Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:46

Cristián Cuevas y el proyecto de flexibilidad laboral para jóvenes y mujeres:

“La opinión de Arturo Martínez no da cuenta de lo que hemos acordado dentro de la CUT”

por 6 agosto 2010

“La opinión de Arturo Martínez no da cuenta de lo que hemos acordado dentro de la CUT”
El histórico presidente de la multisindical y militante PS, anunció un proyecto de flexibilidad laboral para los jóvenes y las mujeres, mecanismo que ha sido rechazado históricamente por ese sector. Hoy se encienden las alarmas dentro de la Central, tanto que Cuevas afirma que “los líderes generosos son capaces de saber cuál es su minuto para hacer más digna su partida”.

Cristián Cuevas no lo podía creer cuando leyó la entrevista de Arturo Martínez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, en el Diario Financiero. No sólo la entrevista estaba en un medio que tiene como público objetivo al mundo empresarial, sino que Martínez lanzaba un proyecto que contemplaba un contrato de trabajo flexible para jóvenes y mujeres, con el fin de reducir el desempleo en estos grupos.

Para Cuevas, dirigente sindical y encargado del departamento de conflictos de la CUT, esto fue una sorpresa, porque afirma que nunca se habló el tema dentro de la Central y que los sindicatos nunca han estado dispuestos a aceptar la flexibilidad laboral que propone Martínez.

Cristián Cuevas surgió como líder hace tres años, cuando estaba a la cabeza de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), luchando por las reivindicaciones laborales de los subcontratistas de CODELCO. En su iniciativa, logró paralizar las faenas de la empresa estatal en las divisiones de Andina, Chuquicamata, El Salvador y El Teniente, al movilizar a alrededor de 20 mil personas. Hoy, el frente de conflicto de Cuevas parece ser el interno, en medio del intento del movimiento sindical por encontrar su destino en este nuevo escenario que representa la derecha en el gobierno.

-¿Qué le pareció la propuesta de Arturo Martínez sobre flexibilidad laboral?

-Es una opinión del presidente de la CUT, que no interpreta a la mayoría. No la compartimos. La central va por un camino que tiene que ver con rechazar cualquier propuesta de flexibilización laboral, sobre todo en sectores tan vulnerables y desprotegidos como los jóvenes y las mujeres. Fue un error que al final nos pasa la cuenta a todos, por que la CUT somos todos, no es una sola persona.

- ¿Le gustaría que Arturo Martínez se retractara?

-Yo creo que lo que debe hacer, es implementar los acuerdos de la CUT… Y nosotros obviamente rechazamos cualquier política de flexibilización, porque lo único que hace es que los empleadores no generen ninguna relación contractual con los trabajadores, transformándola en una relación civil y no laboral. Y eso es nefasto, porque somete a millones a una situación de trabajo esclavo, sin derechos y sin protección. Su opinión desconcierta un poquito  porque no da cuenta de lo que nosotros hemos acordado dentro de la CUT. Pero los líderes deben ser capaces de retractarse, cuando han hecho algo que no es compartido por la mayoría.

-¿Y cuáles son los objetivos que comparte  la CUT?

-El primero es ser un interlocutor real de la demanda social política de los trabajadores y los movimientos sociales, poder vincularnos fuertemente con las áreas donde se desarrolla el trabajo y lograr levantar un proyecto de nueva mayoría democrática, que permita a los trabajadores tener igualdad de derechos sin exclusiones.

“Su opinión desconcierta un poquito… Porque no da cuenta de lo que nosotros hemos acordado dentro de la CUT. Los líderes deben ser capaces de retractarse, cuando han hecho algo que no es compartido por la mayoría”.

-¿Qué sensación le dejan las declaraciones de Arturo Martínez?

-Falta una sintonía mucho más fina y cercana con el pueblo. El país ha cambiado, y es un problema del propio movimiento sindical que no logra interpretar ese deseo democrático que está instalado en el subconsciente de todo ser humano. No logra generar esa sensación de estar comprometido con algo, se necesitan liderazgos que sean capaces de motivar y cautivar. Por eso se precisa el recambio, para una nueva conducción y una nueva mayoría democrática”.

-¿Es hoy Arturo Martínez el líder adecuado?

-El movimiento sindical desde su origen ha dado batallas para lograr derechos para los trabajadores y en distintas etapas ha tenido diferentes liderazgos. Creo que hoy se necesita de un liderazgo que sea capaz de interpretar los cambios en el comportamiento social. Desde ese punto de vista hay un déficit y debe ser la CUT, desde su propia institucionalidad, la que resuelva cuál va a ser el liderazgo en el colectivo que pueda conducir ese proyecto, para este tiempo y para un gobierno de derecha.

-¿Cuál es el mayor logro de Arturo Martínez como presidente de la CUT?

-La misión más importante de Martínez, que creo cumplió con creces por lo menos dentro de un periodo, es haber mantenido a la CUT en un modelo económico como el nuestro, depredador de cualquier agrupación sindical. Ese es el gran logro. Ahora estamos en otro minuto y necesitamos de un aire más fresco que permita un nuevo respiro para fortalecer a la CUT.

- ¿Y su mayor debilidad?

-Es un problema de todos los liderazgos: saber construir en equipo y saber cómo construir con los otros que son diferentes a nosotros. La capacidad de decir: creo que he hecho todo y hay que dar paso a otros, para que sigan construyendo y fortaleciendo a los trabajadores. Los líderes generosos son capaces de saber cuál es su minuto para hacer su más digna partida”.

-¿Cómo se adapta la CUT al escenario de un nuevo gobierno de derecha?

-La derecha en su concepción ideológica, es contraria a la sociabilidad, a la organización y a los derechos de los trabajadores. Los ministros obedecen a grandes empresas y consorcios por lo cual tienen una distancia, y no comprenden el mundo del trabajo y de las relaciones laborales. Por lo que la CUT debe jugar un rol articulador, de direccionamiento, movilización y negociación, cuando ocurra alguna situación de despojo de derechos.

- ¿Cuál es la mayor dificultad que enfrenta hoy la CUT?

-Hay una distancia muchas veces entre lo que decimos y la realidad diaria que viven los trabajadores, tenemos que lograr interpretar adecuadamente eso. Cómo estrechamos la relación con los pobladores, los secundarios, los universitarios, los mapuches. Para eso necesitamos de líderes sindicales que generen esa relación, ahí hay un déficit de todos nosotros. Hoy necesitamos atraer a los descontentos, seducir al que no se siente interpretado y sobre todo, generar unidad. Para eso tenemos que darle la posibilidad a nuevas generaciones, para que vayan asumiendo ese rol de conducción.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes