Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:34

Cámara aprobó reajuste de 4,2% al sector público y despachó proyecto para su promulgación

por 16 diciembre 2010

Cámara aprobó reajuste de 4,2% al sector público y despachó proyecto para su promulgación
La cifra propuesta por el gobierno fue acogida por 44 votos contra 43.

Tras una maratónica jornada, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de reajuste al sector público, con lo cual quedó en condiciones de ser promulgado por el Presidente Sebastián Piñera.

La cifra propuesta por el gobierno fue acogida por 44 votos contra 43.

La iniciativa estipula beneficios tales como:

- A contar del 1 de diciembre de 2010, un reajuste de 4,2% a las remuneraciones, asignaciones, beneficios y demás retribuciones en dinero de los trabajadores del sector público.

- Concede un aguinaldo de Navidad de $40.000 a los funcionarios cuya remuneración líquida a noviembre de 2010 sea igual o inferior a $525.000, y de $21.224 para aquellos cuya remuneración líquida supere tal cantidad.

- Entrega un aguinaldo de Fiestas Patrias el año 2011 de $51.500 a los trabajadores fiscales cuya remuneración líquida a agosto de ese año sea igual o inferior a $525.000, y de $35.875 para aquellos cuya remuneración líquida supere tal cantidad.

- Otorga a los funcionarios un bono de escolaridad de $50.218 por cada hijo de entre cuatro y veinticuatro años de edad, que sea carga familiar reconocida, que será pagado en dos cuotas iguales de $25.109 cada una, la primera en marzo y la segunda en junio del año 2011.

- Concede en el 2011 a los pensionados un bono de invierno de $44.265 que se pagará en el mes de mayo.

- Entrega a los pensionados un aguinaldo de Fiestas Patrias el año 2011 de $14.000, que se incrementará en $7.200 por cada persona que tengan acreditada como causantes de asignación familiar o maternal.

- Otorga a los pensionados un aguinaldo de Navidad del año 2011 de $16.100, incrementado en $9.100 por cada persona que tengan acreditada como causantes de asignación familiar o maternal,

- Concede un bono especial, no imponible, que se pagará en el curso del mes de diciembre de 2010 y cuyo monto será de $215.000 para los trabajadores cuya remuneración bruta sea igual o inferior a $525.000, y de $107.500 para aquellos cuya remuneración bruta supere tal cantidad y no exceda de $1.743.150.

Posteriormente, la bancada de diputados del PPD manifestó que el reajuste aprobado resultaba ser "un monto indigno" y que "el gobierno debía entender que a los trabajadores no se les compra con un bono".

En tal sentido, el diputado Ramón Farías señaló que "es un reajuste indigno para los trabajadores, no se lo merecen. Este país tiene recursos, este gobierno es tacaño, no ha querido entregar, ha querido comprar, como se hacía en los latifundios, a los trabajadores a través de bonos, y eso es inaceptable".

"Los trabajadores van a estar muy contentos con sus bonos, pero a la hora de jubilar se darán cuenta de que sus jubilaciones pudieron haber sido superiores". "Eso es lo que los trabajadores tienen que sacar en cuenta y eso es lo que el gobierno también debió haber tomado en cuenta. A los trabajadores no se les compra con un bono, los bonos son pan para hoy y hambre para mañana", aseguró.

En tanto, el diputado Tucapel Jiménez, sub jefe de la Bancada Parlamentaria declaró que "lamentablemente hoy día se ha aprobado un reajuste indigno para los trabajadores del sector público. Todas las perspectivas económicas, como el precio del cobre y el crecimiento proyectado para el próximo año permitían dar al gobierno un reajuste más digno".

"Cuando el gobierno habla de crecimiento parece que piensa solamente en un sector del país y no en los trabajadores. Ningún ministro fue capaz de explicarnos el por qué de este reajuste indigno, espero que con esto la ciudadanía se dé cuenta de que hay una nueva forma de gobernar y esa nueva forma de gobernar no es justamente para los trabajadores", indicó.

A su vez, el diputado y miembro de la comisión de Hacienda, Pepe Auth dijo que "el gobierno consiguió su propósito finalmente, es decir, privilegió ganarle el gallito al movimiento gremial y a la mayoría de la Cámara y del Senado, en lugar de ponerse a la cabeza de un acuerdo nacional para mejorar las condiciones de empleo y de salarios de los trabajadores públicos".

"Este es un pésimo precedente, la verdad es que no quiero estar en sus zapatos (del gobierno) pensando en cómo va a ser la negociación del reajuste del 2012, 2013 y 2014 porque la manera en que se ha llevado a cabo la tramitación de este reajuste para los funcionarios públicos ha revelado un nivel de impericia sin precedente y un nivel de porfía sin parangón. La porfía y la impericia son socios letales para la conducción de un gobierno", expresó.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes