Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:32

Uriarte (UDI) acusa a Girardi de generar "otra farsa" con el caso de Claudia Pizarro

por 30 diciembre 2010

Uriarte (UDI) acusa a Girardi de generar
En medio del debate por el aborto terapéutico, el diputado gremialista sostiene que el senador de oposición utilizó el caso de la joven madre, que asegura estar afectada de un cáncer que no se puede tratar si no se le realiza el mencionado procedimiento, para "engañar a la opinión pública" y que va a tener que responder por ello.

El diputado de la UDI Gonzalo Uriarte acusó al senador PPD Guido Girardi de “engañar a la opinión pública” y de generar “otra farsa”, al poner en duda la eficiencia del sistema de salud y respaldar la solicitud de Claudia Pizarro a que se le realice un aborto terapéutico para poder seguir el tratamiento que frene un supuesto cáncer, luego que el director del Hospital San José descartara efectuar tal procedimiento, situación denunciada públicamente por el parlamentario opositor.

“En este caso se ha puesto en duda la salud pública, se ha comprometido el profesionalismo de médicos del Hospital San José y se ha engañado a la opinión pública, presentando un caso falso para justificar y legislar sobre el aborto cuando la madre está en peligro”, advirtió Uriarte.

Según el legislador gremialista, Pizarro sólo fue informada de un PAP alterado, unas lesiones pre malignas que podrían derivar en ello y que no fue tratada porque estaba con un embarazo de ocho semanas cuando se confirmó su diagnóstico.

“La vida de la madre nunca estuvo en riesgo. Si hubiera sido un cáncer invasivo que la ponía en riesgo, ella habría sido tratada. No hay negligencia ni descuido. Claudia ha sido tratada como corresponde a todos los protocolos médicos”, sentenció Uriarte, de profesión abogado.

El diputado insistió en que la madre de 28 años “no ha sido obligada a llevar a término el embarazo como afirmaron Guido Girardi y su abogado. Cuando se le diagnosticó, al cuarto mes, que su hijo padecía de excencefalia, y un mes después se confirmó el diagnóstico, como ocurre con estos casos, donde ya tenía 4 meses de gestación, no hay aborto posible, hay que esperar e inducir el parto prematuramente”.

Por otra parte, Uriarte relató que según le informó el hospital, Pizarro interrumpió el tratamiento y rechazó la terapia que se le ofreció ante la malformación fetal por parte del equipo ginecobstétrico. “La paciente se atendió por última vez con 18 semanas de embarazo, en agosto, y volvió el 15 de noviembre, con 30 semanas. Desapareció tres meses”, añadió.

“Ella no asistió al último control. Lamentablemente optó porque se utilizara políticamente su caso (…) Esta es otra farsa más de las que nos tiene acostumbrado Girardi y que en esta oportunidad tendrá que dar explicaciones a toda la opinión pública”, concluyó Uriarte.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes