Chile: ¿perderán los estudiantes el año escolar? - El Mostrador

Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Chile: ¿perderán los estudiantes el año escolar?

por 6 octubre 2011

BBC Mundo
Chile: ¿perderán los estudiantes el año escolar?
Tras de 5 meses de paros, marchas y manifestaciones -como la de este jueves- hay estudiantes universitarios en Chile con riesgo de perder el semestre que termina este viernes. ¿Qué pueden hacer?

En Chile, los estudiantes y el gobierno, pese ha haber realizado dos mesas de diálogo, no han podido destrabar una crisis de cinco meses que ha contado con disturbios, marchas y manifestaciones diversas en todo el país, incluyendo una convocada este jueves poco después de que las conversaciones fracasaran de nuevo.

El tema central para los estudiantes es iniciar un proceso de reformas que permita garantizar la educación gratuita, ya que se estima que la de Chile es una de las más onerosas de la región.

En tanto, el gobierno de Sebastián Piñera ya anunció un aumento del presupuesto para el sector educativo para el próximo año, de 7,2% que sería el "más alto en la historia del país".

Sin embargo, un problema de fondo que enfrentan muchos estudiantes –solidarizados o no con las protestas- es la pérdida de clases.

Este viernes se termina el primer semestre de 2011 en las universidades y muchos alumnos han tenido un importante número de ausencias como resultado del conflicto.

De ahí que tras casi cinco meses de paro, manifestaciones y marchas, muchos estudiantes en Chile enfrentan un dilema: seguir con la protesta en procura de la gratuidad de la educación, o empezar a preocuparse por no perder el año.

"Nuestra Escuela de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de Chile ha tenido a sus alumnos en paro desde fines de junio. En ese momento ya habían concluido las clases del primer semestre y faltaban por tomarse los exámenes finales", señaló a BBC Mundo el profesor de dicho centro, Patricio Poblete.

"Afortunadamente, a fines de agosto y viendo que el paro se prolongaba mucho más de lo que nadie había imaginado, pudimos llegar a un acuerdo con los estudiantes para tomar esos exámenes durante el mes de septiembre, con lo cual conseguimos cerrar el primer semestre", agregó.

Fórmulas

No todos los centros de educación superior han logrado conseguir lo mismo.

Aunque la legislación chilena exige al menos 16 semanas de clases para avalar un semestre académico, una consulta a diferentes académicos en universidades públicas y privadas (quienes en su mayoría pidieron la reserva de su nombre porque no querían hablar por su institución), reflejó que hay amplias diferencias en cuanto a la cantidad de clases perdidas.

Mientras que en algunas carreras o universidades se trató de meses de paro, en otros fueron algunos pocos días fácilmente recuperables.

Aunque hubo cátedras en las que aprovechando que el profesor era partidario de las manifestaciones donde se dieron acuerdos para la recuperación del curso.

Sin embargo, surge la pregunta de si en medio de una constante suspensión de clases pudo haberse dado algún aprendizaje en las aulas. Es decir ¿qué aprendieron los estudiantes?

"No cabe duda que los estudiantes que han participando activamente en las movilizaciones han adquirido personalmente habilidades de liderazgo, organización, trabajo en equipo, etcétera; habilidades que normalmente como escuela necesitamos desarrollar en ellos", responde Poblete.

No obstante, reconoce, que "en los aspectos más propios de su disciplina, en general éste ha sido un período en que se ha avanzado poco o nada, excepto aquellos alumnos que individualmente se han dedicado al auto aprendizaje".

De ahí que algunas escuelas en la Universidad de Chile estén considerando diseñar alternativas, como la incorporación de "espacios libres" para que los estudiantes puedan participar en actividades de protestas, marchas o manifestaciones durante el curso de la segunda mitad del año escolar.

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) aprobó con una votación mayoritaria de sus miembros extender las protestas al próximo semestre, que empieza la semana que viene, mientras que simultáneamente dialogó con el gobierno por una salida.

No obstante, la situación para algunos sectores estudiantiles sigue siendo preocupante. Sobre todo porque la falta de asistencia al aula podría significar la pérdida de becas para quienes tengan dicha ayuda económica, comentó a BBC Mundo el presidente del centro de estudiantes de Concepción, Guillermo Peterson.

Por ello, el Consejo de Rectores ha solicitado al Ministerio de Educación de Chile que flexibilice los plazos de asistencia este año lectivo, que consideran ha contado con eventos excepcionales.

Problema no secundario

Las protestas estudiantiles no sólo se limitan al sector universitario, pues muchos alumnos de secundaria han participado activamente a lo largo de estos meses de conflicto.

Algunos institutos de secundaria, públicos y privados, incluso han tenido tomas por parte del estudiantado, lo que también ha generado la pérdida de cases.

El gobierno anunció un plan de contingencia de clases para evitar que se perdiese el año en este estrato de la educación del país.

Según las autoridades más de 180.000 jóvenes se inscribieron en el programa, que dejó de recibir postulantes el pasado fin de semana.

"Aún quedan unos 50.000 estudiantes con problemas (de perder el año)", dijo a los medios el subsecretario de Eduación, Fernando Rojas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes