Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Vicepresidente de relaciones políticas y factotum del PRO

Marambio se ve obligado a dar un paso al costado en el partido de ME-O

por 4 agosto 2010

Marambio se ve obligado a dar un paso al costado en el partido de ME-O
La medida, de carácter formal, fue tomada para salvaguardar la imagen pública del movimiento, que se fundó sobre las banderas de la transparencia y la lucha contra los poderes fácticos en la política. Pero una fuente cercana a la tienda estima que dada la cercanía del empresario al proyecto, tanto emocional como económica, “es difícil que quede fuera del ámbito de las decisiones” que allí se adopten.

Después de años en que su relación con el régimen cubano sólo le había granjeado beneficios, parece haber caído la noche para Max Marambio. Y los efectos del proceso que se le sigue en la isla, por diversos cargos de corrupción, lo alcanzaron en Chile. Justo cuando el factotum de Marco Enríquez-Ominami durante la campaña presidencial comenzaba a formalizar su relación con la política integrando la directiva interina del Partido Progresista (PRO), tuvo que alejarse de la naciente colectividad para no terminar perjudicando sus intereses.

La decisión, según fuentes de la tienda en formación, la comunicó el propio Marambio este fin de semana. Durante una reunión anunció la intención de “congelar” su participación en el partido y, extensivamente, en el cargo de vicepresidente de Relaciones Políticas, “dando un paso al costado” para “concentrarse” en su defensa. En la colectividad aseguran estar convencidos de la “honorabilidad” de una de las más controvertidas figuras políticas del último tiempo, dada su férrea defensa del régimen castrista, y aclaran que él “sigue perteneciendo” a la colectividad a pesar de su voluntario alejamiento.

Aunque con la candidatura de ME-O Marambio dio los primeros pasos públicos en la política nacional, la creación del PRO le estaba permitiendo integrarse abiertamente a este mundo en el que por mucho tiempo se movió tras bambalinas. Y si bien en su entorno político prefieren entregarle al empresario toda la responsabilidad de su alejamiento del cargo, no falta quien admite que en el proceso que está viviendo el Partido Progresista podría resultar contraproducente la situación por la que pasa el ex GAP de Salvador Allende.

El secretario general de la UDI emplazó a Marambio a viajar a la isla “para así demostrar lo que siempre ha defendido, que Cuba es una democracia y se respetan las libertades personales. Y, por lo tanto, la única manera efectiva y real de ser coherente es que vaya a Cuba y declare ante los tribunales”.

El hombre de confianza de ME-O logró establecer relaciones importantes con distintos actores de todo el espectro de la política chilena, a través de la vida social.  Por lo que este episodio no le cae nada bien, al punto que hace unas semanas el secretario general de la UDI, senador Víctor Pérez, lo instó a ir a la isla a declarar “para así demostrar lo que siempre ha defendido, que Cuba es una democracia y se respetan las libertades personales. Y, por lo tanto, la única manera efectiva y real de ser coherente es que vaya a Cuba y declare ante los tribunales. Vamos a ver si se atreve”, emplazó Pérez a Marambio. Cosa que, por cierto, el empresario se ha resistido a hacer, al punto que podría declarar por exhorto.

Más allá de las opiniones en  la derecha, están los escépticos del propio entorno de ME-O que dudan del alejamiento de Marambio de la incipiente colectividad. Una fuente cercana a la tienda estima que dada la cercanía del empresario, tanto emocional como económica, a este proyecto y al propio Marco Enríquez “es difícil que quede fuera del ámbito de las decisiones” que allí se adopten. No obstante, entiende que es necesario que se aparte públicamente por las características del PRO, que se fundó sobre las bases de la lucha contra la corrupción en todas sus formas y alegando a favor de la transparencia.

Para otros es una “decisión bien inspirada”, pero no es más que una solución “transitoria”. Los mismos no descartan que ante la posibilidad de tener que tomar una determinación “compleja” reaparezca la figura de Marambio en el PRO. Aún cuando ello ponga en tela de juicio el discurso acerca de la “transparencia” que siempre han promovido Enríquez y su entorno y con el que fue capaz de sacar casi el 20 por ciento en la primera vuelta de la última elección presidencial.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes