Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:41

Información fue dada a conocer por The Jerusalem Post

Lobby de Aznar y llamados de Netanyahu a Piñera retrasaron reconocimiento de Estado palestino y eliminaron alusión a fronteras

por 13 enero 2011

Lobby de Aznar y llamados de Netanyahu a Piñera retrasaron reconocimiento de Estado palestino y eliminaron alusión a fronteras
El influyente periódico israelí hizo estas revelaciones en un artículo donde el líder de la comunidad judía de Chile, Gabriel Zaliasik, abordó la decisión del gobierno chileno de reconocer al Estado palestino. El matutino aseguró que el Presidente Piñera recibió dos llamados del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y que José María Aznar cabildeó en contra del reconocimiento. Ambas situaciones junto a la presión de la comunidad judía local lograron que el jefe de Estado chileno retrasara el anuncio y excluyera mención a las fronteras que complicaba al Estado Judío.

La importante revelación del lobby y presiones a las que estuvo sujeto el presidente Sebastián Piñera para que el gobierno chileno no reconociera al Estado palestino, fue dada a conocer este miércoles por el influyente periódico israelí The Jerusalem Post.

Citando fuentes anónimas en una nota donde el único entrevistado es el abogado y presidente de la comunidad judía de Chile, Gabriel Zaliasink, el periódico afirma que “una importante reunión entre el presidente chileno Sebastián Piñera y el ex primer ministro español José María Aznar –quien es un amigo de Israel y estaba de visita en Chile en ese momento- combinada con la presión de la comunidad judía local y dos llamados telefónicos de madrugada del primer ministro Benjamín Netanyahu a Piñera, lograron posponer el anuncio previsto” del reconocimiento del Estado de Palestina, realizado el viernes pasado.

En el artículo además se afirma que a comienzos de diciembre pasado, cuando Brasil dio su apoyo al Estado palestino, el Presidente Piñera estaba listo para seguir el ejemplo de Lula.

Pero las presiones, el cabildeo de Aznar –quien se juntó con el Presidente el 16 de diciembre- y los llamados de Netanyahu consiguieron que retrasara su decisión y no se pronunciara sobre el tema fronterizo, como sí lo hicieron Brasil y Argentina.

Según Zaliasnik la declaración   no fue una derrota para Israel. Tampoco “una debacle diplomática”, sino más bien una especie de victoria, debido a que el gobierno aceptó la independencia de Palestina pero reconoció el derecho de Israel de contar con fronteras seguras.

Ambos países declararon explícitamente su adhesión a la tesis palestina de las fronteras previas a la guerra de 1967 y la ocupación de Gaza y Cisjordania por parte de Israel.

Por lo mismo, según Zaliasnik la declaración del gobierno de Piñera a favor de Palestina no fue una derrota para Israel. Tampoco “una debacle diplomática”, sino más bien una especie de victoria, debido a que el gobierno chileno aceptó la independencia de Palestina pero reconoció el derecho de Israel de contar con fronteras seguras.

En el texto además se da cuenta de los esfuerzos de Zaliasnik y la comunidad judía para impedir que el Presidente Piñera decidiera reconocer al Estado de Palestina.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes