Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:44

Ganadora del Premio Nacional de Literatura 2010

Los abruptos cambios en la opinión política de Isabel Allende

por 3 septiembre 2010

Los abruptos cambios en la opinión política de Isabel Allende
En el marco de la campaña presidencial, dijo que un gobierno de derecha sería un retroceso para el país, por lo que dio su apoyo al candidato de la Concertación, Eduardo Frei. Pero hace casi un mes afirmó que la actual administración merecía “una oportunidad” y que consideraba al Presidente Piñera “un hombre de buenas intenciones”.

La escritora Isabel Allende se emocionó y sorprendió el jueves por haber recibido el Premio Nacional de Literatura, no sólo porque su nombre se impuso pese a contar con acérrimos detractores en el mundillo de las letras local, sino porque el galardón, que le había sido esquivo durante los gobiernos de la Concertación, le llegó coincidentemente con la llegada de la derecha al poder.

"Me emociona mucho que me lo dé también el gobierno de Piñera, nadie podrá decir que me lo dan como un premio político", dijo la autora de “La casa de los espíritus”, aludiendo seguramente a las declaraciones que ella misma formuló en el marco de la campaña presidencial, y en las que advirtió a los electores el “retroceso” que viviría el país si la derecha, tal como ocurrió, se instalaba en La Moneda.

"Un gobierno de la derecha va a ser un retroceso en ciertos valores", señaló en diciembre de 2009 en una entrevista a la radio Cooperativa, y en la que precisó que se refería a “valores culturales, sobre todo con mayor injerencia en lo conservador”.

Y a pocos días de realizarse la segunda vuelta, en enero pasado, la escritora que ya se había declarado como incondicional admiradora de la entonces presidenta Michelle Bachelet, se reunió con el candidato del oficialismo Eduardo Frei, para entregarle todo su respaldo.

En ese encuentro Isabel Allende resaltó la obra de los gobiernos de la Concertación y pidió a la ciudadanía que diera su voto a quienes habían hecho de Chile “un país envidiable”. “Chile desde afuera se ve como un ejemplo de estabilidad política, social, económica (…) Un país envidiable”, dijo. Y enfatizó: “¿Qué es lo que quieren cambiar si la cosa está funcionando? No cambiemos lo que va bien”.

Vuelta de 180 grados

Pero luego de asumir Piñera el pasado 11 de marzo, el discurso de la novelista cambió. Y su temor a los “retrocesos” se transformó en el “beneficio de la duda” a favor del actual jefe de Estado, a quien definió como “un hombre de buenas intenciones”.

“Yo suponía que lo iba a ganar Isabel Allende por la presión que hubo de parte de todos los políticos de derecha y de oposición, lo cual me parece un poco ingrato”, dijo el poeta Naím Nómez.

Así lo dejó de manifiesto el pasado 5 de agosto en Brasil, donde fue una de las invitadas más solicitadas de la Fiesta Literaria Internacional de la ciudad de Paraty, en el estado de Río de Janeiro. En esa ocasión, y en el marco de una rueda de prensa, sostuvo que a Piñera “había que darle una oportunidad”, al igual que a su “joven” equipo, considerando el “momento especial” que vive Chile luego de dos décadas de gobiernos concertacionistas.

"Creo que Piñera es un hombre de buenas intenciones. Es un hombre muy rico, multimillonario, que llega al Gobierno con un equipo de personas muy jóvenes, muchas de ellas educadas en Estados Unidos. No sé qué tipo de Gobierno va a hacer, pero precisamos darle, por lo menos, el beneficio de la duda", expresó.

Premio político

Aunque Isabel Allende sostenga que el Premio no tiene un carácter político, hay quienes sí lo creen de manera fehaciente, como el poeta y académico de la Facultad de Humanidades de la Usach, Naím Nómez, a quien la decisión comunicada por el ministro de Educación, Joaquín Lavín, no le sorprendió.

“Como diría Nicanor Parra, aquí la izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas, es decir, se han unido para darle el premio a Isabel Allende. No me desagrada que se lo den, sólo que en términos exclusivamente literarios hay otros escritores que tienen más méritos”, dijo.

Y agregó que “yo suponía que lo iba a ganar Isabel Allende por la presión que hubo de parte de todos los políticos de derecha y de oposición, lo cual me parece un poco ingrato. La gente que ha participado en este premio con su presión, es gente que no tiene idea de literatura, del valor de la literatura en general”.

Gómez aclaró que no tiene nada en contra de la escritora. “Yo no estoy en desacuerdo que lo obtenga Isabel Allende, personalmente. Creo que ella es una muy buena escritora de masas, y eso también es un valor. Una cosa es que ella venda mucho, lo que también le da un plus al país en términos de producción, de consumo, y otra cosa es que ella sea una escritora original. Ambas cosas tienen que ser consideradas, a mi juicio, cuando se otorga el Premio Nacional de Literatura”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes