Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 02:52

Gestión de Ximena Ossandón

La “reguleque” administración de recursos en la Junji

por 9 febrero 2011

La “reguleque” administración de recursos en la Junji
La entidad no devengó todo el presupuesto autorizado para el 2010. Dineros que podrían haber sido destinados a la reconstrucción de jardines infantiles tras el terremoto no fueron utilizados y un apresurado gasto en el último mes del año es lo que puede apreciar en algunos ítems presupuestarios. Por otro lado, el sueldo de la vicepresidencia de la Junji dejó de ser “reguleque”.

Cuando Ximena Ossandón dejó la vicepresidencia de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), aseguró que había realizado una “gestión muy buena”, algo que el gobierno –a través del Ministro de Educación – validó, al agradecer la labor realizada por la funcionaria. Pero al finalizar el año 2010, la administración del presupuesto deja que desear. No se utilizaron todos los recursos disponibles y en algunos casos, sólo se devengó un 20% del total.

El 29 de diciembre pasado, Ximena Ossandón renunció a su cargo en la Junji, tras una serie de declaraciones desafortunadas. La última y que determinó su salida, fue a través de Twitter, donde dijo: "Mi pega la he hecho bastante bien, ahora la paga es bastante reguleque!! Sniff". $3.7 millones es lo que recibía de sueldo. El nuevo vicepresidente de la institución –con calidad de provisional y transitorio– es su ex asesor Hernán Ortiz, quien recibe $5.7 millones de pesos de remuneración bruta, según la información entregada a través del portal de la institución.

Lo que no se utilizó del presupuesto 2010

El caso más emblemático se produce en los recursos destinados para la “reconstrucción de jardines infantiles dañados por el terremoto”. Aquí se utilizó sólo un 19,8% del dinero disponible. El presupuesto 2010 alcanzaba a los $829.423.297 en este ítem, pero el gasto realizado durante el año sólo llegó a los $161.555.247.

Los “bienes de consumo”, corresponde a bienes y servicios de consumo no personales, “necesarios para el cumplimiento de las funciones y actividades de los organismos del sector público”. El dinero es dirigido a “establecimientos educativos Junji de administración directa y para los requerimientos necesarios de la gestión de oficinas”, aseguran en la institución. Sin embargo, al 30 de noviembre del 2010, Ossandón sólo había utilizado un 31,6% de estos recursos y fue sólo a fines de diciembre que la cifra aumentó a un 78%. Esto significa que de los $14.511.464 del presupuesto autorizado, se devengaron sólo $11.302.712.

Las “transferencias de capital” es donde “se transfieren recursos a los municipios y entidades sin fines de lucro, que cumplen con requisitos exigidos de normativa técnica Junji”, como explica el organismo. Agregando que el dinero es utilizado para “terminar la construcción de los establecimientos que iniciaron procesos años anteriores y que por convenio vigente, hay que terminar de financiar”.

De los recursos destinados para la “reconstrucción de jardines infantiles dañados por el terremoto”, se utilizó sólo un 19,8% del dinero disponible.

El presupuesto autorizado para “trasferencias de capital” el 2010, era de $55.787.789 y al 30 de noviembre de ese año, sólo se había devengado un 68%. Un mes después la cifra aumentó, alcanzando los $40.627.504.

En ninguno de los ítems restantes se utilizó el 100% del presupuesto autorizado. Frente a esto, la Junji asegura que: “Los recursos no utilizados son destinados a pagar los compromisos contractuales pendientes para el año 2011”. Esto significa que aquellos proyectos que se encuentran en ejecución (iniciados el 2010 y vigentes el 2011), podrían contar con este dinero. Pero si no se da esta situación, al cambiar el año –y con la llegada de un nuevo Presupuesto– la Junji pierde lo que no utilizó el 2010.

Esta información fue solicitada a través de la Ley de Transparencia y el detalle del presupuesto autorizado y devengado en el 2010, se puede ver en los documentos adjuntos.

Sueldo no “reguleque”

Si Ximena Ossandón consideraba su sueldo de $3.7 millones “reguleque”, Hernán Ortiz –actual vicepresidente ejecutivo de la Junji – no puede decir lo mismo. Ortiz tiene al mes, una remuneración bruta de $5.744.920 y además, recibió entre junio y octubre del año pasado, $1.3 millones por función crítica, aumentando a $1.6 millones en noviembre y diciembre.

El pago por función crítica, se realiza a aquellas personas que sean relevantes o estratégicas para la gestión de la respectiva institución. Por la responsabilidad que implica su desempeño y por la incidencia en los productos o servicios que éstos deben proporcionar. El monto varía en cada caso y el que recibió Ortiz, fue autorizado por Ossandón, el 18 de agosto del 2010.

Por otro lado, al vicepresidente de la Junji se le pagó –entre junio y diciembre del 2010, cuando era asesor de Ximena Ossandón– alrededor de 700 mil pesos todos los meses, por el pago de horas extras diurnas y nocturnas. Esta información también se obtuvo a través de la Ley de Transparencia.

El monto total que recibió Ortiz los últimos meses del 2010, logró alcanzar los $7.7 millones. Casi la misma cifra que recibe el Presidente Piñera, quien tiene una remuneración bruta mensualizada de $7.697.453.

Hernán Ortiz es RN y ex auditor del Ministerio de Educación. También fue uno de los artífices de la acusación constitucional que en 2008 provocó la salida de Yasna Provoste en el Mineduc. El cargo de vicepresidente ejecutivo, lo ocupará hasta que se designe a alguien a través del Sistema de Alta Dirección Pública. La nómina de candidatos elegibles ya fue enviada a la autoridad –en este caso el Ministro de Educación – pero no se ha pronunciado al respecto.

Hernán Ortiz se negó a hablar sobre el presupuesto 2010 y de su sueldo. Ximena Ossandón no fue encontrada para conocer su versión de los hechos.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes