dentro del propio gobierno, el Ministerio de Transportes atribuyó esta modificación al inicio de una “segunda fase” para mejorar el sistema.

A través de un comunicado, la cartera señaló que dispuso “una modificación del equipo directivo de la Coordinación General del Sistema de Transporte Público de Santiago, que da inicio a una segunda fase en el proceso de reformulación del Transantiago”.

“Así, la ingeniera civil Ana Luisa Covarrubias Pérez-Cotapos, actual coordinadora de este programa, pasa a encabezar el grupo de especialistas que está trabajando en el rediseño del transporte público capitalino, al interior de este Ministerio.
En tanto, la labor de coordinación ejecutiva será asumida, desde el lunes 26 del presente, por el ingeniero civil Raimundo Cruzat Correa, actual Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de la Región Metropolitana”, sostiene la nota oficial.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes