Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:47

Fuerza Aérea expulsa a una oficial por "fraternizar" con subordinado

por 2 diciembre 2010

Fuerza Aérea expulsa a una oficial por
La subteniente Jéssica Alarcon Llauca fue sorprendida "sentada en el catre de campaña, al interior de un contenedor cerrado por fuera, asignado para el descanso del cabo primero Pablo González Rozas, quien se encontraba de pie y con el torso desnudo".

Una joven oficial de la Fuerza Aérea (FACH), piloto de helicópteros, recurrió a la Justicia luego de que la institución decidió expulsarla tras acusarla de "fraternizar" con un suboficial mientras estaba destacada en Haití, informaron fuentes judiciales.

La subteniente Jéssica Alarcon Llauca ya recibió un castigo de 10 días de arresto tras el incidente, ocurrido a comienzos de este año en Hatí, donde ella y el suboficial integraban la Misión de Naciones Unidas para la estabilización de Haití (Minustah).

Tras ser incluida en la lista del personal que por diversas causas deben abandonar la FACH a finales de este año, la joven presentó ante la Justicia un recurso de protección contra la institución, a la que acusa de violar sus derechos constitucionales.

Las partes presentaron hoy sus alegatos ante la VI Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, que emitirá su resolución en los próximos días, según las fuentes.

Según los antecedentes del caso, el 30 de enero de 2010 la subteniente Alarcón fue sorprendida "sentada en el catre de campaña, al interior de un contenedor cerrado por fuera, asignado para el descanso del cabo primero Pablo González Rozas, quien se encontraba de pie y con el torso desnudo".

Durante el sumario interno a que fue sometida por esa situación, la piloto alegó que entre ella y el cabo existe un grado de amistad mayor que con el resto del personal.

Un informe del entonces comandante en jefe de la FACH, general Ricardo Ortega, al que tuvo acceso El Mercurio, que lo publica hoy en su edición digital, confirma la indagatoria administrativa contra la oficial y el castigo de 10 días de arresto que se le aplicó.

Ello, "por desobedecer la orden de no alterar la relación jerárquica entre el personal del grupo" que le fue dada por su superior directo, el capitán de bandada Claudio Agüero Rubio.

La orden, precisa el documento, la obligaba a "no fraternizar con personal del cuadro permanente" (soldados y suboficiales) del grupo de helicópteros, es decir suboficiales de menor rango, pero la oficial decide hacer caso omiso y seguir compartiendo con los militares de menor grado.

Según el informe, la conducta de la subteniente Alarcón "transgredió el deber de los integrantes de las Fuerzas Armadas, de observar permanentemente las formas que emanan de la naturaleza propia de las relaciones de jerarquía piramidal existente entre ellos".

En el escrito judicial, la piloto alega que no hubo ningún argumento que sustente la decisión de darla de baja y defiende su profesionalismo en el desempeño de su cargo de piloto, que la decisión de pasarla a retiro fue arbitraria y no se sujetó al debido proceso", por lo que pide ser reincorporada a la FACH.

La FACH, en tanto, aseguró que la decisión de expulsarla de las filas se debe a que sus calificaciones fueron insuficientes en los puntos relacionados con "lealtad, cooperación, iniciativa, criterio, tino, discreción y aptitudes de mando".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes