Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:08

Laurence Golborne admite "bajas" probabilidades de encontrar vivos a mineros

por 12 agosto 2010

Laurence Golborne admite
"Las familias lo tienen claro, ellos son mineros. Aquí se requiere primero haber sobrevivido a un derrumbe que no conocemos su magnitud y los efectos secundarios de ese derrumbe", precisó Golborne en declaraciones al Canal 13.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, admitió este jueves que las probabilidades de encontrar vivos a 33 trabajadores que hoy cumplen una semana atrapados en una mina del norte del país son "bajas".

"Las familias lo tienen claro, ellos son mineros. Aquí se requiere primero haber sobrevivido a un derrumbe que no conocemos su magnitud y los efectos secundarios de ese derrumbe", precisó Golborne en declaraciones al Canal 13.

Encontrarlos con vida, añadió, supone que exista aire en el interior de la mina San José, donde un derrumbe los atrapó a unos 700 metros de profundidad el pasado 5 de agosto.

"Entendemos que debe haber aire según los expertos; también necesitan agua, los especialistas también nos indican que hay ciertos depósitos en algunos lugares de la mina y ya sabemos que había comida para dos días, pero que no es un tema esencial para la supervivencia", agregó.

En los primeros días se intentó llegar a los atrapados por el conducto de ventilación de la mina, de propiedad de la empresa San Esteban, pero un nuevo derrumbe cerró esa vía el sábado pasado, por lo que ahora se intentan abrir varios conductos de 15 centímetros de diámetro para establecer una comunicación con los mineros.

De tener éxito este método, por esos conductos se les suministraría alimentación y agua, mientras se abre un túnel para rescatarlos, lo que tardaría varias semanas.

También el miércoles expertos de Codelco determinaron que tras los derrumbes, que son provocados por explosiones espontáneas de rocas, la mina se había estabilizado y estudiaban la posibilidad de volver a intentar descender hasta los atrapados por el conducto de ventilación.

Sobre las posibilidades de contactar con los trabajadores atrapados, el ministro Golborne sostuvo que "hay una suposición con respecto adónde pueden encontrarse, si es que están con vida y se dieron las condiciones. Esto es como tratar de apuntar a una casa de 50 metros cuadrados a unas seis cuadras de distancia".

Aseguró, en todo caso, que en caso de que los 33 mineros sean encontrados con vida, las primeras medidas de supervivencia inmediata están planificadas.

"Tenemos que considerar en qué condiciones podrían estar y obviamente hidratarlos. Allá abajo, hay una temperatura que sube más o menos tres grados cada cien metros. Podrían estar a 30 grados o más con alta humedad, por lo que las condiciones de deshidratación pueden ser importantes, pero lo primero es darles comunicación", explicó.

Entre los familiares de los trabajadores atrapados, que han permanecido desde el primer día en vela frente a la entrada de la mina, situada a unos 45 kilómetros de la ciudad de Copiapó y a unos 830 de Ssntiago, en la región de Atacama, las esperanzas comienzan también a debilitarse.

"Hay que estar preparados para lo peor", dijo a radio Cooperativa Wilson Ávalos, tío de Lorenzo y Renán Ávalos, dos de los trabajadores que permanecen sepultados.

"Me tiene preocupado, porque cada día que pasa se acaban las opciones", reflexionó Ávalos, que añadió "mis sobrinos son fuertes, pero uno se pone en el caso y está complicado. Sinceramente, lo veo oscuro", concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes