Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:25

Piñera pone el ejemplo de los mineros para alcanzar el progreso económico

por 20 octubre 2010

Piñera pone el ejemplo de los mineros para alcanzar el progreso económico
El Jefe de Estado explicó ante empresarios franceses en París que el objetivo del país que dirige es recuperar el que fue considerado como "milagro chileno", que le llevó a un largo período de crecimiento económico entre 1986 y 1997, una época de "vacas gordas".

El presidente de la República, Sebastián Piñera, de visita oficial en Francia, puso como ejemplo a los "héroes anónimos", como denominó a los mineros rescatados de la mina San José, para alcanzar el progreso económico y pasar a ser un país desarrollado antes de que termine esta década.

Piñera explicó ante empresarios franceses en París que el objetivo del país que dirige es recuperar el que fue considerado como "milagro chileno", que le llevó a un largo período de crecimiento económico entre 1986 y 1997, una época de "vacas gordas".

Para ello, señaló en un emotivo discurso que su Gobierno se ha marcado como principales metas acabar con la pobreza, mejorar el sistema educativo, sanitario y democrático del país, crear empleo y crecer a un ritmo del 6 por ciento para poder lograr ser un país desarrollado en el año 2018.

Sin embargo, el presidente indicó que para alcanzar estos propósitos el país necesita el esfuerzo de "héroes anónimos", de todos los chilenos, como se vio en el rescate de los 33 mineros que quedaron sepultados bajo tierra durante más de 2 meses.

La proyección de un video sobre el rescate de los 33 ilustró el esfuerzo que se hizo para salvarlos, pero Piñera también se refirió al terremoto que devastó Chile durante el mes de febrero para escenificar la "unidad" del país para conseguir crecer económicamente.

"El terremoto no paró Chile", dijo el presidente, que precisó que los chilenos reaccionaron pese a que el seísmo destruyó miles de empleos y un tercio de los hospitales y de las escuelas.

Piñera explicó a los empresarios franceses que después del "milagro chileno", vino la "siesta chilena", un período (1998-2009) en el que el país redujo a la mitad su crecimiento económico y su tasa de creación de empleo, a causa de una crisis interna que parece haber superado ahora.

"Si mantenemos un ritmo del 6% de crecimiento económico hasta el 2018 seremos un país desarrollado y sin pobreza", comentó el presidente, que dijo que son "unas metas exigentes pero factibles" y que su Gobierno "ha tomado el toro por las astas" para afrontar dichos problemas.

Así, presentó a Chile como un país que puede presumir de tener acuerdos comerciales con 57 países en todo el mundo, sólo superado por México e Israel, e indicó que durante su mandato pretenden crear un millón de empleos, buena parte de ellos destinados a las mujeres.

Tras ser preguntado por algunos de los empresarios presentes en la conferencia, Piñera remarcó que la inversión extranjera es "doblemente bienvenida" en Chile, por suponer un impulso para el país y por la amistad que le une con Francia.

Finalmente, el mandatario dio consejos a los empresarios franceses sobre la gestión de la crisis de los mineros y trazó tres recetas para salir airoso de un problema de tal magnitud.

"Creer firmemente en lo que uno está haciendo, porque esa fe mueve montañas, no perder ni un segundo, y saber pedir ayuda", desgranó Piñera.

El presidente agregó que siempre hay tiempo para encontrar culpables, pero no para encontrar soluciones, y que la misma noche del derrumbe llamaron a los Gobiernos amigos para buscar "a los mejores" en cada campo.

Asimismo, el mandatario como ya hizo en Londres, invitó a los chilenos a "correr tan rápido como Usain Bolt y saltar más alto que Elena Isinbayeva" -ambos plusmarquistas mundiales en sus disciplinas atléticas-, para alcanzar el desarrollo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes