Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 00:57

Acusó falta de preocupación de algunos empresarios y del Estado

Leal responsabiliza a dueños de mina "San José" por accidente que mantiene a 33 mineros atrapados

por 10 agosto 2010

Leal responsabiliza a dueños de mina
El ex diputado emplazó a los dueños de la Compañía Minera San Esteban, Marcelo Kemeny y Alejandro Bohn, este último propietario del 70% del mineral, quienes a su juicio, "han infringido la ley en materia de seguridad laboral".

El ex diputado PPD Antonio Leal responsabilizó a los propietarios de la Minera San Esteban por el accidente que mantiene a 33 mineros atrapados en el yacimiento San José de Copiapó.

“Los principales responsables de esta tragedia son los dueños de la Compañía Minera San Esteban, Marcelo Kemeny y Alejandro Bohn, este último propietario del 70% del mineral, ya que permanentemente han infringido la ley pese a los accidentes que se han producido en las faenas de este mineral entre el 2003 y el 2010 y que han costado la vida a tres mineros y dejado gravemente lesionados a otros dos”, sostuvo Leal.

Agregando que “han sido insensibles frente a las exigencias de mayor seguridad en las faenas mineras, engañando con promesas nunca cumplidas a los órganos de fiscalización y al sindicato de la empresa”.

El ex diputado señaló que desde el año 2003 los sindicatos mineros vienen denunciando la peligrosidad de este yacimiento y que el accidente grave que se produjo el año 2006, las denuncias formuladas por el sindicato y por el mismo llevaron a que el Director de Sernageomin Anton Hraste decretara ese año el cierre de las faenas mineras por la evidente peligrosidad que implicaba trabajar en ese yacimiento.

“En aquel momento incluso el gerente y dueño del mineral Alejandro Bohn amenazó al Director de Sernageomín Anton Hraste con hacerle perder el puesto si la mina no se reabría”, contó Leal.

Los dueños, dijo Leal, “se comprometieron a realizar mejoras en tema de ductos de ventilación, rampas de acceso, refuerzo de los túneles, refugio de seguridad y salida de emergencia. Sin embargo, no cumplieron y es un crimen”.

Es un crimen que los mineros trabajen hasta 800 metros de profundidad sin contar con una salida de emergencia y ello impida que cuando se producen derrumbes los mineros puedan ser evacuados por una vía alternativa a la boca del mineral”, puntualizó el ex parlamentario.

Ante tal situación, Antonio Leal fue categórico en señalar que en esas condiciones nunca se debió permitir la reapertura del mineral San José, ya que éste no cumple con los mínimos requisitos de seguridad que exige la ley.

Fracturas y goteos

Respecto a la mina, Leal detalló que el yacimiento que tiene mas de 120 años de explotación y está ubicado en un cerro con evidente agotamiento, que presenta fracturas y goteos permanentes, es decir caída de piedras y de agua, mala ventilación, carece de estabilidad y cuya ingeniería de explotación es poco adecuada para el uso de explosivos y el acceso de camiones modernos, mala ventilación.

“Se han producido explosiones de roca lo cual significa que fruto de la presión la roca estalla produciendo esquirlas semejantes a la de una explosión y ellas ya mataron a un trabajador de esta faena cuando se produjo el 2006 una explosión de roca en la rampla de ingreso del mineral”, indicó el ex diputado PPD..

El que hayan explosiones de roca, documentó leal, hace altamente incierto el trabajo humano en la mina y extrema la situación de riesgo ya que ello es impredecible y se puede producir en cualquier momento.

Reformulación del Sernageomin

El diputado por Copiapó además recordó que “en aquel momento propusimos una reformulación del organismo fiscalizador ya que Sernageomin que tiene el deber legal de la fiscalización de la seguridad de los yacimientos alcanza solo a cubrir, con una sola visita al año, el 60% de las faenas mineras”.

En su momento denunciamos, señaló Leal, que Sernageomin tenia la estructura, el personal y las normas por las cuales se rige el resguardo de la seguridad de las faenas mineras prácticamente igual a las que existían en el momento de su creación en 1980 pese a que la inversión en minería ha aumentado mas de 10 veces desde esa fecha y, por tanto, no nos engañemos, dijo.

“Sernageomín actual no está en condiciones ni de personal, ni de expertos en geología mecánica, ni de recursos, para establecer una fiscalización adecuada que garantice el cumplimiento de la ley en temas de seguridad y de ello se aprovechan muchos empresarios para abaratar costos en seguridad, obtener mayores ganancias y mantener condiciones altamente riesgosas para los trabajadores en las faenas mineras”, denunció.

Uno se pregunta, dijo Leal, que hace un organismo como Sernageomín en Santiago cuando debiera tener su sede en las zonas mineras.

Por ello, pidió al gobierno una modificación legal que endurezca las sanciones por el incumplimiento de la ley, una profunda reestructuración de Sernageomin en temas de seguridad, mayor presupuesto y en el fondo una política y organismos adecuados a las condiciones del nivel de inversión que el país tiene hoy. En lo inmediato, el parlamentario pidió sanciones legales ejemplarizadoras en contra de los dueños del mineral San Esteban y dijo que confía que la investigación del Fiscal de Caldera Gabriel Meza demuestre la responsabilidad y negligencia culposa con que han actuado de manera reiterada Kemery y Bohn y exigió una fiscalización exhaustiva en todos los minerales del país declarando el cierre definitivo de aquellos que como la mina San José presentan fallas que no son reparables y que colocan en riesgo la vida de los trabajadores. No se puede pensar, dijo Leal, solo en las ganancias, en la productividad y en aumentar el empleo a cualquier costo, hay que pensar, dijo Leal, como lo ha señalado el Obispo Gaspar Quintana en primer lugar, en la seguridad de los trabajadores que realizan faenas de por si exigentes y peligrosas, señaló el ex diputado por Atacama.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes