Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:28

Insisten en que los recursos para reconstrucción o empresas públicas están

La Concertación cierra filas ante eventual venta de las sanitarias y acusa "operación oscura y sospechosa"

por 23 diciembre 2010

La Concertación cierra filas ante eventual venta de las sanitarias y acusa
El senador Lagos Weber señaló que “a Piñera le tomó más de dos elecciones presidenciales desprenderse de sus acciones de sus empresas y ahora, en nueve meses, está poniendo en venta las acciones del Estado. Piñera es lento para vender sus propias empresas y rápido para vender las empresas del Estado. Eso es una vergüenza”.

Si algo necesitaba la Concertación para encontrar un punto que los uniera, tras un par de semanas de duras recriminaciones internas por algunas votaciones en el Congreso, era un tema sobre el que cual todos tienen la misma postura. Tanto es así que este jueves los jefes de bancada de los senadores de la colación opositora efectuaron una conferencia de prensa en la que hicieron una dura acusación en contra del gobierno: que habría una operación “oscura” y “sospechosa” tras la privatización las empresas sanitarias, por lo que no descartan incluso llegar hasta el Tribunal Constitucional para que se pronuncie acerca de la legitimidad de la enajenación de estos activos.

A este respecto, el senador socialista Juan Pablo Letelier fue enfático en señalar que los jefes de todas las bancadas “tenemos la convicción que para enajenar bienes y activos del Estado por razones constitucionales se necesita una ley, según se desprende de un informe hecho por el constitucionalista Francisco Zuñiga”. Ello, porque a juicio del parlamentario de oposición, las pretensiones del gobierno están en la línea de “regalarle a los empresarios nacionales un negocio muy rentable, una fuente garantizable, un monopolio natural”, por todo lo que la posible venta de las sanitarias se ha transformado en “un tema que abre grandes sospechas sobre lo que hay detrás de esta decisión: esta no es cualquier empresa ni se trata de cualquier interés”.

En este sentido, Letelier fue todavía más duro en sus planteamientos, insistiendo en que la decisión del gobierno “nos provoca serias dudas y es bueno que los ministros expliquen qué hay detrás de esto. Porque parece que hay algo turbio, algo oscuro y sospechoso”, advirtió. Y esta postura surge a partir de que para el legislador, el hecho de plantear que un recurso tan esencial y escaso como el agua sea administrado en un 100 por ciento por privados, provocará que “nos vamos a oponer yendo al Tribunal Constitucional, para que sea haga por ley”.

Ello, porque Letelier está convencido –al igual que la mayoría de los dirigentes del conglomerado opositor que así lo expresaron el mismo miércoles, cuando salió publicada la noticia de que el gobierno vendería las sanitarias- de que la administración del Presidente Sebastián Piñera le “miente al país diciendo que estas platas son para las empresas públicas, para la reconstrucción, porque para esto último ya hay recursos”. Tema en el que la Concertación ha cerrado filas, ya que no son pocos los dirigentes y parlamentarios que han explicado, en estos dos últimos días, que los recursos para la reconstrucción están gracias a la ley que se aprobó “con nuestros votos”, recuerda un senador opositor.

La senadora DC Ximena Rincón advirtió derechamente que “la explicación del gobierno de que estas platas se requieren para la reconstrucción es una mentira, porque se le han aprobado todos los recursos que ha pedido y les sobra dinero en los ahorros que tienen. Y es mentira que va a financiar a otras empresas como ENAP donde se ha señalado que se está revirtiendo la situación. Aquí a alguien se está queriendo beneficiar y queriendo dar este negocio. El presidente Sebastián Piñera tiene que dar explicaciones al respecto”.

Por su parte, el senador PPD Ricardo Lagos Weber señaló que “recursos hay” , porque “los excedentes de Codelco son alrededor de 4.100 millones de dólares, sólo los primeros en nueve meses (el año pasado fueron solo de 1800), entonces recursos hay”. Lo que le permite especular que la “operación” del gobierno para vender las sanitarias no es más que “un negocio para los amigos del gobierno. Están regalando un gran negocio para Chile a unos privados. Las empresas sanitarias están rentabilizando más de 150 millones de dólares al año, y nos preguntamos qué capital hoy puede rendir eso al año. Y si las pretenden vender por 1.600 millones jamás van a tener esa rentabilidad”.

Defensa a política Frei

Por lo mismo, los mal pensados tienen serias dudas acerca de que en el gobierno ni siquiera esté claro para qué quieren las platas de la privatización del agua, porque desconfían de que tras las fuertes críticas del miércoles, se haya decidido cambiar el argumento, para decir que los recursos que se obtengan serán destinados a las empresas públicas. También discrepan con el hecho de que el actual gobierno sostenga que sólo está continuando con una política iniciada por la Concertación.

En este sentido, la senadora Rincón fue quien salió a explicar lo sucedido durante el gobierno de su camarada, el ex Presidente Eduardo Frei y actual senador del partido. Al respecto explicó que la ley que permitió parte de la enajenación de las empresas sanitarias tenía tres objetivos: la construcción de obras de agua potable; ampliación del alcantarillado y el tratamiento de aguas servidas, para todo lo cual se habría permitido el ingreso de privados a las sanitarias. Y añadió que las condiciones para ello también fueron claras: “la existencia de un marco regulatorio; un aumento significativo del subsidio de agua potable para las personas más pobres y; tercero, la participación en un 35 por ciento del Estado en la propiedad de ellas”.

En este contexto, la senadora estima que con la decisión del gobierno de Piñera se vulneran los principios antes mencionados, porque “sale el Estado de la propiedad de ella; no va a haber recursos para financiar el subsidio de agua potable a los pobres que se financiaba con cargo a las utilidades que generan las empresas y; por último, no va haber financiamiento para CORFO y con ese financiamiento se hacen todos los programas de fomento productivo”.

Quien también aportó explicaciones al tema de por qué antes se hizo y era bueno y ahora ya no lo es, fue Lagos Weber. Según dijo en el gobierno de Frei se privatizó entre el 60 y 65 por ciento de las sanitarias, porque “el Estado de Chile el año 97, no tenía los recursos que tiene este Estado, que es infinitamente más rico, para poder financiar la inversión de agua potable, alcantarillado y aguas servidas no tenía bolsillos para hacerlo”.

Respecto al rol que en ello le tocó jugar al ex Presidente Ricardo Lagos Escobar; el senador PPD argumentó que “ese proyecto de ley para poder vender las acciones sin recurrir al Congreso” fue “como consecuencia del TLC con la Unión Europea, (que) exigía que el Estado no tuviera acciones privilegiadas o acciones de oro en empresas estatales”. Y por eso es que se firmó en esa oportunidad un proyecto de ley “que señalaba que el Estado iba a poder vender acciones y en esas no tendría privilegio alguno el Estado de Chile. Y nunca se vendieron ni se pensó esas acciones del Estado”.

Por último, el senador también PPD Guido Girardi, quien ha manifestado en múltiples ocasiones la necesidad de nacionalizar el agua, dijo no entender que en una época en que la tendencia mundial es la protección de un recurso natural “estratégico” como el agua, el gobierno de Piñera busque privatizarla.

“Por qué enajenar la participación del Estado que hoy le reporta 120 millones de dólares al año y por qué venderla en 1600 millones de dólares que en cinco años se recuperarán. Aquí hay una falta de visión estratégica, porque lo que debiéramos hacer es recuperar y nacionalizar el recurso agua”, insistió. Y añadió que esta medida constituiría un “aguinaldo” para los privados y “para favorecer los intereses económicos cercanos a este gobierno”.

El senador Lagos Weber, en tanto, cerró el tema afirmando que “a Piñera le tomó más de dos elecciones presidenciales desprenderse de sus acciones de sus empresas y ahora, en nueve meses, está poniendo en venta las acciones del Estado. Piñera es lento para vender sus propias empresas y rápido para vender las empresas del Estado. Eso es una vergüenza”.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes