Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Lo acusan de no contribuir con su “capital político” a una solución

Sectores de la derecha critican ausencia de Golborne en el conflicto de Magallanes

por 13 enero 2011

Sectores de la derecha critican ausencia de Golborne en el conflicto de Magallanes
Aunque La Moneda intentó incluir al titular de Minería en la búsqueda de una salida a la crisis, aprovechando su alta popularidad, la aparición fue rápida e improductiva. Voces en la Alianza estiman que dada la buena evaluación con que cuenta, reafirmada con creces por la última Cerc, tendría que haber asumido un rol más relevante en el tema. En la UDI dicen que no es su área y que ha demostrado ser “absolutamente leal” con el gobierno.

“Un mal comienzo de año para el gobierno”, se lamenta un parlamentario oficialista que acto seguido, y con cierto grado de suspicacia, se corrige: “aunque no para todo el gobierno”. Sus palabras apuntaban al resultado de la última encuesta del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea, dado a conocer este miércoles, y que ubica al titular de Minería, Lawrence Golborne a la cabeza de los cinco políticos con más futuro, por sobre, incluso, de la ex Presidenta Michelle Bachelet con 29 y 28 por ciento respectivamente. Pero también lo coloca como el ministro mejor evaluado del gabinete del Presidente Sebastián Piñera.

Estos datos son observados con cierto grado de envidia, y no de la sana, desde su propio sector. Es allí donde argumentan que el incremento del capital político del ex ejecutivo de Cencosud se ha producido gracias a que no ha “sacado la cara” en ningún episodio difícil de la actual administración, aludiendo particularmente a la crisis magallánica.

Aunque nadie se atreve a decirlo públicamente, la popularidad de Golborne está incomodando cada vez más en ciertos sectores de la Alianza. No sólo porque existe el temor de que se convierta en una carta presidencial, en desmedro de otras figuras con más trayectoria en la política, sino también porque su alta popularidad está dando señales de ser más estable de lo que se esperaba. Si en algún momento se pensó que sería “flor de un día”, ahora extraña que no haya comenzado a desinflarse, pese a los duros episodios que golpearon al gobierno los últimos meses y que se reflejaron con más nitidez en las encuestas CEP y Adimark.

Es aquí donde cobra especial relevancia la crisis que enfrenta La Moneda debido al alza del gas en Magallanes. Por un lado, sectores de la derecha aseguran no entender la forma como el gobierno ha manejado este tema, considerando que parlamentarios de la Alianza le advirtieron al titular de Energía, Ricardo Raineri, que “se estaba menospreciando el impacto político de este problema”. Eso ocurrió en el almuerzo que todos los martes comparten los senadores de RN y la UDI y en el cual participó dicho ministro, el 4 de enero pasado, en el Congreso. Y, por otra parte, existe un grado de molestia, comentado sólo en sordina y particularmente desde RN, con Golborne, porque estiman que no ha puesto su capital político al servicio del gobierno.

Un regalo del cielo

Los más críticos plantean que en ocasiones como la que enfrenta el Ejecutivo por estos días, es cuando se debe utilizar el capital político para contribuir a la solución del problema. Y en relación a la actuación de Golborne en este episodio, un parlamentario advierte que “¡basta de ser tan cara de palo!” y dejarle sólo al gobierno y a Raineri la responsabilidad sobre la complicada situación. En cambio, dice otro parlamentario, parece que el ministro de Minería “descansa sobre la popularidad que ha ganado con el tema de los mineros, que ¡ojo! No es sólo suya, porque en eso el Presidente tuvo harto que ver”.

No falta quien recuerda que el titular de Minería “se salvó por poco”, ya que si la Concertación hubiera aprobado el proyecto que traspasaba la dependencia de Enap a esta cartera, Golborne habría estado en el centro del huracán, con todo su capital político puesto a prueba.

En la misma línea no falta quien recuerda que el titular de Minería “se salvó por poco”, ya que si la Concertación hubiera aprobado el proyecto que traspasaba la dependencia de Enap a esta cartera, Golborne habría estado en el centro del huracán, con todo su capital político puesto a prueba. Por lo que un legislador de RN no duda en afirmar que esa votación fue “un regalo del cielo”.

Mientras que en la UDI estiman derechamente que la presión que se ha puesto sobre el ministro de Minería para que se meta de lleno en el problema es injusta, lo mismo que las críticas que se le hacen desde RN. De hecho, la encuesta Cerc dibujó una gran sonrisa en los rostros de varios dirigentes y la mayoría de los parlamentarios gremialistas. Porque, entre otras cosas, se está generando la sensación ambiente de que la popularidad de Golborne no es pasajera y que realmente se está incubando un candidato presidencial ganador. Por lo mismo discrepan mayoritariamente con sus aliados. Y creen que la postura de sus socios se debe justamente al temor de que pueda dejarlos sin un sucesor de sus filas para reemplazar a Piñera.

En este contexto, la senadora gremialista Evelyn Matthei no sólo manifestó su alegría ante la buena evaluación del titular de Minería en la encuesta del Cerc, sino que además discrepó con quienes desde RN critican que no se haya involucrado más en el conflicto de Magallanes, tras la forzada y tímida aparición que tuvo hace unos días. A juicio de la parlamentaria Golborne “ha mostrado una lealtad absoluta con el gobierno y no me cabe duda que cuando sea necesario arriesgar su capital político, en algún tema de su competencia, lo hará”.

Y un diputado de la tienda no titubea al asegurar que a Golborne “le están haciendo una trampa algunos personeros de La Moneda”. El legislador mira con desconfianza la breve aparición del titular de Minería en el conflicto magallánico, convencido de que dada la mala performance del gobierno, la jugada de incorporar al ministro de Minería sólo podría haberle traído malas consecuencias, por lo que lo que ahora corresponde es que se “submarinee” hasta que se solucione el problema. Asimismo, el legislador afirma que el capital político “debe utilizarse para objetivos racionales y nadie entiende la lógica del gobierno para llegar a este conflicto”. Y añade que en este episodio, de parte del Ejecutivo, “primó la racionalidad económica por sobre la racionalidad política” y que “esto habría funcionado diferente, si se hubiera consultado a los parlamentarios” oficialistas o se los hubiera escuchado cuando advirtieron del alcance que esta situación podría tomar.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes