Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Habitantes de pueblo amenazado por tranque contaminado piden atención

por 18 noviembre 2010

Habitantes de pueblo amenazado por tranque contaminado piden atención
Con pancartas y bocinazos una treintena de personas llegaron hasta el palacio de La Moneda donde entregaron al presidente, Sebastián Piñera, una carta en la que piden su intervención para el cierre y erradicación de un tranque de desechos.

Los habitantes del pueblo Caimanes, amenazado ante el posible colapso de un tranque minero contaminado, se manifestaron este jueves en Santiago para reclamar la atención del Gobierno, que se muestra pasivo ante la huelga de hambre que mantienen 11 vecinos hace 50 días.

La manifestación sacó a la luz pública la acción de los habitantes de este pequeño poblado de la región de Coquimbo, que comenzó el pasado 27 de septiembre y que protestan por el estado del depósito artificial de agua que les amenaza.

Con pancartas y bocinazos una treintena de personas llegaron hasta el palacio de La Moneda donde entregaron al presidente, Sebastián Piñera, una carta en la que piden su intervención para el cierre y erradicación de un tranque de desechos.

El tranque, que esta posiblemente contaminado, pertenece a la Empresa Minera Los Pelambres, y de derrumbarse podría ocasionar la desaparición del pueblo.

Caimanes es una pequeña localidad de 1.800 habitantes, ubicada a unos 220 kilómetros al norte de Santiago, junto a la que se construyó un tranque de relaves (desechos) que se ha llenado de agua, alcanzando los 4 millones de metros cúbicos.

"Tiene tanta agua que si se colapsa sólo tendríamos cinco minutos para salvarnos", apuntó a los periodistas el portavoz de la comunidad, Cristián Flores, que se mostró preocupado ante la posibilidad de que un sismo derrumbe el embalse, que dijo, "no es más que un muro de arena".

Para reclamar la atención de las autoridades y el cierre del tranque, 11 de los vecinos de Caimanes, el menor de 21 años y el mayor de 60, comenzaron hace 50 días una huelga de hambre.

Además, cerca de 150 personas se instalaron el pasado sábado a las afueras de la mina, bloqueando la entrada, ante el retraso en la entrega de una propuesta que la empresa prometió facilitar la pasada semana.

Este miércoles la minera, cuyo 60% pertenece al Grupo Luksic, rompió el diálogo con los representantes de los huelguistas cerrando la puerta a lo que llamaron "una presión ilegítima".

"Considerando la nula aceptación de las iniciativas que Minera Los Pelambres ha planteado para dar término a la huelga, la compañía ha llegado a la conclusión de que no existe la posibilidad de establecer un punto de encuentro razonable", señaló en un comunicado.

La minera ofreció a los habitantes de Caimanes un traslado voluntario y una indemnización de 350 millones de pesos para cada adulto mayor de 18 años, oferta que los huelguistas rechazaron.

"Vamos a luchar hasta dar nuestra vida si es necesario", aseguró Flores.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes