Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:57

Pacientes infértiles se declaran ‘enfermos’ y crean agrupación

por 5 marzo 2011

Pacientes infértiles se declaran ‘enfermos’ y crean agrupación
Según estudios recientes en Chile, un 4% de las mujeres en edad fértil (15-50 años), necesitará de tratamientos de tecnología avanzada para resolver su infertilidad. Así, se espera que más de 5.000 parejas al año necesiten métodos de fertilización asistida en nuestro país.

Unos 50 pacientes infértiles se reunieron en la Casa de la Cultura de Quinta Normal, lugar donde conformaron la Agrupación “Queremos Ser Padres”, proyecto que busca ir en ayuda de parejas con problemas de fertilidad.

Actualmente, en el país el 10% de las parejas en edad fértil tiene dificultades para tener hijos, pero una minoría tiene acceso real a las técnicas de reproducción asistida. “Esta falta de acceso es principalmente debido al alto costo de estos tratamientos”, afirmó en la oportunidad Patricia Ramírez, vocera de la Agrupación.

Según estudios recientes en Chile, un 4% de las mujeres en edad fértil (15-50 años), necesitará de tratamientos de tecnología avanzada para resolver su infertilidad. Así, se espera que más de 5.000 parejas al año necesiten métodos de fertilización asistida en nuestro país.

Uno de los objetivos más importantes de esta entidad, será educar a la población en reconocer a la infertilidad como una enfermedad.  En 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció la infertilidad como una enfermedad y la definió  como la ausencia de embarazo tras 12 meses de relaciones sexuales sin anticoncepción.

“Este es un hecho muy importante, porque la infertilidad se transforma en una enfermedad como cualquier otra y deja de tener el calificativo de medicina de lujo que tuvo en décadas anteriores y pasa a ser parte de los derechos sexuales y reproductivos amparados en nuestra constitución”, explicó Ramírez.

Posibilidades de Tratamiento

En Chile, uno de los programas con financiamiento estatal más importante está a cargo del Instituto de Investigación Materno Infantil de la Universidad de Chile (IDIMI) que atiende actualmente a 250 parejas al año, con una lista de espera de aproximadamente 1 año.

De igual forma, hay centros privados que realizan procedimientos de alta complejidad con atención Fonasa en regiones; uno en Viña y otro en Concepción, con alrededor de 50 cupos cada uno. Clínicas privadas que realicen estos procedimientos también existen, pero debido al elevado costo del tratamiento, son muy pocas las parejas que pueden acceder.

“Los procedimientos requieren de alta tecnología, hormonas específicas y personal calificado. Todo esto tiene un costo que puede llegar a bordear los 3 millones 500 mil pesos por intento de embarazo. Una cifra inalcanzable para la mayoría de las familias, cuyo ingreso promedio es de $300 mil pesos”, afirma la portavoz del organismo.

En ambos sexos existen muchas causas de infertilidad.  “En el caso de la mujer las principales causas son condiciones como ovario poliquístico, endometriosis y principalmente, el efecto de la edad.  En el hombre, alteraciones de los espermatozoides por razones genéticas o infecciosas”, explica el doctor Juan Enrique Schwarze, especialista en Reproducción Humana y secretario de la Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva.

La infertilidad es una enfermedad que si no se trata, tiene importantes repercusiones psicológicas a nivel individual y de pareja.  “El no poder lograr algo supuestamente tan natural como embarazarse deteriora la autoestima tanto de la mujer como del hombre.  Surgen culpas y la presión del entorno empeora la estabilidad emocional de la pareja, dentro de una sociedad en la que el núcleo de familia es altamente valorado", explica la psicóloga Irene Furman, del Programa de Fertilización Asistida, Unidad de Medicina Reproductiva del IDIMI, Universidad de Chile.

En Chile, en los últimos 40 años, la tasa de fecundidad ha caído de 3.5 a 1.8 hijos por mujer, cifra que se encuentra por debajo de la llamada “tasa de recambio”, necesaria para renovar la población actual. Este hecho resulta paradójico, dado que existe una necesidad de las parejas infértiles que no está cubierta.

Para los miembros de la Agrupación Queremos Ser Padres, el objetivo más importante es entregar a las parejas mayor acceso a los tratamientos de reproducción asistida, aumentando los casos financiados por Fonasa y evitando que las parejas sean discriminadas por las Isapres.

“Queremos ser la voz de los sin voz e invitar a todos los que se interesen a ser parte de nuestra Agrupación. Por ahora, pueden unirse a través del Facebook ‘Queremos Ser Padres’ y pronto a través de nuestra web, donde encontrarán información, apoyo y lo más importante, experiencias de vida que nos hacen comprender que no estamos solos en esta lucha. Somos miles los que llevamos esta enfermedad en silencio” concluyó Ramírez.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes