Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:18

Enrique Correa, ex ministro y cercano al mundo católico

"La crisis de la Iglesia chilena pasa por haber girado a la agenda moral con los pies de barro"

por 14 abril 2011

Para el dueño de la consultora Imaginaccion, los conflictos internos que vive el mundo eclesiástico nacional no derivan solamente de los casos de pedofilia y abuso sexual, sino también del “viraje” que realizó la institución religiosa a comienzos de la década del 90. Cuando, a su juicio, abandonó los temas sociales y se acercó a los tópicos conservadores y morales. Y lo hace, “mientras en su trastienda ocurrían perversiones peores que la Iglesia censuraba en la sociedad”, sostuvo.

Enrique Correa es cercano a la iglesia Católica. Fue formado bajo su alero e incluso quiso ser sacerdote. Estuvo un año en el Seminario Pontificio. Por tal motivo, los temas eclesiásticos no le son indiferentes. Más aún, cuando la institución que lo formó esta sumergida en una profunda crisis.

Para el ex ministro y  dueño de la consultora Imaginaccion, los conflictos que vive actualmente la iglesia Católica tienen su origen a comienzos de la década del los 90. Cuando a su juicio, la institución religiosa decidió abandonar los temas sociales y relacionados con los derechos humanos, para privilegiar los tópicos conservadores y morales.

En entrevista con radio Duna, sostuvo “este es un costo provocado por un giro que se hizo hace 15 años y que tiene que ver con dejar de lado los derechos humanos, la agenda social y puso en primer lugar la agenda valórica, moral. Fue un tránsito erróneo”.

“El viraje a temas más conservadores –agregó Correa-  tuvo un efecto muy negativo con el prestigio de la iglesia. Tenía pie de barro, porque en la trastienda ocurría perversiones peores que la Iglesia censuraba en la sociedad”.

Para salir de este traspié, dijo, “la Iglesia tiene que dejar de ser normativa y ser nuevamente una iglesia comprensiva (…) tiene que tener una apertura a los dramas reales de la gente y abandonar la monopolización de lo moral y el discurso disciplinario”.

Alma

De acuerdo a su entender, la crisis de la iglesia chilena “es parte de la crisis de la iglesia mundial, es un capitulo de esta” y existen “dos asuntos muy profundos” que la afectan.

“Uno, es una herida muy seria en lo que pudiéramos llamar el 'alma' de la iglesia y otro dice relación a los vínculos de la iglesia con la sociedad, en cómo la sociedad mira a la iglesia”, explicó.

En esa línea, aseguró que la iglesia “está sufriendo una crisis de credibilidad gigantesca. Entonces, por un lado, su alma está herida y, por otro, la gente le cree menos".

Y, por tanto, ante un crimen como la pedifilia, dijo, “no hay otro camino que poner rápidamente los antecedentes en mano de los tribunales ordinarios, un crimen tiene un solo camino que sea canalizado, juzgado, investigado y que sea objeto de un fallo de los tribunales ordinario”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes