Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:40

Sólo el 9,0% de los chilenos tiene una alimentación saludable

por 7 diciembre 2010

Sólo el 9,0% de los chilenos tiene una alimentación saludable
Alarmante. Así se califica el resultado de esta consulta virtual donde cerca de 15 mil chilenos realizaron una auto evaluación en estilo de vida y salud, a través Fitbook, una herramienta gratuita, disponible en el sitio www.alimentatesano.cl.

Tras seis meses de funcionamiento y más de 20 mil usuarios registrados, el Programa Aliméntate Sano -desarrollado por el Centro de Nutrición Molecular y Enfermedades Crónicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Fundación Banmédica- arroja sus primeros resultados de alimentación en Chile.

El proyecto comenzó en 2008, cuando ambas entidades observaron con preocupación los altos índices de obesidad y el aumento del Síndrome Metabólico, antesala de las enfermedades crónicas, tales como diabetes, hipertensión arterial y cáncer. Recientes estudios epidemiológicos han demostrado que una reducción del Síndrome Metabólico sólo se consigue corrigiendo la alimentación, aumentando la actividad física y eliminando el tabaquismo, y que es menos frecuente en poblaciones que tienen Dieta Mediterránea.

Bajo ese contexto, el programa Aliméntate Sano creó un sitio web interactivo, www.alimentatesano.cl, que permite a los usuarios autoevaluarse en dos aspectos principales, Estilo de Vida y Salud, a través de Fitbook, una herramienta gratuita de autocuidado al servicio de los chilenos. Además de guardar la información histórica de cada usuario, entrega un diagnóstico (calificación) y recomendaciones para lograr un mejor estilo de vida y una mejor salud.

Fue a través de Fitbook que se logró recoger valiosa información acerca de cómo se alimentan los chilenos, poniendo como referente a la Dieta Mediterránea, que privilegia consumo de verduras, frutas,  pescado, aceite de oliva y/o canola, frutos secos y cereales integrales, entre otros.

El análisis está basado en un total de 15.000 usuarios registrados en Fitbook, mayores de 20 años con todos sus datos personales completos. El 61% de la muestra son mujeres, el 65% vive en la Región Metropolitana y el 44% tiene entre 20 y 30 años.

“La cantidad de usuarios registrados nos demuestra que existe bastante preocupación entre los chilenos por saber cómo se están alimentando y mejorar su estilo de vida. Aliméntate Sano es una herramienta sencilla y de fácil acceso que permite precisamente eso. Esperamos que cada vez más chilenos la utilicen y conozcan cuáles son sus fortalezas y debilidades en esta materia”, asegura Sebastián Balmaceda, Gerente de Fundación Banmédica.

Alerta roja: pescado, legumbres, cereales, aceites saludables, frutas y verduras

Diversos estudios han demostrado que la Dieta Mediterránea protege de las enfermedades crónicas y permite a las personas vivir más y mejor. Por lo mismo fue declarada este año Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad durante la quinta reunión del Comité Intergubernamental de la Unesco que se celebró en Nairobi (Kenia) para la salvaguardia de esta herencia.

Recogiendo las recomendaciones de alimentación de esta dieta y la frecuencia de consumo de los productos que la caracterizan, nace el Índice Aliméntate Sano. Como conclusión general, éste arroja que sólo el 9% de las personas inscritas en Fitbook tiene una alimentación saludable. Es decir, del total de usuarios registrados en Fitbook, el 91% se alimenta de manera deficiente o mala y no incorpora los productos y dosis recomendadas por la dieta mediterránea.

Los pescados y mariscos son uno de los ejemplos más alarmantes. Sólo un 5% consume más de dos veces a la semana –dosis recomendada- , mientras que un 53% menos de una vez por semana. Esto resulta aún más contraproducente si consideramos que Chile posee siete mil kilómetros de mar.

Las legumbres tampoco son motivo de orgullo para un país productor de este alimento. Si la dosis recomendada es más de dos veces a la semana, sólo un 10% cumple con ese valor.

En cuanto a las frutas y verduras sabemos, por iniciativas que se han impulsado a nivel nacional e internacional –como la campaña 5 al día-, que en Chile el consumo sigue siendo muy mediocre. El Índice Aliméntate Sano no hace más que reforzar esta falencia: un 30% no consume fruta todos los días  y un 84% consume verduras en porciones menores a lo que recomienda la Dieta Mediterránea (3 o más porciones al día).

Los cereales integrales también son parte de los productos recomendados por esta dieta. Un 70% de los usuarios de Fitbook asegura no consumirlos en la cantidad recomendada: 2 o más porciones al día.

Los aceites llamados saludables también son un reflejo de nuestra mala alimentación. Un 58% no consume regularmente aceite de oliva y un 77% no conoce o no consume aceite de canola.

En cuanto a las carnes, un 57% consume carnes altas en grasas o procesadas en promedio dos veces por semana, cuando lo recomendado es menos de una vez. Sólo un 11% consume las porciones sugeridas de carnes magras: 5 a 8 veces por semana.

La palta, en cambio, tiene un mejor pronóstico: un 58% consume entre media y tres paltas a la semana, cuando lo ideal es 3 o más.

Por último, cabe destacar la afición por lo dulce de los chilenos. Un 63% de los adultos que se autoevaluaron en Fitbook consume mucha azúcar o más alimentos azucarados que lo recomendado, mientras que un 37% los consume con moderación.

“Los resultados confirman que estamos ante una situación preocupante. Lo bueno, es que podemos identificar algunas conductas que son perfectamente modificables. Los datos individuales y privados, le dicen a cada persona qué tiene que hacer. Los datos del conjunto orientan a los organismos de salud, tanto públicos como privados, sobre lo que hay que mejorar. Aliméntate Sano es una valiosa herramienta de auto-aprendizaje para conseguir un adecuado estilo de vida. Pero hay que trabajar para lograrlo”, señala el doctor Federico Leighton, Director del Centro Molecular y Enfermedades Crónicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Mujeres y adultos sacan mejor nota

Si bien el análisis muestra claramente que los chilenos se alimentan mal, dentro de este grupo las mujeres obtienen mejor calificación que los hombres: un 10% de ellas se alimenta de manera saludable, mientras que sólo un 7% de ellos cumple con ese perfil.

Por otra parte, el estudio demuestra que los más expuestos a sufrir enfermedades crónicas en el futuro debido a una deplorable alimentación son los jóvenes: del grupo etario entre 20 y 30 sólo un 3% se alimenta de manera saludable. Esta condición va mejorando a lo largo de los años, logrando revertir algo la situación a partir de los 61, donde el 19% posee una alimentación saludable.

Tabaquismo y Actividad Física

El Índice Aliméntate Sano además de medir cuán saludable es nuestra alimentación, también evalúa la actividad física y tabaquismo, lo que permite definir cómo es el estilo de vida de los chilenos y el riesgo de sufrir enfermedades crónicas por tener Síndrome Metabólico o algunos de los componentes que lo definen.

Según este análisis, el 41% de los usuarios chilenos mayores de 20 años fuma, siendo los jóvenes los más propensos a este hábito. Un 52% de los usuarios de Fitbook entre 20 y 30 años fuma, mientras que un 20% de los adultos mayores de 60 lo hace.

La actividad física es otro Talón de Aquiles de los usuarios. Un 50% de los participantes de la muestra aseguró tener una actividad física baja, de los cuales 55% son mujeres. Sólo un 18% indicó tener una actividad física intensa, de los cuales el 14% son mujeres.

Perfil de los usuarios según su alimentación

Toda la información recogida anteriormente permite crear un perfil de quienes se alimentan saludablemente y quienes no. Es interesante comprobar que aquellos que se alimentan mal, frecuentemente son los mismos que fuman y son sedentarios. Del grupo de usuarios que posee una alimentación poco saludable, un 55% es fumador y un 63% realiza una actividad física baja.

En el caso de quienes se alimentan saludablemente, un 73% realiza actividad física y sólo un 8% es fumador.

Síndrome Metabólico y su relación con estilo de vida

El Síndrome Metabólico es una condición de riesgo que aumentó explosivamente en las dos últimas décadas, adquiriendo carácter epidémico. Actualmente, una cuarta parte de los chilenos adultos sufre este grave cuadro, que agiganta el riesgo de enfermedad cardiovascular y otras enfermedades crónicas, elevando su probabilidad de muerte hasta cinco veces más que una persona sana.

El control del Síndrome Metabólico es una de las prioridades para la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Chile lo posee un 35% de los hombres entre 45 y 64 años y el 50% en los mayores de 65 años. La magnitud y rapidez de su crecimiento hacen urgente su prevención.

Quienes lo padecen se hallan expuestos a una serie de enfermedades crónicas de pronóstico grave. En ellos, la probabilidad de diabetes tipo II es hasta nueve veces mayor que en alguien sano y, en el caso de enfermedad cardiovascular, hasta 6 veces mayor.

En estas personas la posibilidad de morir por enfermedad cardiovascular aumenta tres a cinco veces, mientras que la de muerte, por cualquier causa, se multiplica dos a tres veces.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes