Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:10

La responsabilizan por cambios en la SECOM que debilitan a Ena

La irritación de la UDI con María Luisa Brahm

por 8 noviembre 2010

La irritación de la UDI con María Luisa Brahm
Aunque no se comentó públicamente, durante el consejo del fin de semana del gremialismo se estimó que la principal damnificada con la determinación del Presidente Piñera es la vocera, que milita en la tienda de calle Suecia. Y los dardos apuntan hacia la jefa de asesores del mandatario, la mujer más poderosa de La Moneda.

Aunque la estrategia del oficialismo y, particularmente de la UDI, es instalar públicamente el discurso de que el cambio de dependencia de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) tiene como objetivo sólo dar a conocer de mejor manera los avances en materia de reconstrucción, lo cierto es que en el gremialismo están indignados con la inesperada modificación.

En la tienda no agradó la decisión del Presidente Sebastián Piñera, en aparente desmedro de la vocera, pero increíblemente los dardos por la iniciativa no apuntan hacia el mandatario directamente, sino a hacia la jefa del equipo del Segundo Piso, la abogada María Luisa Brahm, a quien perciben como la verdadera gestora del giro que tomará en adelante la gestión comunicacional del gobierno.

El que la molestia de la UDI haya sido canalizada hacia la más poderosa asesora del Presidente, se entiende si se considera que en el gremialismo han convertido el dominio de la abogada sobre el jefe de Estado, en un verdadero mito. En la tienda de Juan Antonio Coloma, estiman que la mayoría de las decisiones de Piñera están influenciadas por Brahm. Al punto que, como era de esperar, el asunto fue tema en el Consejo Directivo Ampliado del partido el fin de semana. Cónclave al que, según se había anunciado, asistiría Von Baer, en su doble calidad de militante de la colectividad y ministra; pero al que no llegó debido a la invitación del jefe de Estado de acompañarlo en la comitiva que viajó al Sur con el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa.

Al no llegar, Von Baer se perdió una verdadera ovación y un apoyo cerrado a su gestión, dada la animosidad que generó en el partido la decisión de La Moneda. Misma que recibió su compañera de partido y esposa del senador Hernán Larraín, la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, debido a que será la primera integrante de este gabinete en enfrentar una interpelación.

Aunque había una especie de acuerdo tácito de tratar de no generar ruidos que afectaran la relación entre el gobierno y el partido, pues en las conclusiones dadas a conocer por el timonel Juan Antonio Coloma resalta el respaldo a la labor realizada en estos primeros meses de gobierno, la crítica en sordina a la abogada no pasaba inadvertida.

Un diputado gremialista comentaba, el viernes, su impresión acerca de la asesora de Piñera. Sostenía que María Luisa Brahm era la “responsable” de la decisión de darle una nueva dependencia a la Secom. Y que la finalidad era restarle influencia a la UDI a través de la ministra. Consultado acerca de por qué su reflexión apunta hacía la asesora y desvincula de responsabilidad al mandatario, señaló que ella “ejerce una gran influencia sobre él”, convencido de que es prácticamente “a la única que escucha” el jefe de Estado cuando debe tomar una decisión importante.

La visión del diputado es más o menos generalizada al interior del gremialismo. Al punto que, según varios de los presentes en el debate interno previo a la exposición de los ministros, el senador Jovino Novoa abordó este tema en dicha instancia. Y que habría expresado claramente su molestia en contra de la jefa del equipo asesor de Piñera. Algunos dicen que se fue en “picada” contra Brahm, cuyo hermano Joaquín es el ex tesorero gremialista, aunque otros le bajan un poco el perfil a la protesta que habría hecho Novoa, rectificando que si bien el senador manifestó su molestia, “no es que se haya ido en picada contra la Brahm”.

Sin embargo, más tarde cercanos al senador negaron tales comentarios. Aseguraron que Novoa no criticó el cambio anunciado a la dependencia de la Secom y, además, comentaron que el parlamentario conversó con Von Baer sobre el asunto y que ella le explicó que la modificación es sólo para fines relativos a la reconstrucción y que no es una modificación permanente. Cosa que sí teme un importante sector gremialista.

Y aunque había una especie de acuerdo tácito de tratar de no generar ruidos que afectaran la relación entre el gobierno y el partido, pues en las conclusiones dadas a conocer por el timonel Juan Antonio Coloma resalta el respaldo a la labor realizada en estos primeros meses de gobierno, la crítica en sordina a la abogada no pasaba inadvertida.

El malestar de la UDI se debe a que en la tienda están defendiendo con dientes y uñas a sus ministros ante la eventualidad de un cambio de gabinete. Cambio en el que, tampoco descarta un sector del gremialismo, María Luisa Brahm tenga una injerencia importante. Y la tienda de Juan Antonio Coloma, estas últimas semanas, se ha visto duramente expuesta, a través de dos de sus ministras. La diferencia es que desde el inicio del gobierno se ha mencionado en La Moneda que la relación entre  Brahm y Von Baer no es particularmente buena. Algunos de los que han notado la aparente falta de “feeling” entre ambas, prefieren no meterse en profundidades y aseguran que sólo se trata de “cosa de mujeres”. Otros, un poco más osados, afirman que el carácter tiene que ver también en la relación entre ellas, porque si bien la Brahm es reconocida y, según se admite en el gobierno, “temida” por la dureza de su carácter y por ‘la forma como dice las cosas”, la vocera, en cambio, “sin ser tímida, es mucho más suave para dirigirse a los demás y plantear sus opiniones. Puede ser el tono de voz, quizás”, plantea un inquilino de Palacio.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes