Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:46

Pepe Auth, el pasado de Piñera y la guerra del fútbol:

“El Presidente tiene una larga trayectoria en materia de telefonazos”

por 10 noviembre 2010

“El Presidente tiene una larga trayectoria en materia de telefonazos”
Ayer se reunieron las firmas necesarias para convocar una comisión investigadora en la Cámara que aclare la supuesta intervención presidencial en las elecciones de la ANFP, dándole más tensión a un asunto en el que incluso el gobierno estudia una querella. Uno de los que tendría que concurrir a testificar es el diputado PPD, quién está pidiendo acceso a las llamadas telefónicas del Presidente.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter,  le pidió que “hiciera su pega” antes de seguir avivando el fuego de esta polémica.  Precisamente Auth suspende algunos minutos su trabajo en la comisión que discute el  Presupuesto 2011 para explicar con hechos “públicos” por qué cree que la huella de Sebastián Piñera está tras lo que pasó en las elecciones de la ANFP.

-El martes en TVN  usted tuvo un áspero intercambio con el diputado Nicolás Monckeberg (RN) sobre este tema donde entre otras cosas lo invitó a “mirarse al espejo” y recordar cómo era cuando estaba en la oposición. ¿Si esta supuesta  intervención hubiera pasado con Bachelet la oposición se habría ido en picada?

-Ahora estamos discutiendo el Presupuesto.  Nosotros obviamente obligamos al gobierno a  hacer correcciones,  pero no rechazamos ninguna partida. Antes,  la oposición dejó una partida con mil pesos. La persecución  que hicieron los “caza Lagos”,  “los caza Bachelet”, entre los cuales estaba Monckeberg, lo obliga a tener un poco de reflexión sobre si mismo, antes de hacer una crítica. Cuando se dice que nosotros estamos politizando el fútbol yo digo, el primero que politizó el fútbol fue Sebastián Piñera. Porque sin tener el más mínimo cariño por Colo Colo, puesto que era hincha furibundo de la Católica, ni tampoco grandes ambiciones económicas porque entonces no era importante desde el punto de vista económico.

-Igual era un buen  negocio entrar a Colo Colo cuando lo hizo el Presidente. En 2006 estaba el plantel con Suazo, Matías Fernández, Claudio Bravo, el “Mago” Valdivia.

-Él compró Colo Colo por una razón política.  Él sabe que la Católica es un equipo minoritario que representa  a un sector muy reducido  a la población y él intentó identificarse con la gran mayoría de Chile, que como se sabe es colocolina.

-¿Le parece que la actitud de la Concertación ha sido un tanto tibia? Porque usted, el diputado Ascencio y la senadora Alvear han insinuado la participación del Presidente, pero sin hasta ahora entregar datos más precisos.

-Cada uno tiene que hacerse cargo de su propia responsabilidad. No tengo ningún antecedente que no sea público y que son los mismos antecedentes que llevan a la gran mayoría de la gente a no tener ninguna duda de que el Presidente Piñera intervino. La encuesta Imaginación de ayer dice que el 57% de los consultados lo piensa. Yo me pregunto por qué a la encuesta de El Mercurio-Opina le faltó la pregunta que cualquiera haría: si cree o no que hubo intervención presidencial. La respuesta, como lo demuestra Imaginación, es adversa al Presidente. Primero porque el Presidente es dueño de un 12;5% de las acciones de Colo Colo, club que fue articulador de la alianza contra Mayne-Nicholls y Bielsa.

El primero que politizó el fútbol fue Sebastián Piñera. Porque sin tener el más mínimo cariño por Colo Colo, puesto que era hincha furibundo de la Católica, ni tampoco grandes ambiciones económicas porque entonces no era importante desde el punto de vista económico.

Segundo, porque un 24% de las acciones le pertenece al consuegro. Tercero, porque conociendo a Sebastián Piñera, es bien imposible imaginar que el presidente de Colo Colo trabaje para constituir una lista sin la venia de sus principales propietarios.

-“Conociendo a Sebastián Piñera”… ¿cómo así? ¿han trabajado juntos?

-Todos conocemos a Sebastián Piñera. Vendió las acciones de Lan y a pesar de haberlas vendido, cuando va a Inglaterra describe con una precisión digna del propietario la fusión de Lan con la línea aérea brasileña (TAM) y además se permite en su condición de Presidente hacer una publicidad de muy mal gusto a favor de Lan cuando dice: “Si viaja en Lan buen viaje, si viaja en otra, buena suerte”.  Hizo publicidad en su condición de Presidente de la línea aérea que era propietario Por lo demás, el Presidente Piñera tiene una larga trayectoria en materia de telefonazos.

-Trayectoria, quiere decir que lo ha hecho más de una vez ¿conoce otros episodios aparte del ocurrido en 1992 con Evelyn Matthei y la radio Kyoto?

-El pasado te condena, por más que se intente olvidar ahí está, y la gente ya sabe de lo que es capaz cada una de las personas. De Sebastián Piñera conocemos muy bien su capacidad para defender con ahínco, como decía el domingo Carlos Peña, su interés. Y el interés de los accionistas de los grandes clubes era naturalmente cambiar una dirección de la ANFP que no era conveniente para sus intereses económicos.

-Pero ¿tiene más datos para afirmar que el presidente intervino?

-Yo simplemente he juntado, en mi juicio político, hechos. Primero la propiedad de Colo Colo. Segundo, la conocida animadversión del Presidente Piñera, por Bielsa y Mayne-Nicholls, por mucho que intente decir lo contrario. Tercero, en un hecho francamente increíble, el día mismo de la elección en la ANFP el Presidente anuncia la remodelación del Estadio Sausalito de Everton y el Estadio Playa Ancha de Wanderers, clubes que luego votan por derrotar a Mayne-Nicholls y Bielsa.

¿Salvavidas para La Concertación?

-¿Cree que prospere el anuncio de querella hecho por el gobierno? Podría ser contraproducente políticamente porque estira el tema y podría abrir algún flanco incómodo para el Presidente.

-A mi me gustaría mucho que si el Presidente quiere que se esclarezca por completo esto, y que la opinión pública cambie su consolidada opinión de que intervino, que se querelle contra quienes hemos hablado, porque eso obligaría a investigar a fondo y establecer si existió o no, algún tipo de relación, algún tipo de conversación del Presidente con quienes conformaron la alianza para derrotar a Mayne-Nicholls y Bielsa.

-¿Cómo cree que puede resentir este episodio la popularidad que ganó el Presidente después del rescate de los mineros?

-No sé, pero la popularidad de Sebastián Piñera no está fundada ni en el cariño, ni en la credibilidad, ni en la confianza. Está fundada en una buena gestión frente a un acontecimiento muy relevante para los chilenos, cuyo comportamiento presidencial fue legítimamente bien evaluado. Por lo mismo, lo que está asociado a la gestión circunstancial es muy frágil, porque no tiene que ver con carisma ni credibilidad que son los puntos flojos del Presidente Piñera.

-Hace tiempo que la Concertación no tenía un tema de oposición dura en la que tuviera una opinión más o menos única. ¿Cree que este asunto los va a ayudar?

-Esta no es una carrera de 100 metros, es un maratón y lo que ocurra en tres años más no depende del éxito o fracaso de Sebastián Piñera, sino de la calidad de los liderazgos y la propuesta que presente cada bloque.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes