Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Diputado Chaín responde a dichos del Presidente de la Comunidad Judía

“Zaliasnik tiene una actitud racista”

por 27 diciembre 2010

“Zaliasnik tiene una actitud racista”
El comentario del dirigente de la colonia sobre el “activismo palestino” que mantendrían algunos parlamentarios, con el fin de que el gobierno chileno reconozca un Estado Palestino con las fronteras de 1967, no cayó bien. El parlamentario responde a los dichos de Zaliasnik y se pregunta: “¿Soy menos diputado que otros por tener origen palestino?”.

En una verdadera guerra por  la influencia se ha transformado el tema de que Chile reconozca a un Estado Palestino con las fronteras previas a 1967. La iniciativa surgió en un grupo de diputados –algunos de origen palestino– y hoy la contraparte, la colectividad judía, se ha sumado a la campaña.  Ambos sostienen reuniones con cancillería, expresan sus argumentos, preocupaciones y caen en descalificaciones mutuas.

La rivalidad histórica entre el diputado de origen palestino, Fuad Chaín, y el presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gabriel Zaliasnik, quedó en evidencia cuando este último afirmó en entrevista con El Mostrador que “hay parlamentarios que derechamente son activistas de la causa palestina”. Pero la respuesta no se hizo esperar. Chaín contraataca y considera que esa frase conlleva una “actitud racista”.

-¿Cómo recibió las críticas de Gabriel Zaliasnik?

-Yo creo que él se equivoca al hablar sobre la base de descalificación a las personas que tomamos una postura y que por casualidad tenemos un origen. En este caso, un origen palestino. Creo que es una actitud racista, debido a que no por tener un apellido, me voy a inhibir de tener una opinión sobre un tema.

El señor Zaliasnik tiene el derecho a decir todo lo que quiera, pero si alguien no está de acuerdo con él entonces es antisemita o es un activista de la causa Palestina, como nos ha acusado a los parlamentarios que tenemos ese origen.

-Gabriel Zaliasnik habló que esta iniciativa podría “importar el conflicto” ¿Qué piensa al respecto?

-El tema no es si se importa o no el conflicto. La ocupación lleva más de 60 años y desde antes, han convivido las comunidades judías y palestinas en armonía en Chile. El tema es que si Chile quiere jugar un rol en la resolución del conflicto. A nosotros no nos puede ser indiferente que el conflicto se mantenga. La injusticia, la ocupación, la violación a los derechos humanos y del derecho internacional.

-¿Esta iniciativa podría entorpecer el proceso de paz en Medio Oriente?

-Para nada. Lo único que puede hacer es destrabarlo, tenemos un proceso de paz entrampado hace 20 años y a Israel le conviene que se mantenga el statu quo, porque siguen construyendo asentamientos en los territorios que han ocupado ilegalmente.

Chile tiene que cumplir un papel fundamental en el marco de las Naciones Unidas, reconociendo al Estado Palestino –en las fronteras de año 67– que son aquellas anteriores a la guerra de los seis días y que la resolución 242 y 338 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas declara como una ocupación ilegal y donde además, le exigen a Israel devolver y desocupar esos territorios.

Israel como Estado existe por una decisión de la comunidad internacional, por lo tanto, si la comunidad internacional reconoció al Estado de Israel, la misma comunidad internacional es la que tiene que reconocer el Estado Palestino.

-Chile es un país que ha ganado territorio en guerra. ¿En base a esto no es complicado reconocer las fronteras previas a la guerra del 67?

-Esa es una falacia, porque esas anexiones territoriales (de Chile) se generaron cuando era aceptado internacionalmente la anexión territorial por la fuerza. Pero  a partir de la carta de la ONU, eso está totalmente proscrito. Por lo tanto hay un antes y un después en el derecho internacional. Israel ocupa los territorios después de la carta, Chile no.

“El señor Zaliasnik tiene el derecho a decir todo lo que quiera, pero si alguien no está de acuerdo con él entonces es antisemita o es un activista de la causa Palestina, como nos ha acusado a los parlamentarios que tenemos ese origen…”

-¿Cuál es su motivación principal para impulsar esta causa?

-Yo creo que Chile tiene que cumplir un papel fundamental en todos aquellos aspectos en los que hoy en el mundo se generan situaciones de injusticia y de vulneración de derechos.

Indudablemente que uno tiene una sensibilidad especial, porque tiene la posibilidad de ir, de estar, de conocer la realidad… más allá del origen. Tiene que ver con el conocimiento de la historia y como parlamentario chileno, creo que nosotros tenemos la oportunidad histórica de jugar un papel para que ese conflicto pueda ser resulto, para terminar con la injusticia y que puedan convivir en paz dos estados, el Estado de Israel y el Estado Palestino.

-Finalmente los que se van a sentar a negociar van a ser los palestinos e israelíes, entonces ¿cuál es el efecto real de un reconocimiento por parte de la comunidad internacional a un Estado Palestino con fronteras previas a 1967?

-Ellos llevan 20 años sentados en la mesa. Los palestinos no tienen nada más que entregar. Lo que generaría que muchos países más del mundo, reconozcan al Estado Palestino con fronteras del 67`, es crear una presión internacional para que efectivamente se rompa el statu quo y se active el proceso de paz.

Ya han reconocido más de 100 países al Estado Palestino: Brasil, Argentina, Bolivia, Perú, Paraguay y Ecuador ¿porqué Chile va a quedarse a un lado en el concierto internacional? ¿Cuál es la razón para que Chile hoy rechace la única posibilidad de resolver en el corto plazo un conflicto que se arrastra por tanto tiempo?

-Si el gobierno llegara a reconocer un Estado Palestino, pero sin las fronteras del 67` ¿quedarían conformes?

-Eso sería que el gobierno asuma la postura del gobierno de Israel y sería negar el derecho internacional y darle una bofetada a la resolución de las Naciones Unidas. Dudo que el Estado de Chile esté dispuesto a cometer semejante barbaridad.

La Cancillería tiene plena conciencia de que la posición que hemos planteado –los 20 parlamentarios que fuimos hablar el lunes – tienen argumentos de peso, desde el punto de vista jurídico, histórico y político. Para ellos es un tema de oportunidad y ellos esperan que esto no genere complicaciones con su relación con las comunidades.

-¿Cuándo esperan un pronunciamiento del gobierno sobre el tema?

-Esperamos una respuesta lo antes posible, porque lo que está sucediendo en el concierto Latinoamericano, donde Chile junto a Colombia, son los únicos países que no han anunciado un reconocimiento. Nos parece que hace que esto tenga un sentido de urgencia.

El canciller nos ha señalado que ellos también sienten sentido de urgencia. Creo que Chile no tiene otra alternativa, no puede renunciar a cumplir un rol protagónico en el concierto internacional.

-¿Qué es lo que más le molestó de las declaraciones de Gabriel Zaliasnik?

-Cuando él dice que yo por tener origen palestino estoy imposibilitado para hablar, eso es un acto racista, eso es una discriminación en función de mi origen. Yo pregunto ¿soy menos diputado que otros por tener origen palestino? Cuando yo tengo la primera mayoría en mi distrito lejos, cuando soy vicepresidente nacional de un partido político (DC) elegido democráticamente ¿tengo menos derecho a opinar que otros diputados? Cuando a mi el pueblo de Chile me eligió… ¿porqué nos descalifica? eso es lo que yo le preguntaría al señor Zaliasnik.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes