Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:33

Solicitan inhabilitación del Seremi de Salud de Atacama

Más piedras en el camino de la Termoeléctrica Castilla

por 1 diciembre 2010

Más piedras en el camino de la Termoeléctrica Castilla
La Comisión Regional de Medio Ambiente de Atacama está a la espera de la invalidación o mantención de la calificación de “contaminante” del proyecto Termoeléctrico Castilla –por parte del Seremi de Salud de Atacama, Nicolás Baeza– para su posterior votación. Pero una solicitud por incompatibilidad en el cargo, fue presentada en Contraloría y podría retrasar la reactivación del proceso.

El ginecólogo Nicolás Baeza, fue nombrado Seremi de Salud de Atacama el pasado 15 de noviembre y como aceptó el cargo sin “dedicación exclusiva”, cuando termina su labor en la Seremi a las 17:30 horas, realiza trabajos privados de su profesión de gineco obstreta en su consulta. El problema es que la consulta de Baeza cuenta con “salas de procedimientos invasivos”, las cuales deben ser -y son- fiscalizadas por el organismo que él dirige.

Es por esto que los dirigentes de la Asociación Gremial de Funcionarios del Seremi de Salud de Atacama, solicitaron ayer a la Contraloría que se pronunciara en cuanto a la incompatibilidad de su jefe, Nicolás Baeza. A juicio de Erik Jopa, tesorero de la Asociación, “quien dirige el Seremi no puede ejercer el doble rol de fiscalizador y fiscalizado”.

Es importante resaltar que Baeza asumió su cargo de forma inmediata, es decir, sin esperar la total tramitación del decreto firmado por el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, que lo designaba como Secretario Regional Ministerial de Salud de Atacama. Por lo que la Contraloría aún no ha tomado razón del decreto y ahora lo que le exige la Asociación Gremial de Funcionarios del Seremi de Salud de Atacama, es que se pronuncie sobre una posible incompatibilidad en el cargo.

Una posible incompatibilidad del Seremi de Salud de Atacama, podría afectar directamente al proyecto Termoeléctrico Castilla. Esto pues un elemento clave para la aprobación de este, es la calificación medioambiental que deberá mantener o invalidar esta semana el mismo Nicolás Baeza. Por que mientras el proyecto sea reconocido como “contaminante” –luego de que el fallo de la Corte Suprema calificara de ilegal el cambio de calificación a “molesta”– la Corema de la III Región no podrá aprobarlo, ya que el plano regulador impide instalar este tipo de industrias donde se ubicará el proyecto.

Los posibles escenarios

Cuando la Corte Suprema emitió su fallo el 15 de noviembre, y calificó como ilegal el procedimiento que realizó el ex seremi de Salud de Atacama –Raúl Martínez – al cambiar la calificación del proyecto Termoeléctrico Castilla de “contaminante” a “molesto”, el magnate brasileño Eike Batista –dueño de la empresa MPX que impulsa el proyecto– se manifestó conforme. Porque Batista observó que la sentencia abría una vía administrativa para poder cambiar nuevamente la calificación y echar a andar su proyecto.

una posible inhabilitación de Baeza podría atrasar la aprobación de la termoeléctrica, que está en tramitación desde el 2008. Esto porque pese a que la intención de la Comisión Regional del Medio Ambiente de Atacama, era someter a votación el proyecto este miércoles –luego de que Baeza se pronunciara sobre la calificación ambiental– su futuro es incierto.

Es decir, apostaba a que el nuevo Seremi de Salud, Nicolás Baeza, invalidara la calificación de “contaminante” del proyecto y lo sometiera nuevamente a calificación, esperando que esta vez resultara “molesto”.

Pero una posible  incompatibilidad de Baeza podría atrasar la aprobación de la termoeléctrica, que está en tramitación desde el 2008. Esto porque pese a que la intención de la Comisión Regional del Medio Ambiente de Atacama, era someter a votación el proyecto este miércoles –luego de que Baeza se pronunciara sobre la calificación ambiental– su futuro es incierto.

Si la Contraloría declara “incompatible” a Baeza para el cargo de Seremi de salud, el resultado que se obtenga en la votación podría ser cuestionado por cualquiera de las partes y daría espacio para presentar nuevamente, un recurso ante la Corte de Apelaciones de Copiapó, para dar pie atrás a la resolución que se adopte.

Otra posibilidad para que se apruebe el proyecto Termoeléctrica Castilla –que contempla una inversión de US$ 4.400 millones– tiene que ver con el tiempo legal establecido para pronunciarse sobre el proyecto. La Corema debe votar dentro de los 180 días que dura el proceso y el proyecto quedó paralizado –luego del problema de calificación ambiental – en el día 178. Por lo que si el proyecto se reactiva, la Corema tiene sólo dos días para votar y si no lo hace, se aplica el “silencio administrativo”, el cual aprueba automáticamente el proyecto.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes