Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Iglesia Católica llama a evitar 'posturas confrontacionales' por HidroAysén

por 18 mayo 2011

Iglesia Católica llama a evitar 'posturas confrontacionales' por HidroAysén
"Nos interesa estimular un diálogo serio, abierto e informado, evitando posturas confrontacionales, procurando un sano discernimiento para la acción y el compromiso ciudadano en un ámbito que nos interpela a todos", sostuvo el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal.

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal emitió este miércoles una declaración en la que llamó al "diálogo serio", y a evitar "posturas confrontacionales" en torno al proyecto HidroAysén.

En el texto, los obispos afirmaron que "ante el debate público y la demanda social que se ha suscitado tras la aprobación de la construcción de represas en Aysén, en torno a las políticas y la institucionalidad medioambientales en Chile, queremos contribuir con una reflexión en torno a un asunto relevante y urgente".

"Nos interesa estimular un diálogo serio, abierto e informado, evitando posturas confrontacionales, procurando un sano discernimiento para la acción y el compromiso ciudadano en un ámbito que nos interpela a todos", añadieron.

Asimismo, manifestaron que "con el Papa Benedicto afirmamos que 'hoy se puede mejorar la eficacia energética y al mismo tiempo progresar en la búsqueda de energías alternativas. Pero es también necesaria una redistribución planetaria de los recursos energéticos, de manera que también los países que no los tienen puedan acceder a ellos. Su destino no puede dejarse en manos del primero que llega o depender de la lógica del más fuerte'".

A continuación plantearon que el "dilema" que presenta un proyecto energético es "cómo compatibilizar el respeto por el medio ambiente -como un hogar humanamente habitable para todos- con la creciente demanda por la energía. Este dilema es fundamentalmente ético porque implica decisiones que afectan, a corto y largo plazo, la calidad de vida de todo un país".

A renglón seguido, enfatizaron que "una decisión basada sólo en intereses económicos es éticamente inaceptable y deplorable porque constituye una mezquina burla de la sociedad. Por el contrario, una respuesta humanizadora al desafío energético requiere un diálogo en el que todas las personas y comunidades, especialmente los más involucrados y afectados por las iniciativas, puedan participar y sus opiniones sean tenidas en cuenta para las decisiones que les afectan".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes