Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:58

Sondaje está a pocos metros de lugar donde estarían trabajadores atrapados

Próximas horas son clave para conocer suerte de mineros

por 18 agosto 2010

Próximas horas son clave para conocer suerte de mineros
Las expectativas están puestas en lo que ocurra durante esta noche o la madrugada, considerando que las faenas de perforación están a no más de 40 metros del sector de la mina San José donde presumiblemente se refugiaron los trabajadores tras el derrumbe del pasado 5 de agosto. En tanto, los dueños de la mina, a través de su abogado, descartaron de plano haber tenido conocimiento del peligro que se corría al interior de la mina, argumento que fue rebatido por los dirigentes sindicales.

Expertos en rescate aseguraron esta noche que una de las máquinas de sondaje alcanzó los 670 metros de profundidad y que en las próximas horas se podría tomar contacto con los 33 mineros atrapados en el yacimiento San José, desde el pasado 5 de agosto.

El ingeniero Andrés Sougarret, que "supervigila" las faenas de rescate, afirmó que "se estaría a sólo unos 40 metros de la galería donde podrían lograr comunicarse con los mineros atrapados".

El experto, funcionario de El Teniente, la mina subterránea más grande del mundo, dijo que una vez que se logre el eventual éxito de ese sondaje "lo primordial va a ser asegurar el pozo".

San Esteban se defiende

En medio de esta noticia que pese al tiempo transcurrido mantiene esperanzados a los familiares de los operarios, los  abogados de la empresa Minera San Esteban, negaron terminantemente que los dueños supieran de algún peligro en la veta.

"La narrativa errónea que ha sido promovida y aceptada en gran escala no calza con los hechos. Lo más grave de todo han sido las imputaciones calumniosas de que los dueños sabían, de alguna forma, del peligro en la mina, cuando en forma evidente esa afirmación es absurda", aseguró el abogado Hernán Tuane.

Tuane, que aceptó liderar la representación y asesoría legal de la empresa minera, sostuvo que "ha tomado nota de la ola de rumores tendenciosos, alimentados por afirmaciones falsas y declaraciones indebidas, las cuales será necesario corregir con la verdad".

La versión del sindicato

El secretario del sindicato de la compañía Minera San Esteban, Javier Castillo, dijo a la aegencia  EFE que en 2003 los trabajadores presentaron un recurso de protección en los tribunales para detener los trabajos en la mina San José, aunque no prosperó.

Recordó que tres trabajadores fallecieron en los últimos años: Pedro González, en 2003; Fernando Contreras, en 2005, en la vecina mina San Antonio, también de la empresa San Esteban y que ya se hundió, y Manuel Villagrán, en 2010, de nuevo en la San José.

Dijo que hace un mes, el trabajador Gino Cortés, sufrió la amputación de una pierna en otro accidente en esa mina.

En un comunicado difundido esta noche, el abogado Hernán Tuane aseveró que "se ha encargado inmediatamente" de las tareas de conformar y dirigir un equipo de especialistas, para tratar las complejas circunstancias legales y sociales, en sus varias dimensiones.

Dijo que está a la vista el hecho, con los mismos trabajadores como testigos, que los propietarios Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, personalmente entraban a la profundidad de la mina todas las semanas con los trabajadores, lo que a su juicio es "una manifestación absolutamente auténtica e innegable de su confianza en las medidas de seguridad de la mina".

Añadió el abogado que en tres oportunidades dentro del último año, uno de los dueños llevó a dos de sus hijos menores de 15 y 9 años a los niveles más profundos de la mina.

"La última vez tan reciente como el mes antes del derrumbe, un hecho que en la forma más tajante, refuta la insinuación falsa que los propietarios sabían de la peligrosidad latente de la mina", subrayó.

"Es un hecho, y vale reflexionar que, de haber ocurrido el derrumbe en la mina San José otro día, los dueños de la mina, con sus propios hijos menores de edad, estarían también atrapados, sencillamente porque los dueños de la mina tenían plena confianza en las medidas de seguridad existentes", acentuó Tuane.

Sostuvo que se está frente a un gigantesco derrumbe cuya característica física es inédita en la minería chilena, con elementos no resueltos aún, como saber qué hizo mover una roca de 700 mil toneladas.

"Hasta que termine una investigación técnica, seria y objetiva, nadie sabrá con certeza la causa física del suceso", añadió.

Dijo que la preocupación que sienten los propietarios de la mina San José por los mineros atrapados y sus familias "es sincera y personal".

"La empresa San Esteban nos ha pedido tomar los pasos necesarios para agilizar y garantizar los compromisos solidarios de la empresa a favor de las familias de los mineros atrapados", concluyó.

En tanto, las autoridades encabezadas por el Presidente Sebastián Piñera, señalaron que se buscarán todas las responsabilidades en este accidente y que se castigará "con todo el rigor de la ley" a los responsables, pero que por ahora la prioridad es rescatar a los obreros atrapados a unos 700 metros de profundidad.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes