Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:07

Continúa con su intención de aliarse con la falange

Carlos Larraín busca tender puentes con la DC

por 6 febrero 2011

Carlos Larraín busca tender puentes con la DC
El futuro senador cree que su colectividad puede servir de puente con la falange porque “RN tiene una vocación de amplitud, porque tenemos a gente de diversas procedencias. Por eso es que resulta fácil, por el hecho de que la directiva de RN y los parlamentarios nuestros responden a una cultura humanista cristiana. Por ahí encontramos muchos temas comunes”.

El futuro senador y timonel de RN, Carlos Larraín, nuevamente hizo un guiño a la Democracia Cristiana afirmando que le ofrece un nuevo horizonte de cooperación que pueda cambiar el eje de la política chilena.

Quien a partir de marzo próximo tendrá un asiento en el Senado en reemplazo de quien fuera electo a través de la votación popular y que ahora está en el ministerio de Defensa, Andrés Allamand, asegura que la DC se dará cuenta de la diferencia que tiene con sus socios de la Concertación luego que asuma la presidencia de la corporación el PPD, Guido Girardi.

En conversación con El Mercurio, Larraín afirma que “en el Senado lo más seguro es que el próximo presidente sea el senador Guido Girardi, que es un hombre bastante resuelto y tiene mucha fuerza. Eso me parece auspicioso. Creo que la Democracia Cristiana va a comprobar la diferencia que tiene con sus socios, debido al impulso que el senador le dará a su agenda”.

A su juicio, Girardi lanzó en medio de la campaña un documento con temas que para la DC son difíciles de aceptar como es el caso de las relaciones con el PC, la propuesta de aborto terapéutico, entre otros.

“Hay un núcleo que a la DC le va a generar conflictos internos. Yo siempre apuesto por que la Democracia Cristiana mire más hacia el centro”, sostiene.

Además, cree que su colectividad puede servir de puente con la falange porque “RN tiene una vocación de amplitud, porque tenemos a gente de diversas procedencias. Por eso es que resulta fácil, por el hecho de que la directiva de RN y los parlamentarios nuestros responden a una cultura humanista cristiana. Por ahí encontramos muchos temas comunes”.

Dentro de los puntos de coincidencia con la DC, Larraín explica que su partido no se siente satisfecho con la forma en que está funcionando la economía de mercado en el país, añadiendo que la sociedad chilena estaba siendo monopolizada por el Estado o por el mercado y “dije que nos veíamos como el partido de la sociedad y de la vida comunitaria auténtica”.

“Hay que valorar y mucho la conducta del senador Ignacio Walker y de varios parlamentarios de la DC en la discusión de la Ley de Educación. Ese es un ejemplo de cómo se pueden hacer bien las cosas. Eso yo se lo he planteado varias veces y Walker me respondió que no estaba para ‘mercadeo’. Pero lo que yo le estoy ofreciendo a la DC es un horizonte de cooperación de largo plazo que puede cambiar el eje de la política chilena y terminar con los dos bloques antagónicos que muchas veces esterilizan el uno al otro. Eso si es que nos ponemos de acuerdo en ciertas ideas centrales para conversar. Y eso no es mercadeo. Eso es política de buena cepa”, arguyó.

Voltereta política

Tras las críticas que formuló en su ocasión la Alianza ante la salida de Carolina Tohá de la Cámara de Diputados para asumir la vocería del gobierno de Michelle Bachelet, las cuales llevaron al bloque de derecha incluso a una presentación ante el Tribunal Constitucional, Larraín explica esa posición.

“A nosotros nos ocurrió que las principales figuras políticas estaban dentro del Parlamento, porque estuvimos mucho tiempo fuera del Gobierno. Entonces, esa era nuestra reserva política a la que el Presidente Piñera quiso echar mano, en buena hora, me parece a mí. En segundo término, nosotros reclamamos contra la designación de Carolina Tohá, porque eso fue creado para generar una rotación en el Legislativo. Tanto reclamamos, que fuimos ante el Tribunal Constitucional y resolvió que estaba bien hecho y que era legal lo que había hecho la Presidenta Bachelet. Entonces no podemos ir más allá de lo que dice la Constitución, las leyes y el TC”, sostuvo.

Respecto a si era necesario echar mano a la reserva política en el Congreso, el futuro senador descarta que se trate de una crisis en el gabinete porque “con los resultados que tuvo el Gobierno en 2010, con lo difícil que fue el año, no se puede hablar de crisis. Pero sí me parece que la figura del Presidente, políticamente hablando, un poco solitaria”.

Y agrega que este rebaraje ministerial viene a “arroparlo. No todos los fuegos pueden concentrase en el Presidente de la República, porque termina desgastándose su figura. Yo creo que tiene que estar flanqueado por personas que tengan fuste político y eso se ha ido acentuando con estas dos designaciones. Ya tenía personas con fuste político, pero se ha ido reforzando”.

Liberales v/s conservadores

Ante la consulta de que su llegada al Senado representa el arribo del conservadurismo en desmedro de alguien liberal como era Allamand, Llaraín afirma ser conservador en algunas cosas como la protección de la institución de la familia, pero también innovador en lo que se refiere a potenciar la desconcentración de la riqueza.

“Ahora, ¿es conservador o liberal quien quiere conservar el sistema de mercado tal como está? ¿Seguimos permitiendo la concentración de grandes empresas en el orden de la distribución de alimentos o de la intermediación de productos agrícolas? Eso es liberalismo puro y no me parece que sea bueno para la vida social. Y en eso curiosamente coinciden los hipermercados y los socialistas. Así que lo de liberales y conservadores muchas veces sirve para obviar el estudio a fondo de las ideas políticas. Hay gente que se refugia en las etiquetas para no escarbar más abajo”, mencionó.

El desafío de Piñera

Sobre el desafío del mandatario en términos políticos, el actual concejal por Las Condes dijo que era el de tratar de ampliar la mayoría política y parlamentaria del Gobierno con miras a los próximos desafíos en el Parlamento.

Además, afirmó que es necesario que la Alianza tenga continuidad en el Gobierno y explica que “haremos todas las cosas difíciles, como buen Gobierno de centroderecha, y que luego la Concertación herede todo lo realizado sin que tuviéramos continuidad, sería una pena”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes