Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

La historia detrás de la red social del ex Presidente

El Quinto Poder, la apuesta neogeek de Lagos

por 9 agosto 2010

El Quinto Poder, la apuesta neogeek de Lagos
En entrevista con El Mostrador, el ex mandatario se declara 0.5, no twittea, usa poco su Iphone y el computador, pero está convencido de que Internet es el lugar donde cada vez más ciudadanos ejercen sus derechos y cultivan relaciones de intereses transversales que influirán decisivamente en la política. Debido a ello desde marzo financia con parte de los ingresos de sus conferencias una comunidad que aspira a convertirse en un mini Facebook de debate de ideas y propuestas de acciones concretas.

La última obsesión de Ricardo Lagos es la web. La culpa, como en casi todos los casos de políticos que descubrieron el potencial de Internet, es de Barack Obama… y de un mensaje de texto suyo. En octubre de 2008, Lagos estaba en una reunión de un grupo de académicos de la Universidad de Brown cuando a uno le sonó el móvil, revisó el mensaje y dijo: “¿Vieron lo que le pasó a Obama?”. Ni Lagos ni el resto sabían qué. Hasta que el profesor, un colaborador del entonces senador por Illinois, les mostró el mensaje con la agenda completa del candidato presidencial. “Aquí hay algo”, pensó el ex Presidente, quien a lo largo de su trayectoria en el gobierno demostró un especial interés por los medios y la construcción de una narrativa repleta de símbolos para su mandato.

Acostumbrado a una relación con la opinión pública dominada por la intermediación de la prensa, Lagos descubrió con Obama el surgimiento de la comunicación directa con los ciudadanos. “Me produjo una sensación de inmediatez muy fuerte”, dice jugando con su Iphone, reclinado hacia delante en un sillón de cuero café en la oficina del segundo piso de su fundación Democracia y Desarrollo, antes de explicar por qué decidió lanzar la comunidad web “El Quinto Poder”.

“En el caso de Obama todos los días recibían la agenda del candidato uno y medio millones de norteamericanos y decías: este tema me interesa, la guerra en Irak, el tema de los impuestos, esto me interesa y a partir de eso lo escuchabas y después le mandabas a decir lo que pensabas. Ahí me empecé a meter y a preguntarme ¿a ver, qué es este mono? Porque aquí tengo un señor que equivale a cuando estás de Presidente en La Moneda y dices: a las 11 conferencia de prensa y tú haces click y te llega la información a tu teléfono móvil. Entonces dije: esto cambió todo. Cuando vi que el 65% de los jóvenes menores de 35 años se informaba por Internet y no por televisión, vuelves a decir aquí algo cambió ¡y cambió para siempre! O sea aquí hay una independencia de los medios tradicionales”.

El "Rey Sol" comenta los posteos

Si hasta hace unos meses el guión de Lagos en su calidad de enviado especial para el cambio climático de la ONU era similar al pase a retiro de Al Gore y su salto de la política contingente a evangelizar sobre los peligros del calentamiento global, en la nueva versión están las redes sociales y el poder de la conversación entre ciudadanos conectados a la web, hablando y haciendo política on line y off line, más allá de filiaciones y de la crisis de los partidos, particularmente los de oposición. Dicho de otra forma es la prensa sin Gutenberg de Jean-Francoise Fogel: siete millones de chilenos conectados a Facebook, más de 120 mil en Twitter, casi la suma de los inscritos en el padrón electoral, estableciendo sus propios canales de información e intereses. De ahí que para Lagos fuera natural que su plataforma se llamara “El Quinto Poder”.

"En definitiva qué es lo que significa todo esto: una ciudadanía que va a estar mucho más empoderada que antes. Y eso no se nos tiene que olvidar. No me cabe duda que eso va a ser así, nos guste o no nos guste, y que va a exigir".

Encabezado por el ex coordinador nacional de Biblioredes, Enzo Abbagliati y un pequeño equipo, “El Quinto Poder” fue lanzado el 15 de abril pasado luego de un año de trabajo con el grupo de colaboradores que en 2008 le había propuesto desarrollar la plataforma pensando en su eventual candidatura presidencial, cuestión a la que, dice Lagos, se negó. “El Quinto Poder” se financia con parte de lo que recibe el ex Presidente por sus conferencias. Tímidamente ha ido levantando vuelo, sorteando las desconfianzas obvias que existen hacia proyectos ligados a personeros del mundo político. Con 1.400 usuarios registrados y el 95% de sus contenidos enviados por los usuarios, el ex Mandatario reconoce que todavía es una iniciativa modesta pero lo importantes es que pretende ser un espacio amplio de debate. “No queremos que sea un ghetto de los que piensan como uno”, dice.

El hombre al que bautizaron como “Rey Sol” por su estilo fuerte de conducción de gobierno, debió poner a prueba su tolerancia en la red social, cuando hace unas semanas el escritor y periodista Óscar Contardo escribió en “El Quinto Poder”, a raíz del rechazo de parte del “progresismo” concertacionista al matrimonio homosexual, el posteo “Ni ladrones, ni maricones”, donde lo acusaba de perpetuar el statu quo:

“La Concertación sustentó durante sus gobiernos la idea de igualdad como bandera de lucha. Una idea que suponía una tarea inmensa en un país en el que la inequidad es una forma de vida. Había que restaurar derechos, reparar daños, juzgar crímenes, sepultar el miedo. Un entrevistado para un libro que preparo recuerda el 5 de octubre del 88 como una explosión de alegría que en su caso duró poco. Trabajó activamente como opositor a la dictadura en la universidad, aspiraba un cambio y se sintió parte del retorno a la democracia hasta que los hechos lo hicieron a un lado. Era homosexual, y el arcoiris concertacionista no contemplaba sus aspiraciones de igualdad. Se fue de Chile, hizo una vida fuera. Muchos lo han hecho, muchos lo harían si tuvieran la posibilidad”, escribió el autor de Siútico y citó a Lagos: “La igualdad tenía una frontera bien custodiada, y el límite estaba en una de las más recurridas frases para frenar los cambios: El país no está preparado. Así lo dijo el Presidente Lagos en 2004 en una entrevista en la que le preguntaron por el matrimonio gay”.

Lagos respondió en los comentarios a la columna. Otros le escribieron de vuelta. Algunos lo consideraron uno más de los comentaristas y se dedicaron a responderle a Contardo.

“Me gustó el artículo y me pareció justo decirle: mira, lo que pasa es que cuando uno gobierna no puede hacer todo lo que quiere. Mira, los procesos son evolutivos y, claro, estábamos dedicados al tema de las adolescentes embarazadas porque ¿qué era más importante: legislar sobre ese tema o la ley de divorcio o el matrimonio homosexual? Ley de divorcio, que no teníamos, era más fácil”, dice Lagos y reconoce que en un principio tenía un poco de temor por el tono y nivel que podrían contener los comentarios. “Te soy bien franco, en la red mucha gente se saca las ganas, se dicen tal por cual, qué te has creído. Bueno, eso hasta ahora no ha ocurrido y estamos muy contentos de eso”.

-Para un político cuando se abre la comunicación bilateral con la gente es una oportunidad pero también se corren riesgos.

-Se abre un espacio que es muy rico y creo que la clase política tiene que entenderlo y participar de esto. Alguien se sorprendió porque decidí entrar en esa conversación, otro me dijo que era muy bueno que lo hiciera, otro me dijo que en 2007 mejor me hubiera hecho cargo del Transantiago (se ríe).

Si le gusta, un clic

-¿La “ciudadanía digital” puede transformar la relación de la clase política y los votantes?

-Esto es cuestión de tiempo, hoy día son los jóvenes los que más usan la web pero en diez años más ya no van a ser sólo los jóvenes, sino los de 40 y 50 años quienes entiendan como manera natural el uso de Internet para ejercer ciudadanía. El mundo va hacia eso. Mi gran preocupación cuando fui ministro de Educación era si iba a haber  o no brecha digital y creo que de aquí a 10 o 15 años la brecha digital no va a existir. Por lo tanto la obligación de la clase política es ver cómo entendemos que esto perfecciona nuestro sistema democrático.

-¿Cómo se imagina ese futuro?

-La forma de entender una sociedad democrática futura va a ser distinta porque por primera vez hay un instrumento que permite la interacción: si le gustó mi discurso, haga clic; si lo encontró pésimo, haga dos clic; si cree que hay cosas que mejorar haga tres clic; y si cree que hay cosas que mejorar y me quiere decir cuáles, haga cuatro clic. La relación gobernantes y gobernados va a cambiar, porque ocurre que si diez millones de ciudadanos inscritos automáticamente tienen todos su celular, uno mañana podría hacer un referéndum sobre cualquier cosa. Bueno... ¿estamos o no estamos en otro mundo? Está bien, todavía en Chile no son todos, pero este es un tema de tiempo, con la rapidez, con la disminución de costos.

-Todo lo que puede ser digital será digital. Todo político que hace campaña digital debiera ejercer su cargo conectado con sus votantes de la misma forma.

-En cierto modo Obama lo ha hecho. Hace tiempo estaba en medio de la discusión de reforma a la salud y llegó una amiga mía de Estados Unidos que era partidaria de Obama y me dijo que tenía instrucciones que el próximo fin de semana todos debían salir -le dijeron a ella en su celular- y asistir a un mitín a favor de la reforma de la salud. Todo a través del celular. Es decir, Obama mantuvo su red para empujar su agenda de gobierno. No deja de ser interesante.

-¿Cuáles son sus habilidades tecnológicas, se “peina” con el Iphone?

-No, no, no. Podemos llamar, hacer algunas cosas, entrar al Quinto Poder, a los diarios.

-No twittea.

-No twitteo: no sé si voy a twittear, el twitteo es más complejo. Veo a (Ricardo) Lagos Weber que todos los días twittea de 11 a 12 de la noche, es parte de su rutina diaria, pero eso requiere una perseverancia mayor. Además se le ocurren twitteos un poquito fuertes.

El gobierno de @sebastianpinera

-¿El gobierno del Presidente Piñera es así? Hay ministros que “twittean” harto.

-No lo he visto mucho, o sea reconozco que este gobierno más bien uno se entera por las cosas que aparecen en Twitter. Pero hasta ahora, desde el punto de vista de imagen es un gobierno más tradicional en su utilización de los medios. Bueno, dos cadenas nacionales en menos de una semana es inusual: una cadena por la encuesta Casen y otra por el tema de los indultos. El problema es que si tú usas las cadenas con esa cotidianidad deja de tener impacto.

-¿Cómo evalúa estos meses de gobierno?

-Otra cosa es con guitarra, dicen. Me parece que muchas veces el deseo de achacar cosas al gobierno anterior tiene que ver con dificultades de hacer cosas uno. A mi jamás se me ocurrió decir, mire esto corresponde al gobierno anterior. Tienes que hacerte cargo de cómo está el país.

¿Sabes lo que pasa? Hay una tendencia humana de creer que la Historia comienza cuando tú eres Presidente o cuando te eligen Presidente y no pues. Tu construyes sobre la base de lo que hicieron tus antecesores y eso es lo importante. Esta sensación que se hurga para atrás creo que no es bueno. Lo cual no quiere decir que si hay cosas mal hechas se diga, o casos de corrupción, no sé. Creo que la mayor dificultad ha estado en proyectar para adelante. Declaraciones como esta de la señora de la Junji...

-Qué hicieron explotar el debate en las redes sociales. O sea, la gente adelante, los medios tratando de alcanzarla y los políticos al fondo del vagón preocupados de mantener el sistema binominal y la votación de un padrón electoral envejecido. Ese escenario no refleja los cambios de la sociedad chilena.

-Estoy de acuerdo contigo. Una vez yo dije que el sistema binominal iba a significar una pérdida de legitimidad muy grande porque la gente dice: para qué voy a votar si van a empatar siempre. Eso lo dije en un mensaje. De igual manera está muy sancochado el tema de la inscripción automática. Yo cambié mi opinión, yo creo que debe haber inscripción automática y voto obligatorio. El ser ciudadano es un derecho y todo derecho implica un deber y el deber es votar, pero lo lógico es que no sea una obligación sino un agrado querer participar de la construcción de un país.

Por eso es importante desarrollar nuevos espacios de comunicación. Porque en definitiva qué es lo que significa todo esto: una ciudadanía que va a estar mucho más empoderada que antes. Y eso no se nos tiene que olvidar. No me cabe duda que eso va a ser así, nos guste o no nos guste, y que va a exigir. Por lo tanto creo que lo que estamos haciendo en El Quinto Poder es un modesto aporte, una apuesta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes