Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Devolvió por segunda vez el sumario para que se apliquen sanciones

Contraloría no cree en la inocencia del administrador de la Presidencia por anomalías en Vitacura

por 16 marzo 2011

Contraloría no cree en la inocencia del administrador de la Presidencia por anomalías en Vitacura
Aldo Sabat, hermano de Pedro, el histórico edil de Ñuñoa, fue imputado por reunirse anticipadamente con la empresa del ex ministro Javier Etcheberry antes de que se resolviera una licitación por servicios informáticos, que coincidentemente la firma ganó. El organismo fiscalizador busca que se le descuente el 5 % de su sueldo por estas anomalías. Igual sanción tiene Gustavo Aris, actual jefe de finanzas de la Subdere.

La Contraloría devolvió por segunda vez el sumario enviado por la Municipalidad de Vitacura que estableció que el actual administrador de la Presidencia, Aldo Sabat, carecía de responsabilidad en un caso de tráfico de influencias para una licitación pública.

El organismo fiscalizador, a través del dictamen 7.203 de febrero pasado, estimó que sobreseer de los cargos a Sabat y otros funcionarios y no aplicar las sanciones propuestas en la formulación de cargos, no se apegaba a la ley (ver documento adjunto).

El caso refiere a reuniones con la empresa del ex ministro del MOP, Javier Etcheberry, en un concurso para proveer servicios informáticos a la comuna de Vitacura, donde Sabat era el administrador municipal y brazo derecho del edil Raúl Torrealba.

Aldo Sabat es hermano de Pedro, el histórico alcalde de Ñuñoa y antes de este sumario se vio envuelto en otro hecho, luego que el mediático coronel (R) de Carabineros Pedro Valdivia triangulara servicios de su empresa con la Municipalidad, con la que el funcionario de la Presidencia también tenía una relación comercial.

Ingeniero comercial y administrador público, Sabat es independiente pro RN y fue candidato a diputado en 2001 por el distrito La Granja, Macul, San Joaquín, pero no fue electo.

Para los efectos reales, la devolución del sumario, por segunda vez, implica una orden tácita de que los hechos están acreditados y Sabat debiera ser sancionado con el 5% de su sueldo en beneficio fiscal.

Para los efectos reales, la devolución del sumario, por segunda vez, implica una orden tácita de que los hechos están acreditados y Sabat debiera ser sancionado con el 5% de su sueldo en beneficio fiscal.

Junto a Sabat también fue imputado Gustavo Aris con la misma sanción, quien también fue sobreseído de responsabilidad.

Los hechos ocurrieron en 2009, cuando Aris era el secretario comunal de Planificación y Coordinación de Vitacura. Actualmente es el jefe de División de Administración y Finanzas en la Subdere regional.

Este diario intentó obtener una versión de Sabat, pero no hubo respuesta.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes