Los “ejecutivos de cuenta” de Larroulet para tratar de reposicionarse en el Congreso - El Mostrador

Lunes, 18 de diciembre de 2017 Actualizado a las 13:55

El nuevo sistema de coordinación para los diputados

Los “ejecutivos de cuenta” de Larroulet para tratar de reposicionarse en el Congreso

por 22 septiembre, 2011

Los “ejecutivos de cuenta” de Larroulet para tratar de reposicionarse en el Congreso
Desde que se le encargó al titular de la Segpres mejorar la relación entre los parlamentarios oficialistas y el Ejecutivo, el otrora llamado “Böeninger de la derecha” ha hecho notorios esfuerzos para recuperar sus antiguos activos: el manejo legislativo y la capacidad negociadora. Algunos especulan que tanto esmero más tiene que ver con tratar de asegurar su cargo, en medio de la permanente baja del gobierno en las encuestas. Para otros es un ministro que “está haciendo lo que otros no hacen, que es mejorar las relaciones entre el gobierno y los parlamentarios”.

El miércoles 14 de septiembre, mientras en el Congreso ya se respiraba el ambiente diciochero, el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, estaba abocado a la tarea de generar vínculos más estrechos entre su cartera y los parlamentarios oficialistas.

La necesidad de una mayor coordinación no era nueva, se venía arrastrando desde hace meses, incluso era uno de los principales reclamos de los partidos gobiernistas antes del último cambio de gabinete. Para la UDI y RN había quedado de manifiesto la evidente descoordinación entre el Ejecutivo y sus legisladores. Y, en tal sentido, las críticas recayeron sobre quien es el principal responsable de esa tarea: el titular de la Segpres. Así, tras meses de análisis sobre cómo superar esta debilidad se decidió crear un sistema según el cual un funcionario de la Segpres se encarga de generar una relación permanente entre la cartera y varios diputados oficialistas. Se los bautizó con el insólito apelativo de “ejecutivo de cuentas”.

Apenas se supo el mismo miércoles en la tarde que se estaba concretando la tan esperada fórmula de coordinación directa entre el Ejecutivo y los parlamentarios oficialistas, la noticia corrió por los pasillos del Congreso. Y a la par surgieron las especulaciones acerca de las razones que habría tenido el otrora llamado “Böeninger de la derecha” y fundador del alicaído think tank Libertad y Desarrollo, para echar a andar justo ahora este proyecto.

Una de las tesis que más se repite es que dadas las malas cifras de las encuestas “la posibilidad de un cambio de gabinete siempre está presente, aunque sólo Piñera puede decidir si lo hace o sigue aguantando el chaparrón con el mismo equipo sin responsabilizar a nadie”. Y no faltan los que hacen ver que las cifras tampoco acompañan al titular de la Secretaría General de la Presidencia en la última encuesta Adimark, donde marcó un 50 por ciento de aprobación. Por lo que se reflexiona medio en serio y medio en broma que el ministro estaría “tirando toda la carne a la parrilla, para asegurar su continuidad en el cargo”. En La Moneda le bajan el perfil al tema y aseguran que si en algún momento Larroulet enfrentó la queja de los parlamentarios por falta de coordinación, eso ya quedó en el pasado.

ATENCIÓN PERSONALIZADA

Lo concreto es que el 14 de septiembre, cerca del medio día, el ministro se reunió con los jefes de las bancadas de RN y la UDI, diputados Cristián Monckeberg y José Antonio Kast, respectivamente, y un grupo de funcionarios de su cartera. En la cita les dio a conocer la implementación del nuevo sistema de coordinación entre los legisladores de sus respectivos partidos. En la práctica se trata de que un “ejecutivo de cuentas” tendrá a su cargo a varios parlamentarios a quienes, según los propios beneficiados, le entregará las herramientas de contenido para manejar los diferentes temas a nivel distrital. También lo apoyarán en relación con los proyectos que le interesa a cada diputado sacar adelante, aclarar dudas e inquietudes, y ayudarlo a implementar su agenda en sus respectivas zonas, entre muchas otras cosas relacionadas con materias propias de su cargo.

El 14 de septiembre Larroulet se reunió con Cristián Monckeberg, José Antonio Kast y un grupo de funcionarios de su cartera. En la cita les dio a conocer la implementación del nuevo sistema de coordinación. En la práctica se trata de que un “ejecutivo de cuentas” tenga a su cargo a varios parlamentarios.

Cada “ejecutivo de cuenta” tendrá a su cargo más de un parlamentario y se les asignó por distintas particularidades, ya sea afinidad personal, por coincidencia de partido, por zonas que representan, entre otras. Son siete los funcionarios del ministerio que se abocarán a esta tarea: seis de ellos pertenecen a la División de Estudios de la cartera y uno a la División de Relaciones Políticas e Institucionales de la Segpres. Algunos de los “ejecutivos de cuenta” son el jefe de la División de Estudios, Gonzalo Blümel; Aldo Cassinelli, Cristián Pertuzé, Carolina Infante e Isabel Pla.

ESCEPTICISMO

En el gobierno sostienen que ésta es una medida entre “muchas otras” que ya se han implementado para mejorar la coordinación entre el Ejecutivo y sus parlamentarios y que ahora, a diferencia de hace unos meses, no existirían quejas en esa área porque “se han ido subsanando de a poco”. A este respecto, un inquilino de Palacio se lamenta de que los diputados reclaman por falta de coordinación, pero lo cierto es que “cuando se hacen actividades para que estén informados sobre temas que se supone les interesa, no asisten”.

En todo caso, el pronóstico que hacen los parlamentarios del nuevo sistema que se está implementando tampoco es del todo positivo. Algunos creen que no es muy novedoso y más de alguno se burló del nombre que se eligió para los asesores, ya que pocos cuenta correntistas están felices con sus “ejecutivos de cuenta”. “No vaya a pasar lo mismo con estos asesores. Que, al final, no nos gusten porque no sirvan para nada”, dice un legislador muerto de la risa, pero que acto seguido añade que “hay que ver como resulta”. El problema que algunos vislumbran es que no todos conocen bien a los diputados tendrán que asesorar, por lo que el proceso de “ir agarrando confianza puede ser lento”, especula un legislador de entre los beneficiados con el mecanismo. Por lo pronto, los ejecutivos estarán disponibles en todo momento para sus respectivos diputados y los días miércoles incluso viajarán al Congreso a Valparaíso.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)