Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:48

Se agudiza la crisis en conflicto mapuche

Monseñor Ezzatti advierte “baches” para llegar a un acuerdo

por 26 septiembre 2010

Monseñor Ezzatti advierte “baches” para llegar a un acuerdo
El facilitador designado por la Iglesia concurrió hasta el centro penitenciario de Angol para visitar a los comuneros que mantienen la huelga de hambre, a quienes les habría transmitido la oferta del Gobierno para lograr que depongan su medida de presión, que se extiende por 77 días. Admitió, además, la existencia de dificultades en el diálogo, pero no quiso especificar en qué consistían.

Luego de permanecer por cerca de una hora junto a los comuneros que mantienen un ayuno en la cárcel de Angol, el arzobispo de Concepción, Ricardo Ezzattí, afirmó que se han encontrado algunos “baches” en el diálogo para poner fin a la movilización, sin explicar en qué consistían estos.

Ezzatti concurrió sorpresivamente a la cárcel junto al obispo de Temuco, Manuel Camilo Vial, declarando a su arribo que él es un facilitador en el entendimiento entre las partes y en ningún caso puede hablar de lo que hará o ha propuesto el Gobierno en las últimas reuniones.

Aseguró que se ha hecho un buen camino para lograr llegar a una solución y espera que concluya con una buena noticia, que es el término de la huelga de hambre de los 34 mapuche que se extiende por 77 días.

Dijo que se habían encontrado con algunos “baches” en el diálogo, aunque no quiso especificar en qué consistían.

Luego de haberse realizado la segunda jornada de diálogo realizada el sábado, en un encuentro que se extendió por 45 minutos entre representantes de los mapuches y del Gobierno, acordaron suspender las negociaciones por 24 horas, plazo que vence hoy, con el objetivo de que los voceros pudieran analizar en conjunto las propuestas.

Asimismo, se espera que una vez conocida la respuesta de los presos, las partes firmen un documento donde el gobierno se comprometa a responder parte de las demandas y los comuneros a deponer el ayuno.

En la cárcel de El Manzano, en Concepción, se mantiene recluido el líder de la Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Lleitul, quien aún no ha sido trasladado hasta el hospital regional.

En tanto, en Santiago un grupo de 17 manifestantes mapuches mantiene tomada la sede de la Cepal.

Larroulet afirma que el Gobierno no ha cedido a presiones

Por su parte, el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, en entrevista a El Mercurio, sostiene tener fe en que el conflicto con los mapuche en huelga se solucionara, debido a que el Parlamento aprobó una reforma que modifica la presunción en el delito terrorista.

“Eso le permite al Gobierno mostrar a los comuneros mapuches la capacidad y voluntad de cumplir con su palabra de que tengan un juicio justo. También hemos logrado un gran respaldo en la modificación a la ley de justicia militar, para que los civiles sean juzgados siempre en la justicia civil y con eso eliminar también un tema por el cual nuestra legislación no cumplía con el objetivo de un juicio justo”, explica.

Larroulet sostiene que el Gobierno se dispuso conversar con los comuneros en ayuno a pesar del método de presión que realizan, porque “vimos que había una opción concreta de que ellos depusieran la huelga de hambre”. Sin embargo, aclaró que esta situación no sentará un precedente para que otros grupos hagan lo mismo.

“Nosotros consideramos que hay métodos legítimos para el planteamiento de los problemas, y la huelga de hambre no lo es. Y por eso es que siempre nuestro esfuerzo ha sido desplegado en el sentido de que nunca hemos dejado de manifestar el objetivo de que se deje atrás la huelga de hambre”, mencionó.

“Nosotros no hemos negociado en el sentido de ceder a presiones. Lo que nosotros hemos hecho es explicar un procedimiento del Gobierno para asegurarles a los comuneros mapuches un juicio justo. No hemos cedido a la presión de la huelga de hambre en el sentido de negociar o ceder. Por lo tanto, el Gobierno no ha aceptado nada que vulnere el poder del Estado. Monseñor Ricardo Ezzati nos pidió que una autoridad de gobierno fuera a explicarles a los familiares de los comuneros mapuches cómo las reformas que el Gobierno había planteado, y que estaban en nuestro programa, eran reformas que aseguraban un juicio justo. Por lo tanto, no se trata esto de sentar un precedente de negociar en una huelga de hambre”, explicó.

Molestia entre comuneros

En tanto, el vocero de los huelguistas mapuche en la cárcel de Angol, Rodrigo Curipán, manifestó la molestia que existe en la comunidad tras la prohibición de ingresar al penal junto al arzobispo de Concepción.

El portavoz dijo que Gendarmería no los dejó entrar a pesar de las gestiones realizadas, pudiendo solo ingresar la vocera de los internos mapuche de Concepción, Natividad Llanquileo.

Asimismo, dijo haber sido sorprendido por la sorpresiva visita que hizo el prelado, debido a que nunca se les avisó de la situación.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes