Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:29

Hernán Sandoval tras críticas de vicepresidente ejecutivo del proyecto

“Fernández busca descalificar a los que rechazan HidroAysén con argumentos falaces”

por 5 octubre 2010

“Fernández busca descalificar a los que rechazan HidroAysén con argumentos falaces”
A pocas semanas que se reactive el proceso de evaluación ambiental de la iniciativa de Endesa-Colbún, la polémica sobre la instalación de cinco centrales en la XI Región vuelve al tapete. El lunes, en entrevista con El Mostrador el ex director ejecutivo de TVN criticó el financiamiento internacional de la campaña opositora y aseguró que impulsaba falsos mitos. Frente a esto, el presidente de ChileAmbiente contraataca y recuerda que Endesa es una empresa italiana y que las consecuencias ambientales, así como el aumento del monopolio energético si se aprueba el proyecto, marcarían al país.

“Daniel Fernández elude el debate”, asegura el presidente de ChileAmbiente y miembro del Consejo de la Patagonia, Hernán Sandoval.

Así responde el ex embajador a las fuertes críticas que el vicepresidente ejecutivo de HidroAysén realizó en una entrevista a El Mostrador contra los opositores al proyecto hidroeléctrico.

Sandoval recalca que el ex director ejecutivo de TVN, con quien a principios de los 90 formó parte de la Comisión de Medio Ambiente del PPD, “busca descalificar a aquellos que rechazan el proyecto con argumentos que a mi juicio son enteramente falaces”.

Fernández acusó a las ONG opositoras de recibir recursos internacionales para atacar exclusivamente a la apuesta energética que lidera, y aseguró que existe una campaña con un enorme financiamiento que impulsa “falsos mitos”. Además, aseguró que los chilenos tienen el derecho de utilizar los recursos naturales que existen en el país para generar energía.

Según Sandoval, en el Consejo de Defensa de la Patagonia y Patagonia Sin Represas, “hemos planteado críticas fundadas a un proyecto que a nuestro juicio tiene enorme impacto ambiental. Sin embargo no nos hemos limitado al proyecto. Lo que hemos planteado es que hay una política energética del país que favorece la concentración y los monopolios. Y que el proyecto en que más se produce esta tremenda concentración es HidroAysén”.

-¿Cómo se traduce esta concentración?

-Entre Colbún y Endesa hoy generan el 72 por ciento de la energía del Sistema Interconectado Central (SIC), donde se concentra prácticamente el 80 por ciento de la población. Estas dos entidades además se unen en este proyecto que generaría por sí solo alrededor del 20 por ciento del SIC. Esto es una tremenda concentración monopólica que distorsiona los mercados y las políticas energéticas, y que genera una mayor concentración del poder tanto de generación como económico. En ese sentido sorprende la afirmación de Daniel Fernández cuando señala que él no sabe cuánto sería el rendimiento económico de esa inversión.

-Este 20 por ciento que HidroAysén podría generar al SIC de alguna forma le da la razón a Fernández, ya que tendría un rol muy importante si el aumento de la demanda energética que se espera para los próximos años se triplica como él señala.

-La proyección de la demanda energética se basa en las proyecciones de crecimiento económico del país. Uno de los elementos básicos del crecimiento económico para esta década es la inversión minera, que podría ser cinco veces más que la década pasada.

Es interesante que Daniel esté preocupado del tema de que los chilenos elijan. Los chilenos no eligieron tener una ley de derechos de agua tan gravosa como la que tenemos hoy, ya que fue una herencia directa de políticas de la dictadura. Tampoco los chilenos eligieron que Endesa, que estaba en manos de capitales chilenos, pasara primero a manos de Endesa España y hoy de Enel.

En este escenario, que puede cumplirse o no,  es el momento en que Chile exija que la gran minería financie en gran parte las inversiones que se tienen que hacer para la generación energética. Por otra parte, en estos cálculos no se toman en cuenta ni la eficiencia ni el ahorro de energía.

Endesa es extranjera

-¿Qué opina de las críticas de Fernández en torno al financiamiento internacional de la campaña contra HidroAsyén, lo que a su juicio va en contra de la libertad de los chilenos para elegir la energía que necesitan?

-Es interesante que Daniel esté preocupado del tema de que los chilenos elijan. Los chilenos no eligieron tener una ley de derechos de agua tan gravosa como la que tenemos hoy, ya que fue una herencia directa de políticas de la dictadura.

Tampoco los chilenos eligieron que Endesa, que estaba en manos de capitales chilenos, pasara primero a manos de Endesa España y hoy de Enel. O sea Endesa no es una empresa chilena ni mucho menos. Es una transnacional con intereses en todas partes del mundo y yo creo que Fernández también tiene que decir si son los chilenos los que están eligiendo o si es Enel la que está aprovechándose de una oportunidad que le entregó una legislación no dictada democráticamente.

-Desde HidroAysén sostienen que a diferencia de las termoeléctricas este un proyecto amigable con el medio ambiente, sin emisiones de carbono. ¿Qué opina al respecto?

-Ellos dicen que si construyen la represa ahorran 14 millones de toneladas de emisiones de carbono al año. Sin embargo, no hacen un balance de carbono. No dicen cuanto van a emitir durante la construcción que dura 10 años. Hay un cálculo del Instituto Tecnológico de Massachusetss que señala que son más de 8 millones de toneladas de carbono en el proceso.

En suma, no incorporan en el balance de la huella de carbono la huella dejada por la curva de construcción, por la inundación de bosques y humedales o la menor captura de carbono dejada por una disminución de concentración de la gran riqueza de fitoplancton en la zona. Por eso estimamos que el balance de carbono no es negativo, sino positivo.

-Además de las cinco centrales en los ríos Pascua y Baker, está el tema de la línea de transmisión de más de 2 mil kilómetros ¿cuáles son los problemas que ven al respecto?

-Por el tipo de línea de transmisión -de corriente continua- se necesitan torres de unos 60 metros, lo que equivale a  dos tercios de la torre Entel. Habría una torre cada 300 metros. Entonces, en 2.200 kilómetros habría más de 6 mil torres.El bosque nativo chileno tiene una altura media de entre 30 y 40 metros. Además para evitar problemas tienen que tener una trocha de 70 metros de ancho. En consecuencia el impacto que tienen es enorme.

-También se critica que esta línea sólo pueda ser utilizada por HidroAyén…

-Así es. Es una tecnología muy egoísta, porque no resuelve el problema de inyectarle y sacarle energía en los tramos intermedios.

Por otra parte es experimental, ya que este tipo de tecnología nunca se ha utilizado en el mundo para una distancia tan grande. Lo máximo es hasta 1.000 kilómetros.

-Pero podría reforzar el SIC…

-A nuestro juicio es extremadamente vulnerable. En el caso del volcán Chaitén, por ejemplo, su diseño original estaba a 500 metros del cráter que entro en erupción. Como ese hay numeroso otros fenómenos naturales que pueden ocurrir: inundaciones, terremotos, etc.

Por otra parte tener una línea de estas dimensiones destinada a un solo proyecto genera una enorme vulnerabilidad e inseguridad para el SIC. Un blackout se produce más o menos cuando hay fallas de 5 por ciento en la generación. Imagínese si esto representa más del 20 por ciento…

La alternativa a HidroAysén

-¿Si aumenta la demanda energética y no es HidroAysén, ni termoeléctricas, entonces qué alternativa tenemos?

- Es cierto que hay un incremento de la demanda pero también es cierto que HidroAysén no es la única fuente. El mismo ministro Raineri ha señalado que la micro y mini hidráulica es una excelente alternativa. Y en Chile podrían generar hasta 10 mil MW. Esto se hace con centrales de pasada aprovechando los grandes desniveles de los cursos de agua en el país, y son una alternativa que se puede desarrollar en el corto plazo, de gran eficiencia y que no tiene la vulnerabilidad que tiene una línea de 2.200 kilómetros.

-¿Se sumarian al SIC?

-Si multiplicamos las micro y mini hidroeléctricas se podría construir una malla interconectada que no necesariamente tiene que llegar al SIC, sino que podrían abastecer localmente, y lo que no consumen ir al sistema interconectado central. Hoy es al revés.

-Sería un cambio de paradigma…

-Enorme. Porque en vez de una línea formada por una columna vertebral aquí se arma una malla interconectada en que si se cae una central la interconexión de todas las otras permite que no se produzca una falla en el abastecimiento.

-¿En qué países se hace esto?

-En Noruega.

-HidroAysén habla del caso Noruego como el ícono que sustenta la hidroelectricidad.

- Lo que Daniel Fernández omite es que Noruega efectivamente tiene cerca del 99 por ciento de su generación con hidroelectricidad. Pero aproximadamente el 70 por ciento son pequeñas centrales. En este momento hay 850 centrales funcionando. En Chile no pasan de 40 y somos bastante más grandes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes