Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Según Arturo Fontaine

Piñera tiene problemas comunicacionales serios

por 2 enero 2011

Piñera tiene problemas comunicacionales serios
Para el director del CEP varios son los factores que influyeron en la baja de apoyo del gobierno de Piñera en la última encuesta y que no supo capitalizar tras el exitoso rescate de los 33 mineros. Uno de ellos, asegura a La Tercera, es el episodio Bielsa y la polémica elección en la ANFP en donde a pesar de no existir pruebas de una eventual intervención presidencial, da cuenta de una percepción compartida por un gran sector de la población.

El director del CEP, Arturo Fontaine, busca una explicación sobre la caída a la gestión del Presidente Sebastián Piñera en la última encuesta, la cual le entrega un 44% de apoyo contra un 34% de rechazo.

En este sentido, Fontaine sostiene que el Ejecutivo no pudo mantener la popularidad conseguida tras el rescate de los mineros, debido a la sospecha que recayó en el gobierno sobre su eventual intervención en la elección de la ANFP y que repercutió en el anuncio de salida del técnico Marcelo Bielsa y del timonel del fútbol Harold Mayne-Nicholls.

“Tal vez no hay una causa única, pero existen muchos indicios que apuntan en dirección al episodio Bielsa. Ya la encuesta Adimark posterior a la que le asignó en octubre un peak de popularidad de 63% hizo caer el apoyo al gobierno a 50%. Otra encuesta de Imaginacción, de comienzos de noviembre, planteó que el 57% sospechaba intervención del gobierno en el proceso electoral de la ANFP. Obviamente esta impresión no constituye una prueba, pero da cuenta de una percepción compartida por un gran sector de opinión. Por lo demás, existían factores objetivos que hacían verosímil la sospecha: la mala relación de Bielsa con el Presidente y las acciones de Colo-Colo que él mantenía en su poder”, precisa al diario La Tercera.

Asimismo, estima que de no haber ocurrido este episodio la popularidad se habría mantenido y lo comprueba con lo dicho por el ministro Laurence Golborne en twitter, cuando dio su apoyo a Mayne-Nichoolls, quien por el contrario aumento su respaldo ciudadano.

“El ministro, después de la entrevista de Bielsa, dijo en un twitter: "Harold Mayne-Nicholls es un gran profesional y un buen amigo. He trabajado con él y sé lo mucho que hace por el fútbol. Todo mi apoyo en estos momentos duros". O sea, Golborne se desmarcó. Fue el único alto dirigente gubernamental que esa mañana hizo explícito su apoyo al presidente de la ANFP y a Bielsa. Esto no fue trivial”, afirmó.

Fontaine cree además que también incide en la caída los conflictos de interés del mandatario, ya que a su juicio eran un flanco vulnerable.

“Pero no cabe duda de que el tema de los conflictos de interés estaba instalado desde hace tiempo y que era un flanco vulnerable del Presidente. Mi impresión es que no le dio al tema la importancia que tenía: lo vio como una cuestión de estimaciones que él podía medir a través de encuestas y que podía neutralizar en sus efectos a su debido tiempo. De hecho, esperó el castigo político para actuar. Entonces, como dice Alfredo Jocelyn-Holt, nos encontramos ante un Presidente que es rápido para todo, menos para vender sus empresas. Demoró demasiado. Tuvo que venir la presión de la dirigencia política para deshacerse de Chilevisión y tuvo que ocurrir lo que ocurrió para que, felizmente, terminara vendiendo sus acciones de Colo-Colo. Lo positivo es que finalmente dio los pasos que debería haber dado antes. De hecho, él mismo en una entrevista reconoció que debería haber despejado antes estos temas”, añadió.

Problemas comunicacionales

Otro de los factores que Fontaine cree que influyen en la baja popularidad de Piñera es el problema comunicacional, pero explica que no es dificultad del aparato gubernativo, sino que del propio jefe de Estado.

“Se le ve demasiado formateado y autoconsciente. Demasiado ansioso en la televisión. Creo que le convendrían menos adjetivos y más sentido del humor. Huidobro decía que el adjetivo que no da vida, mata. No es necesario meter tres adjetivos cada vez que hable. El Presidente necesita menos discursos y más conversación. El tono de conversación permitiría mayor reposo y espontaneidad”, menciona.

Futuros presidenciales

El director del CEP también hace un análisis sobre las mejores figuras de la derecha para enfrentar las próximas elecciones, afirmando que aparecen dos que son el propio Golborne y el ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter.

Fontaine asegura que ambos tienen en común que no vienen de las familias tradicionales chilenas vinculadas a la empresa o a la política.

“Ambos son figuras que han llegado adonde están en función de méritos propios, no de su círculo social. Y creo que tienen una aproximación muy moderna a la política. Golborne viene del Instituto Nacional y  tuvo una brillante trayectoria ejecutiva. Fue muy reconocido por sus pares y tiene una simpatía natural muy transparente en las cámaras. Hinzpeter, por su parte, siendo una figura más política, es muy inteligente y liberal, tal como Golborne. Pero tiene dos desventajas. Primero es RN, y lo natural sería que la siguiente presidencia le correspondiera a la UDI. La segunda es que el cargo de ministro del Interior es de alto riesgo”, sostuvo.

Además, explica que Golborne aparezca como la figura más importante de su sector significa que no sólo es un importante personaje, sino que se le reconoce su liderazgo político.

“(Golborne) demostró empatía con el dolor y capacidad de conducción. Es un atributo importante de líder y generó gran identificación con la gente. Su gran desafío va a ser sostener esa popularidad desde su cargo, como lo hizo Bachelet desde Defensa”, dijo.

Crisis concertacionista

Otro punto en el cual reflexiona es el gran descalabro que muestra la Concertación, afirmando que el conglomerado opositor presenta una crisis enorme y por lo tanto presenta un desafío muy grande.

Uno de ellos es renovarse sin abdicar de su pasado y de los liderazgos que le dieron sentido a su obra.

“La Concertación tiene una parte de su liderazgo, no de su votación, de su dirigencia, que es muy crítica respecto de las obras realizadas por sus gobiernos, pese a que fueron muy buenos. Y eso todavía no termina de decantarse internamente, pese a que los liderazgos que surgen, Andrés Velasco o Carolina Tohá, indican un camino social demócrata.  Parece que por ahí estuviera el camino de los votos. Pero no es un tema resuelto dentro de los partidos. Ahora, esto tiene que ver con un tema que va más allá de la Concertación: el crecimiento de los independientes y el desencanto con los políticos. La mitad del país no se identifica con ninguna coalición”, señaló.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes